El jueves

El jueves, siendo día de caza, muchos llegamos a Ligüerre ya con un trote cinegético y de kilómetros considerable, son varios los que llegaron habiendo cazado por la mañana con sus cuadrillas al jabalí y otros a la perdiz, por lo que tras los afectuosos y escasos abrazos de rigor —escasos porque en muchos casos nos vemos una vez al año—, nos sentamos a cenar gustosamente y sin prisa, pues el estar ya emplazados, con la habitación cogida y tras la panzada de kilómetros que os pegáis cada año, se tiene que saborear con calma y distendidamente.

Tras la cena pasamos a la zona de mentiras del cazador, el bar, a refrescar esas gargantas de forma muy prudente y relajada, yéndonos muy pronto a dormir.

 

El viernes

El viernes a las 7:30 salimos de Ligüerre en dirección a Olsón para encontrarnos con el resto de valientes madrugadores que, de un tirón, habían decidido llegar la misma mañana. Mención aparte la de JG y JG Jr, que salieron a la una de la madrugada para estar allí a las 7:30, una paliza de escándalo, pero allí estábamos, a las 8 en el lugar indicado para prepararnos un buen desayuno de longaniza, embutidos, chistorras y demás, vaya un festín matutino, previo a la cacería.

Ampliar
Pirineos 2016

Fragenquer y Alga.

Al terminar el desayuno, y tras organizar las armadas, nos dispusimos a ocupar los puestos, realizando este año un resaque mayor al del año pasado, en el que quedamos desbordados por la gran acogida que tuvo la cacería del viernes.

La mañana fue muy divertida, sobre todo para los perreros, que según contaron después se lo pasaron en grande moviendo caza de un lado a otro, en los puestos se tiraron bastantes jabalíes pudiéndose cobrar sólo seis, pero logrando pasar una mañana muy entretenida.

Mientras unos sacaban jabalíes, otros fueron a encender el fuego y preparar las mesas en el interior del local que tan amablemente nos ceden los vecinos de Olsón, así como la leña y tantos detalles que hay que agradecer a esos maravillosos vecinos, sin olvidar la imponente presencia que tiene la iglesia de Santa Eulalia de Olsón, más conocida como la Catedral del Sobrarbe, por méritos propios.

Ampliar
Pirineos 2016

Comida.

Aparte de los que habíamos participado en la batida, a la comida se sumaron varios foreros que ya estaba previsto que llegasen a la hora de comer, siendo todo el viernes un llegar constante de foreros y conocidos.

Por un momento se nos hizo pequeño el lugar, pero al final pudimos comer todos y en abundancia, gracias a las viandas, embutidos, postres, vinos y cavas que todos los asistentes llevaron de sus tierras. Agradecimiento aparte merece Donai, que trajo kilos y kilos de longaniza y panceta para saciarnos a todos sobradamente dos veces. También una mención merecen los sufridos maestros de brasa, que no dejaron de suministrar comida hasta que a los comensales les salió por las orejas. Otra cosa que no faltó, como viene siendo habitual, es el cava en formato hombre adulto, que por más que corrió terminó agotándose irremediablemente, como el tiempo, pues sin darnos cuenta se nos juntó la comida con la cena.

También a la hora de recoger las mesas todo el mundo participó, haciendo así el trabajo más corto y pudiendo bajar a Ligüerre a una hora decente, donde ya nos esperaban el resto de cazadores que no habían podido acudir a la cacería del viernes ni a la comida, formalizando así el reencuentro de todos los asistentes.

Ampliar
Pirineos 2016

Ali, JG, Tatanka, Padrillo, Joldujo y Huntseeker.

Tras una corta ducha vino una larga charla, un par de cervezas para bajar la cuantiosa comilona, y así disponernos a cenar a corazón tendido, pues la mayoría estaba en pleno proceso de digestión, pero con un esfuerzo titánico logramos tumbar cuantos platos nos servían.

Tras cenar, como viene siendo habitual, nuestro compañero Joaquín nos dedicó unas palabras de bienvenida, normas de seguridad y breve explicación de la cacería, realizándose un pequeño sorteo de puestos entre los foreros del Club de Caza que, previa consulta, algunos quisieron que así fuese y así se hizo.Ya aprovecho para decir que será el último sorteo de puestos que se realiza y que será la organización quien determine los puestos para cada asistente, en función de su capacidad física básicamente para evitar problemas.

Rápidamente un rumor cayó sobre nosotros: corría la voz de que se estaban deshaciendo los cubitos de hielo, así que salimos corriendo hacia el bar. Al final era una falsa alarma y hubo para todos, alargándose considerablemente la noche y pudiendo charlar todos jocosamente.

