Sandra Ramírez Pérez

Manejo de los Pollitos

Durante los primeros días de vida de los perdigones controlamos distintos factores de manejo y aprendimos a controlar otros tantos que resultan de vital importancia a la hora de evitar bajas:

Transporte: con respecto a esto debemos decir que si bien se indica que la mortandad de los pollitos en los viajes es mucho menor el primer día de vida que en los siguientes, nosotros no hemos podido confirmarlo pues como veremos a continuación realizamos viajes con algunos de ellos hasta el tercer día de vida y no tuvimos apenas bajas en este sentido.

Alimentación: durante los 2 primeros días de vida, los pollitos apenas necesitan alimento sólido pues pueden sobrevivir bastante bien con las reservas que tienen aún procedentes del vitelo del huevo. Por otra parte, aunque siempre es conveniente tenerles un punto de agua (sobre todo después de trasladarlos de un sitio a otro) no es algo totalmente esencial, y en muchas ocasiones si no disponemos de material adecuado (bebederos de un día con arandelas salvapolluelos) e intentamos sustituirlos por platos o pequeños recipientes que encontremos en casa tan sólo conseguiremos que el pollito acabe bañándose y completamente mojado, lo que no es nada aconsejable. Como curiosidad comentar que puede ser positivo añadir suero en polvo disuelto en el agua. Con la comida ocurre algo similar, apenas comerá en los 2 primeros días de vida, aunque sí es cierto que si la tiene no le producirá ningún efecto dañino como hemos visto que ocurre con el agua. En los días sucesivos una buena alimentación es fundamental; observamos que cuando se trata de pollos de primera edad, es más recomendable aportarles pienso en polvo ad libitum (mejor que el pienso en migaja) y con altos contenidos en proteína bruta (sobre el 28-30%).

AmpliarUn bebedero de primera edad. En los primeros días de vida es conveniente poner una goma como la que se puede ver en la foto de forma que no se puedan meter dentro los pollitos y acabar totalmente mojados.

Temperatura: el aporte de calor es uno de los aspectos más importantes en los primeros días de vida del pollito por dos cuestiones fundamentales, en primer lugar porque aún no son capaces de regular internamente la temperatura, con lo que necesitan que la del exterior no sea en ningún momento baja, y en segundo lugar porque en caso de pasar frío se amontonan en las esquinas y cuando tenemos altas densidades (40 ó 50 pollitos en una misma caja) acaban aplastándose y muriendo bastantes de ellos. Por tanto es importante que no les falte el calor y que éste esté distribuido de forma homogénea por toda la superficie de donde se encuentren, pues si ponemos el foco de calor en uno de los lados acabarán todos los pollos en ese lado amontonados y aplastándose.

Aquí se puede ver lo que pasa cuando el foco de calor está mal dispuesto, todos los pollitos se amontonan en la zona en la que da calor y como se queden mucho tiempo los de abajo acaban muriendo, dan muy buenos resultados las lámparas con una resistencia puesta por arriba.

Iluminación: durante la primera semana se ha de procurar que los pollitos tengan suficientes horas de luz, la cual ha de procurarse que sea de poca intensidad, para que así puedan localizar fácilmente los comederos y bebederos.

Yacija: como ya hemos comentado utilizamos paja por ser absorbente, barata y eficaz a la hora de aportar calor. No es nada recomendable utilizar como cama serrín u otros productos que faciliten la formación de polvo, pues puede provocarles problemas respiratorios a los animales. Igualmente no se debe utilizar virutas de madera tratada.

Suplementos Vitamínicos: con el fin de reducir el estrés a los adultos les suministramos, tras su traslado a los habitáculos, un producto antiestresante en forma líquida durante 4 días. Por otra parte, se nos recomendó aportarles a los perdigones durante los primeros días de vida un complejo vitamínico llamado Aviplus.

Superficie de la estancia: un último aspecto que nos gustaría comentar en este apartado es la superficie en la que debemos tener a los pollitos; hay que tener cuidado con esto, aunque a simple vista no parezca algo excesivamente importante, si que lo es puesto que si el pollito resbala en la caja en la que está, y más aún si lo llevamos de viaje con los movimientos del coche, intentará andar, ponerse de pie, etc. y acabará con una cadera fuera de su sitio y sin recuperación posible. Por tanto, nada de utilizar superficies donde pueda resbalar como las cajas de cartón. Esto tiene fácil solución, pues con poner un par de trapos que hagan las veces de suelo o incluso un poco de paja puede ser suficiente.

AmpliarAquí se puede ver uno de los pollitos a los que se le ha salido la cadera, con un simple trapo en el suelo se soluciona el problema.

 

 

 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC