Actualidad

Polémica

Galgos que mueren y se pierden a manos de protectoras, y otros casos similares

Porque la realidad del galgo en nuestro país es mucho más extensa de lo que hemos visto últimamente en televisión. Porque no hay que creer todo lo que se nos cuenta, y hay que saber dónde y cómo buscar para conocer la realidad del galgo y todo lo que hay detrás de algunas protectoras. Este reportaje es, ahora más que nunca, imprescindible.

06/05/2019 0:52:06 | CdC | Archivado en:  PolémicaGalgos.

Galgos
Galgos
A ester galgo lo mató el perro de una voluntaria
Galgos
Galgo atropellado

¿Sabías que cada día se pierden galgos, además de perros de otras razas? ¿Y si te decimos que una gran mayoría los pierden las protectoras, los voluntarios de estas y los adoptantes? Y en ocasiones, esas pérdidas acaban en muerte para esos galgos.

A continuación, abrimos una puerta que ha permanecido férreamente cerrada para mostrarte que no todo es lo que parece, y que el galgo sufre y padece a y por causa de algunas protectoras. Sufre violentas muertes, atropellos, extravíos, devoluciones.

En el siguiente reportaje comprobarás que aquellos que más ferozmente critican al cazador intentan ocultar una realidad a través de la cual los galgos que dicen «salvar», muchas veces son condenados a morir atropellados tras perderlos o incluso, como veremos a continuación, son matados cruelmente por otros perros de voluntarios.

El escandaloso caso del adoptante que quiere un cachorro

Nos venden los refugios como lugares para la ayuda de los perros abandonados. Donde se desviven por buscar un hogar a los animales que por lo pasan. Y, un buen día, nos encontramos con esto: «Hola, la galguita que íbamos a adoptar ha sufrido un accidente, ¿alguien sabe de alguien que tenga cachorrillos en adopción?».

Este mensaje nos puso a investigar qué es lo que oculta la realidad de muchas adopciones de esos galgos, amén de otras muchas razas, por las que las protectoras inundan las redes sociales y páginas web pidiendo donativos y ayudas económicas. Y las conclusiones a las que hemos llegado han sido demoledoras, pero la principal es que un buen número de perros adoptados, sobre todo galgos, que parecen dejar más beneficio en estas protectoras, acaban muy mal tras la adopción. Acaban perdidos, muertos, atropellados o simplemente devueltos. A parte de que muchas protectoras ofrecieron un cachorro de las muchas camadas que se encontraban en ese momento en ellas. Hay quien subraya que los cachorros son puros. ¿Si la madre es adoptada, ¿Cómo puede saberse esto? Cuando menos, curioso.

Esta es la realidad que envuelve a algunas protectoras que te piden tu dinero para ayudar a esos perros.

Perros escapados y atropellados

Resulta alarmante el número de casos que hemos encontrado en los que los galgos se han escapado de sus casas de acogida, voluntarios y protectoras. El primer ejemplo lo tenemos en este mismo post con el que empezábamos.

Dos comentarios más abajo, alguien pregunta «¿Qué le ha pasado?», ante el anuncio de que «la galguita que íbamos a adoptar ha sufrido un accidente». La respuesta de esa misma persona es la siguiente: «Se escapó de la casa de acogida, tenía miedo de otros perros y… atropelló». A pesar de la confusión gramatical del mensaje, si seguimos el hilo, el mismo supuesto adoptante confirma que la perra «falleció en el acto».

Más común de lo que se puede imaginar

Ante el gran número de casos en los que galgos que se entregan en adopción, que se entregan a voluntarios o casas de acogida han sufrido un fatal desenlace, nos preguntamos ¿Por qué esto se ha mantenido tanto tiempo oculto? ¿Dónde está la responsabilidad de todas estas muertes y pérdidas?

Porque, como decimos, no es algo aislado.

Este es el texto de otra publicación que hemos encontrado:

-«Tercera o cuarta vez que se le escapa… «Buenas noches vecinos, se ha perdido esta galga en Polinya. Su nombre es Lola. Última vez vista en…».

Y, como este, muchísimos casos publicados en las últimas semanas. En la galería de fotos de esta noticia dejamos algunos de ellos.

La culpa nunca es de ellos

Pero nunca reconocen su responsabilidad en la pérdida de esos galgos, o en su muerte. Al contrario, estas asociaciones animalistas y protectoras siempre buscarán justificación en que la culpa es de los de siempre: de los cazadores.

Frases como «Muchos vienen con miedos, traumas y un historial de palizas histórico» intentan escurrir el bulto. Pero hay algo ante lo que no pueden intentar mentir: muchos de estos galgos se les han escapado a los mismos voluntarios de las protectoras, o incluso a los responsables de las mismas protectoras, como hemos recogido en varios casos.

Uno de los ejemplos que ilustra esto es el de Gitana, una galga que la Asociación Protectora de Animales y Plantas de Ayamonte perdió porque «escapó a la vuelta de un paseo por la protectora».