 

El sábado

Tras la corta noche, el sábado despertó entre bostezos y esperanzas, era el día de la cacería grande del año pasado. El desayuno transcurrió sin incidentes gastronómicos, la gula y glotonería hizo acto de presencia en algunos foreros y en otros, entre los que me encuentro, un café y dos chucherías sirvieron para afrontar el día.

Tras recoger el pícnic, todos prestos nos dirigimos a armar los puestos, pudiendo empezar la batida a una hora digna, como cada año, pues no es fácil mover tal cantidad de cazadores. Apartir de ahí ocurrió lo que viene siendo habitual en la mancha a cazar, mucho jabalí, muchos disparos y la suerte repartida entre los que no vieron nada, los menos, los que vieron y no pudieron tirarles, algunos, los que vieron tiraron y no atinaron, ya más numerosos, y los que vieron tiraron y cobraron, unos cuantos.

Ampliar
Pirineos 2016

Alga, Jaroa y Padrillo.

Se soltaron 15 jaurías de perros, a cual mejor, y teniendo en cuenta el terreno escarpado, el esfuerzo para intentar llegar a todos los rincones de la mancha, es enorme, consiguiéndolo con creces y cumpliendo sobradamente las expectativas de trabajo y esfuerzo conjunto que determinan el buen hacer de una cacería.

En la batida del sábado se cobraron 30 jabalíes, dejando algunos sin sacar del monte, porque se nos hizo de noche como cada año, quedando por ejemplo algunos colgados en una tirolina que montamos para vencer un barranco, y con la prisa de la noche sobrecargamos con el último envío, no llegando a su destino final y quedando colgados al borde del precipicio, y siendo ya negra noche decidimos dejarlos para no jugarnos el físico, pero por norma general se sacó todo lo que se pudo, como debe ser. Incluso los que quedaron en la tirolina, fueron rescatados por Jaume, incansable colaborador, en la mañana siguiente al encuentro.

Poco a poco, y por turnos de trabajo, fuimos llegando al punto donde quedamos para preparar los marranos para su recogida. Allí, como siempre, los había más satisfechos y menos satisfechos, siendo esta parte imprescindible de la caza entre amigos.

A medida que los marranos quedaban ya preparados, los postores empezaban a desfilar hacia Ligüerre de Cinca para poder darse una ducha y tomar un refrigerio antes de la cena, creo que no fue hasta las 22h cuando nos sentamos a cenar, con un cansancio encima más que considerable, pues el día había sido largo y duro, pero satisfactorio para todos sin ninguna duda.

Ampliar
Pirineos 2016

Los Berna de Igor.

Tras cenar hicimos entrega de las sillas plegables a los 30 primeros inscritos en la web este año, tal como se había comunicado en el proceso de inscripciones. Quedamos para el día siguiente y fuimos a descansar, que mucha falta nos hacía tras estas jornadas que siempre, por una cosa u otra, se terminan alargando.

 

El domingo

Al despertar otro desayuno contundente nos esperaba, y tras recoger la comida en forma de pícnic, realizamos el reparto de puestos y la tradicional foto de grupo. Entonces aún no éramos conscientes de la que se nos iba a liar, pero varios lances antes de soltar perros ya marcaban que la cosa se ponía seria.

Dimos la batida que solemos dar siempre el domingo de los encuentros, la Ermita y los Canaluzos, una cacería que si bien da buenos resultados nunca son superiores a los del sábado. No obstante los viejos cazadores del lugar, entre los que se encuentra Jaume que es quien durante todo el año nos informa, ayuda y soluciona todos los temas que van surgiendo en el coto, siempre han denominado esa cacería como La Granja por los excepcionales resultados que de ésta se lograban. Este año fue una verdadera orgía de caza lo que ahí aconteció.

Al poco rato de soltar se inició un festejo de ladras y disparos que no paró en toda la mañana, siendo seguramente la cacería, con diferencia, en la que más puestos vieron y tiraron a caza. Se cobró la espeluznante cifra de 52 jabalíes, de los que algunos irremediablemente se quedaron en el monte, pues el domingo es el día de recogida y todo el mundo necesita marchar a una hora prudente para llegar a sus lugares de origen, algunos muy lejanos, haciendo, si cabe, más hincapié en el esfuerzo que se realizó para sacar esos jabalíes del monte, en prepararlos para su aprovechamiento alimentario y dejar todo recogido.

Ampliar
Pirineos 2016

Garsen, RSJ y Tatanka.

Esto sin duda merece una reflexión, puesto que nosotros como cuadrilla de caza de todo el año, presumimos, porque podemos presumir, de sacar todo lo que abatimos en el monte, dejando allí solo aquello que entraña riesgos importantes para las personas o técnicamente es imposible, invirtiendo incluso recursos materiales para mejorar la extracción de la caza abatida.

