Sandra Ramírez Pérez

Segunda fase del proyecto: Construcción de los Parques de Aclimatación

Esta segunda fase del proyecto consiste en el traslado de los lotes formados a unos parques de aclimatación externos con el objeto de propiciar una adaptación al medio natural de las perdices. Abarca desde el momento en que se trasladaron los lotes a los parques externos, hasta el instante en que finalice el periodo hábil de caza, en el mes de Marzo, y en ella se intentará evaluar la calidad de las perdices que se han soltado, de forma que sea posible comparar las criadas en cautividad y las criadas en unidades familiares con las autóctonas de la zona, pudiendo determinar entonces si hay justificación o no para la realización de este tipo de repoblaciones.

Para la elaboración de esta parte se realizaron un total de 8 parques externos de aclimatación a los que posteriormente trasladaríamos los distintos lotes procedentes tanto de los habitáculos internos como de la cría en cautividad.

La ubicación de los parques la estudiamos previamente sobre una ortofoto de la finca y con el propietario de la misma, buscando así una distribución óptima de los parques según las condiciones de la finca. Ya en el terreno, nos vimos obligados a variar algo la localización prevista con el fin de ubicar el parque sobre un buen nivel del suelo o de aprovechar algún arbusto que proporcionaría más tarde cobijo y resguardo a las perdices.

Dado el tamaño limitado de los lotes que se iban a introducir en estos parques, se pensó en hacerlos de unos 2'80m x 4m. El hecho de darles una anchura de 2'80 metros se debe las mallas de sombraje que fuimos capaces de encontrar en el mercado a precio razonable tenían un ancho máximo de 3 metros. Como se pudo apreciar posteriormente, con estas dimensiones se pueden introducir hasta 20 ó 25 ejemplares por parque sin demasiados problemas.

Los materiales que se necesitan para la elaboración de estos parques son relativamente pocos y de fácil adquisición en cualquier empresa dedicada a la venta de material ganadero. En nuestro caso utilizamos por parque:

  • 4 piquetas de hierro con punta de pico de 1'20 metros de altura, de los que 20 centímetros se enterraron y el metro restante quedó a la vista.
  • 14 metros aproximadamente de malla ganadera con una luz de 35 milímetros y un metro de altura.
  • 15 metros de alambre galvanizado que se usaron para dar tensión a la malla junto con 2 tensores y varios sujetacables.
  • una grapadora y grapas para malla A-18.
  • 4.5 metros lineales de malla de sombraje de 3 metros de ancho para el techado de los parques.
  • cable de acero galvanizado, que dispuesto en la diagonal del techado de los parques servirá para dar algo de tensión a la malla de sombraje.
  • diversas herramientas para la manipulación de los materiales mencionados: martillo, tijeras, pico, maza, alicates, llave inglesa, destornillador...

 
Foto 1: Materiales utilizados para la construcción de los parques de aclimatación externos. Podemos observar, con alguna dificultad, el tipo de malla ganadera empleada.   Foto 2: En esta foto podemos ver con más detalle los distintos tipos de alambre utilizados, así como las piquetas, las grapas, los tensores y los sujetacables.

 
Foto 3: Herramientas utilizadas en la construcción de los parques: maza, pico, llave inglesa, alicates, tijeras, grapadoras.   Foto 4: Vista parcial de la malla de sombraje empleada para el techado de los parques. En la foto se puede ver cómo sujetamos la malla de sombraje a la malla ganadera mediante grapas. El dobladillo que se observa lo realizamos para una mayor sujeción.

Foto 5: Detalle de los tensores, las grapas y los sujetacable.


A la hora de ubicar, a lo largo del acotado, los parques de aclimatación, han de tenerse en cuenta diversos factores climáticos y otros aspectos como los que citamos a continuación:

•  Tipo de Suelo sobre el que se instala el parque: aquí hemos de tener en cuenta dos aspectos fundamentales; por una parte, para las perdices es importante contar con alguna zona de tierra, dentro del habitáculo, en la que poder, como comúnmente se dice, “tomar baños de tierra” y, por otra parte, para nosotros es importante que los alrededores de la zona elegida para la ubicación del parque cuente con piedras abundantes de buen tamaño para poder usarlas en el cerrado definitivo de los habitáculos. Si fuera posible es conveniente que el perímetro del parque se haga sobre piedra de forma que los zorros u otros predadores terrestres no puedan escarbar y acabar entrando en los parques. También tenemos que considerar el nivel del suelo, de forma que lo más conveniente es que exista una pequeña pendiente para así favorecer la escorrentía en caso de fuertes lluvias.

 
Foto 6: Vista general de uno de los parques externos. Podemos observar las abundantes piedras de la zona, así cono el ligero desnivel del suelo.   Foto 7: Mismo parque que en la foto anterior 45 días después. ¡Vaya cambio!

