Actualidad

Debate

Mientras en España los cazadores sufren el acoso animalista, Francia sancionará a los que molesten durante las cacerías

En el programa de Wild Frank emitido ayer en DMAX, el segundo de toda una serie dedicada a la caza que ofrecerá el canal, se expuso hasta dónde pueden llegar los animalistas para frenar a los cazadores y lo desprotegidos que se encuentran frente a los ataques de personas totalmente ajenas a la actividad cinegética.

15/04/2019 18:21:23 | CdC | Archivado en:  Internacional.

Esta noticia la han leido 36.975 personas

Francia sancionará a los que molesten durante las cacerías

Durante el programa de Frank, un grupo de animalistas persiguió a los cazadores durante el campeonato del zorro celebrado en Galicia, algo polémico que provoca desacuerdos en el sector de caza. Pero lo relevante en el caso de este programa es el hecho de que los animalistas siguieron a los cazadores con silbatos. «Esto es peligroso porque estamos en un coto de caza», sentenció el presentador Frank Cuesta. La persecución es algo que se vive también fuera de los campeonatos y que se extrapola a la caza que llevan a cabo los profesionales.

«No puede disparar porque estoy aquí, y si hay personas, legalmente, no puede tener el arma cargada», espetaba una animalista pegada a uno de los cazadores gallegos. El reglamento de caza de cada comunidad autónoma, en estos casos, no ampara a los profesionales de esta actividad y les obliga a paralizar su actividad cuando hay personas a su alrededor.

Por su parte, y ante el polémico campeonato del raposo, el veterinario Luis Eusebio Fidalgo alabó en el programa que, en algunas ocasiones, las batidas o competiciones son las únicas que les permiten estudiar a los animales capturados en profundidad. «No sabríamos lo que ocurre, nos echaríamos las manos a la cabeza con la aparición de enfermedades desconocidas en estos ejemplares», contó este veterinario.

En Francia se penalizará el acoso a los cazadores

El Senado francés castigará severamente a aquellas personas que obstruyan la caza y apostará por nuevas medidas para garantizar la seguridad de los cazadores. Desde la administración francesa también se aprobó una unión con los cazadores para luchar contra el furtivismo. Asimismo, en Francia redujeron la tasa para obtener la licencia de caza, que pasa de 400 a 200 euros. En el país vecino hay más de un millón de personas con licencia de caza. Esta organización, que promete velar por los intereses medio ambientales de la mano de cazadores y profesionales del sector, se conocerá como ‘Oficina francesa de la biodiversidad y de la caza’.

Por unanimidad, el Senado francés votó a favor de las enmiendas que solicitaban la mejora en materia de seguridad para la caza. Esto incluye la ampliación de las posibilidades de eliminación de la licencia de caza«en el caso de que se encuentra un incidente grave, que podría poner en peligro la vida de los demás.»«Votar esta enmienda es la defensa de la caza", aseguró el Presidente del grupo LREM François Patriat.

"Los cazadores hacen importantes esfuerzos en la seguridad, pero también es necesario que los otros, incluso si son anti-caza, respeten el derecho a practicar esta actividad", dijo Jean-Noël Cardoux, para defender la creación de este delito de obstrucción que penalizará a aquellas personas que acosen y persigan a los cazadores.

Las penas pueden llegar hasta un año de cárcel y multas de 30.000 euros, que penalizarán agresiones físicas, actos de vandalismo y maltrato hacia los animales.

Cacerías de lujo

El programa de Frank también levantó polémica en cuanto a las cacerías de lujo que se celebran en Toledo, emitidas en la última parte del programa. «Esto no es para todo el mundo», «no es la caza que practicamos» y «que hablen con cazadores normales para que la gente conozca nuestra realidad» fueron algunos de los comentarios que se pueden leer desde anoche en las redes sociales.

Las cacerías están dirigidas a los cazadores extranjeros. Pero el programa dejó claro que el entorno rural que rodea a la empresa cinegética se mantiene gracias a la actividad cazadora. Asimismo, desde las fincas que gestionan estos eventos se encargan de la repoblación, alimentación y gestión de los animales, para garantizar así su supervivencia y la regulación ambiental de la especie.

Juan Antonio, guarda rural, respondió a la pregunta: ¿qué pasaría si se quitase la caza?, DE Frank Cuesta: «Todos los animales que comen carne vienen aquí, que es donde hay mucha caza. Y todos los animales que comen pienso, vienen aquí, porque nosotros mantenemos a la perdiz con pienso. Y en verano, por toda la zona se quedan sin agua. Donde hay gestión de caza, hay un bidón con agua. Donde no hay esa gestión de caza, ¿dónde está el agua? Sin la caza desaparecerían un montón de especies.

Como sentenció el propio Frank Cuesta al final del capítulo: «unos vienen a divertirse (cazar), y con esa diversión, otros viven y mantienen a sus familias».

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

1 comentario
16 abr. 08:32
Josere
A todas las personas que asistimos alguna montería o batida estamos obligados a llevar al menos alguna prenda reflectante. Según vimos las imágenes, muchas de las personas que estaban protestando dentro de la mancha, no llevaban ninguna prenda reflectante. ¿Por que no les a sancionado el Seprona habiendo asistido a esa batida?. ¿No se les podría denunciar de alguna forma?.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.