Desgraciadamente, podemos encontrar casos como este solo con dar un repaso a las páginas en redes sociales de distintas protectoras. Hemos hablado con Félix, un experto galguero, propietario de varios ejemplares, que ha arrojado luz a las mentiras de las protectoras al intentar esquivar responsabilidades. Nos ha comentado que el galgo es un perro singular: «No confían en nadie que no sea su dueño. Cuando muchos de estos perros llegan a las protectoras, lo hacen después de haber sido robados, sacados de su entorno habitual. Cuando los utilizan para correr o furtivear, estos perros escapan buscando a sus propietarios. Si llegan a estas protectoras, tienen varias posibilidades: que escapen a la menor oportunidad, puesto que mucha de esta gente no sabe manejar a estos perros, o, como sucede en muchas otras ocasiones, que los adoptantes sean los responsables de la pérdida o la muerte del animal».

Una casa de acogida pierde un galgo y la culpa es… ¡de los cazadores!

Lo que nos dice Félix lo vemos reflejado en otro caso totalmente real que hemos encontrado en la página de Black Galgo en Facebook. Hace solo unos días, una de las casas de acogida perdió a Boro, un macho de 10 años. Las excusas empiezan a repetirse por el hilo de este post, intentando justificar que han perdido a otro de los perros que pretenden proteger, condenándolo, posiblemente, a una muerte por atropello.

-«No podemos culpabilizar a nadie, estos animales vienen de una situación muy mala, con muchos miedos por el trato que han tenido y con cualquier cosa se pueden asustar por muchas precauciones que se tengan, no son animales fáciles y nos podría haber pasado a cualquiera».

Si se lo roban a un cazador, es abandono; si lo pierde una protectora, es ‘inevitable’

Cuando un galguero pierde un perro o se lo roban, es un asesino maltratador que abandona a sus perros. Cuando una protectora pierde un perro, es algo que le puede pasar a cualquiera…

Pero sigamos de cerca el caso de Boro. Dos días después, el perro aparece. Pero lo hace junto a una factura de 150 euros de veterinario por «daños leves, tres costillas rotas y una urgencia en el hospital donde le han hecho pruebas para descartar lesiones más graves».

En el post, por supuesto, no faltan las vías para que todo aquel que crea la historia ingrese sus donativos, ya sea por PayPal o ingresando en cuenta. Después de perder al perro y que apareciera con tres costillas rotas, publican un post en el que piden donaciones para pagar los gastos de su irresponsabilidad.

Y hay quien pica y adelanta que efectuará un donativo.

Casos flagrantes: se pierde un galgo con la pata amputada

De entre los casos más llamativos, encontramos el de Tango. Un galgo recién operado que perdieron sus adoptantes recién operado tras amputarle la pata izquierda trasera. Aún estamos preguntándonos cómo se puede perder un perro recién amputado.

Un caso que apareció en la prensa local de Ceuta es el de Merlín. Bajo una redacción posicionada y nada objetiva, El Faro de Ceuta habla de la «búsqueda desesperada de Merlín», un galgo adoptado en la protectora de Ceuta. Lo escandaloso del caso es que el supuesto periodista dice lo siguiente: «Este animal es uno de los que se rescataron en la Península después de haber sido abandonados. Cuando Merlín fue adoptado se le abrió una segunda oportunidad en la vida, después de tanto sufrimiento marcado por el abandono.

Su dueña insiste en que el can debe estar muy asustado, arrastra ya una historia de sufrimiento y ahora había encontrado el hogar que tanto buscan los perros acogidos en la Protectora, en este caso muy especial».

La realidad de e4ste caso está muy alejada de lo que redacta este medio. Si el perro había vivido una historia de sufrimiento, el hecho de haber sido adoptado en una protectora no ha mejorado su calidad de vida. Al contrario, ha podido suponer su sentencia de muerte.

Un galgo muere atacado por el perro de la voluntaria que lo acogía

Un caso escandaloso que ha terminado con la muerte de Zeus, un galgo que quedó en una casa de acogida y fue brutalmente atacado por otro perro. Las fotos son terribles y muestran la dolorosísima muerte que habrá sufrido este perro. ¿Cómo se podría denominar esto? ¿Hay delito en la manera de actuar de la casa de acogida? ¿Qué hubiera pasado si ese perro hubiera muerto atacado por el perro de un cazador? Los ataques al sector hubieran sido como acostumbran: desmedidos e inhumanos.

Pero como esto ha ocurrido por la irresponsabilidad de una protectora y una casa de acogida, no trasciende.

Aunque sí que tiene consecuencia, la de siempre, la promesa de adjuntar número de cuenta para recoger donativos sobre una supuesta factura veterinaria.

Galgos devueltos porque se hacen pipí

Devolver un galgo adoptado a una protectora por motivos tan inhumanos como que se hace pipí debería ser incluido dentro del término de abandono. Esto sucede más de lo que pensamos, y no tiene consecuencias ni repercusión.

¿Habías oído esto en las críticas de los animalistas y de las protectoras hacia los cazadores? Claro que no, puesto que no se trata de cazadores, sino de adoptantes a los que esas protectoras les entregan los galgos. Frida o Ray son nombres que hemos encontrado, sin tener que buscar mucho, de galgos devueltos por este motivo.

Eso sí, las protectoras que publican estas irresponsabilidades nunca olvidan los hashtag #galgosdecasanodecaza y #noalacazacongalgosyotrasrazas.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.