•  Sol: es importante, a la hora de emplazar el parque de aclimatación externo, tener en cuenta el recorrido que realiza el sol a lo largo del día, de forma que instalemos los parques en zonas en las que el sol no incida durante todo el día, con el fin de que tengan la mayor cantidad de sombra posible. Es aconsejable por tanto ubicar los parques en zonas con arboleda o arbustos cercanos que puedan proporcionar la sombra necesaria.

 
Foto 8: Aquí podemos observar que los árboles de la zona proporcionan la sombra necesaria.   Foto 9: Otro de los parques en el que podemos ver la influencia de los árboles en los alrededores. En la foto vemos también a nuestra formidable “colaboradora” Devo.

•  Vegetación en el interior de los parques: es conveniente disponer una pequeña zona dentro del parque con vegetación de la zona para que pueda ser usada como refugio. En nuestro caso usamos normalmente ramas de jaras de los alrededores, dado que es una de las especies más comunes en el acotado.

Foto 10: Detalle de las jaras dispuestas dentro de uno de los parques.

•  Viento: debemos orientar los parques protegiéndolos de los vientos dominantes. En este sentido es importante, como ya hemos dicho, disponer cobertizos o refugios dentro de los parques.

•  Comederos: no suponen un gran problema, ya que se puede usar cualquier cubo de plástico en cuya parte inferior haremos unos pequeños cortes rectangulares, de forma que las perdices puedan picar e ir extrayendo el trigo poco a poco conforme vayan pasando los días. Tan sólo debemos tener en cuenta algunas cuestiones de manejo:

•  Es aconsejable situar el cubo a unos 25 centímetros del suelo para facilitar que las perdices lo vean y puedan picotearlo con más facilidad, a la vez que dificultamos el acceso a hormigas y demás.

•  Conviene colocar el comedero junto a la malla para facilitar las operaciones de reabastecimiento una vez acabado el trigo que tenga en su interior.

•  Si es posible se aconseja cerrar el cubo por la parte superior para evitar que el trigo que contiene se moje ante posibles lluvias.

•  Es mejor no realizar los cortes muy grandes para evitar que caiga demasiada cantidad de trigo de golpe y se amontone en el suelo.

 
Foto 11: Comedero exterior colocado en alto y junto a la malla   Foto 12: Detalle de los cortes hechos en el comedero exterior.

•  Bebederos : en este caso sí aconsejamos la adquisición de los bidones de 70 litros y los bebederos de hormigón que se venden especialmente elaborados para esto. Hay que tener en cuenta que en condiciones normales usaremos estos habitáculos en los meses de Julio o Agosto cuando el calor más aprieta y no debemos arriesgarnos a dejar a las perdices sin agua. Los métodos más caseros son menos fiables y, si no podemos o queremos visitar los parques cada 2 ó 3 días para comprobar si los animales siguen teniendo agua, lo más aconsejable es la instalación de estos sistemas, aunque siempre se pueden usar algunos otros más caseros y por tanto económicos como los que se pueden ver a continuación:

 
Foto 13: Plato de plástico en el que podíamos verter aproximadamente 5 litros de agua. Dentro de cada parque dispusimos del orden de 2-3 platos.   Foto 14: Cazoleta de boya conectada a un bidón de unos 10 litros mediante una goma como la que se ve en la foto.

El bidón de agua se instalará en el exterior del parque, de forma que sea fácil rellenarlo de agua cada vez que sea necesario. De dicho bidón sale una goma que pasando por la malla llega hasta el bebedero. Tanto el bebedero como el bidón se pondrán en la zona más protegida del sol, de forma que el agua no se caliente excesivamente, que se evapore la menor cantidad posible y que la formación de algas dentro de los bebederos sea la menor.

 
Foto 15: Aquí podemos contemplar el sistema de bebederos más aconsejable según nuestra experiencia. En alto encontramos el bidón de 70 litros y conectado a él, dentro del parque, el bebedero de hormigón   Foto 16: Vista detallada del bebedero de hormigón.

Tras la ejecución de los 8 parques externos y llegado el momento de trasladar los lotes de perdices al campo, el siguiente paso fue anillar tanto a los adultos como a los pollitos, de forma que en el futuro sea posible determinar la evolución de estos individuos y, cuando se abata alguno de ellos, estudiar su comportamiento, la localización y si se han mantenido unidos los bandos creados o si se han mezclado con la población autóctona. Para ello usamos anillas convencionales de 4 colores distintos y anillamos en unos casos en la pata izquierda y en otros en la derecha, de forma que cada grupo lleva un color o localización de la anilla distinta, como podemos observar en la foto 17.

Foto 17: Detalle de la anilla colocada a uno de los lotes. En este caso y como podemos comprobar, la anilla es rosa y la colocamos en la pata derecha.

El siguiente paso tras el anillado fue la suelta de cada lote en su respectivo parque de aclimatación en el que permanecerán 7 días y tras los cuales se les abrirá un pequeño orificio en la malla para facilitar su total salida al campo. Aunque esto es competencia ya de capítulo siguiente, podemos adelantar que las bajas obtenidas en esta fase han sido mínimas y que la evolución de los pollos dentro de los parques ha resultado totalmente sorprendente.

 

 

 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC