Un perro suelto persigue a los patos de un estanque del Parque del Buen Retiro de Madrid
Polémica

Un perro suelto persigue a los patos de un estanque del Parque del Buen Retiro de Madrid

Un perro dando rienda suelta a sus instintos de caza en el lugar equivocado y en la peor época del año. Este es el error de soltar a las mascotas que sus propietarios no controlan.


La red social X se ha convertido en el escaparate para denunciar una situación que ha indignado a la persona que lo registró todo en varios vídeos y fotografías. Todo comienza con un perro que parece tener genética de retriever metiéndose en uno de los estanques del parque de El Retiro. Lo hizo para intentar atrapar un ánsar hembra que estaba acompañado de tres pollos.

Un perro intentando dar caza a un ánsar

Este primer vídeo y otros que siguen en el hilo de la publicación nos enseña una situación muy delicada que debe evitarse. Porque la normativa resulta muy específica en estos casos: si un perro no obedece a sus propietarios, no debe soltarse en un entorno donde habitan especies silvestres o domesticadas a las que pueda ocasionar cualquier tipo de molestia o daño.

 

En plena época de cría

La polémica cobra más intensidad al tener en cuenta que las especies de aves acuáticas que habitan en los distintos estanques que se reparten por el gran parque del centro de la ciudad de Madrid se encuentran en la complicada época en la que sacan adelante a sus crías. Casi todas las parejas o hembras de ánades reales, ánsares y otras especies, así como los cruces entre ellas, van en estas semanas seguidas por polluelos de muy corta edad.

¿Puedes soltar a tu perro en el Parque del Retiro?

La respuesta es sí, pero a determinadas horas. Y existen dos tramos determinados por los horarios de invierno y de verano. En horario oficial de invierno, a partir de las 19 horas y antes de las 10 de la mañana. En horario de verano, a partir de las 20 horas y antes de las 10. Desde esa hora de la mañana y hasta la permitida por la tarde, en este espacio verde recreativo de la capital de España, la ordenanza reguladora de la tenencia y protección de animales, en su artículo 10 punto 1 se especifica que “En los espacios públicos o en los privados de uso común, los animales de compañía habrán de circular acompañados y conducidos mediante cadena o cordón resistente que permita su control”.

De no proceder de esta manera, las multas pueden oscilar entre 150 y 300 euros e incluso de mayor cuantía, dependiendo de la gravedad de la situación. Y uno de los condicionantes se establece en molestar a las especies animales del entorno, que es lo que precisamente sucede en esta ocasión. Porque llevar al perro suelto requiere que esté controlado en todo momento para evitar estas molestias o daños a personas, al resto de animales y bienes o instalaciones públicas. Si se producen daños, el responsable será el propietario de ese perro.

Una encuesta realizada por la web especializada de RetiroExperience reveló que más de la mitad de los usuarios del parque del Retiro de Madrid estuvieron en contra de permitir la presencia de perros sueltos, así como otras iniciativas como los picnics o la celebración de fiestas de cumpleaños en las instalaciones del pulmón verde de la ciudad.

Perros sueltos que atacan a la fauna

Negligencia. Es la palabra que describe la acción de soltar a los perros en entornos rurales durante la época de cría o simplemente donde pueden molestar a la fauna sin tratarse de una acción venatoria. Hemos asistido a escenas en las que una mujer ha dejado sueltos a sus perros y estos han matado a un corcino. O situaciones como la de un jabalí adulto que ataca a perros sueltos que se internan en la zona en la que está tratando de sacar adelante a sus crías.

Comparte este artículo
Autor: 
  
616 0

Publicidad