Lógicamente entenderéis el sentimiento agridulce que tenemos tras la jornada del domingo, en parte contentos por las capturas conseguidas por los asistentes y reconfortados por el buen trabajo hecho desde primavera, pues esto no se prepara 15 días antes del Encuentro. Creo que todos debemos reflexionar como cazadores de lo que cada uno hizo y cómo actuó en la jornada del domingo, cada uno sabrá llegar a sus conclusiones y actuará en consecuencia para futuras asistencias. Nosotros, como organización, asumimos dos errores; uno es dar esa cacería tan buena en una jornada tan corta, y el segundo error fue colocar a determinados cazadores en puntos que de antemano suponíamos lo que podía pasar, aunque en última instancia el cazador es el que decide con el dedo en el gatillo y allá cada cual con su conciencia. Desde luego que el comportamiento de algunos fue ejemplar, resaltando aquellos que sin disparar un tiro en toda la jornada, se remangaron como el que más y se dispusieron a echar una mano, también aquellos que, dada su compleja ubicación en el monte, decidieron indultar a varios jabalíes porque ya habían abatido uno y tenían suficiente faena. Pero lo de algunos otros es de traca, nunca mejor dicho por cierto, creo que cada uno sabe lo que hizo y como ya nos vamos conociendo no debemos tomar este comentario como algo malo, sino como algo que nos ayude a mejorar, a nosotros como organización y a vosotros como asistentes. En todas las relaciones es conveniente decir las cosas y hablarlas, por eso mejor aprendemos TODOS de los fallos.

 

Ampliar
Pirineos 2016

Donai y Salva.

Líneas generales

Agradecer a todos los asistentes la confianza depositada año tras año en nuestra forma de hacer las cosas, que pensamos mejorar pero sin cambiar el concepto principal de las batidas, una cacería de amigos comunes, unos, foreros de Club de Caza, otros, amigos de foreros, otros, puestos acompañantes de resacadores que son imprescindibles y unos fenómenos, en lo personal y en el mundo del can, y por último toda la gente que todo el año trabaja para tirar esto adelante, manteniendo el coto en las condiciones que está, mejorándolas cada año, y lidiando con el difícil equilibrio de tener una buena densidad de jabalís sin que esto suponga un severo agravio para la agricultura de la zona, que no es nada fácil y requiere de la presencia física en el coto de varios cazadores muchos fines de semana realizando esfuerzos para sacar los jabalíes de los campos y desplazarlos al monte, pero en ningún caso son unas jornadas exclusivas de nadie, ni pretenden serlo, somos como somos e intentamos hacer las cosas pensando en todos los asistentes de estas jornadas de caza de la mejor forma posible, intentando mantener un coto operativo año tras año, celebrando cuantas batidas adicionales se necesiten para cubrir todos los gastos y poder así, año tras año, seguir juntándonos todos, independientemente de si se cazan 88 jabalís como este año, por cierto bastantes con buenas defensas y de un peso muy considerable muy por encima de lo habitual que sorprendió a propios y extraños, o CERO, como algún año ha ocurrido en otros encuentros de otros tiempos.

Ampliar
Pirineos 2016

Grupo.

Debemos ser conscientes que no es lo mismo contratar una cacería de un coto ajeno, del que no podemos controlar sus poblaciones, ni sabemos la frecuencia con la que se caza, y buscar un alojamiento cercano como se hizo los primeros diez años, que tener un coto alquilado para unos años determinados, asumir sus costos y su gestión, y todo esto es gracias a vosotros, que depositáis vuestra plena confianza en los organizadores, haciendo posible que, año tras año, podamos asumir el reto de seguir adelante con esta aventura en la que algunos llevan 14 años. Si seguimos adelante es por todos vosotros, que año tras año nos animáis a seguir y nos hacéis sentir alagados con vuestra presencia y con vuestras muestras de ánimo, debéis saber que para nosotros es un placer y no una obligación el mantener vivos estos encuentros.

Agradecer enormemente a Félix que volviese a realizar grabaciones del Encuentro, que creo que a todos nos gusta verlas, creo que son un documento entrañable de lo que allí sucede año tras año, gracias.

Ampliar
Pirineos 2016

Félix, Jaume, Homo, Edu y Joaquim.

Mandamos un enorme agradecimiento a todos los resacadores que, un año más, han sabido apretar los dientes como siempre, batir el monte como es debido y hacernos disfrutar como nunca, desde el más absoluto de los respetos, y en particular a los perros de Toñín y Raúl del centro de entrenamiento de perros de rastro A Caixigosa, que demostraron de sobra lo bien entrenados que están, cazando el domingo parte del monte de su propiedad, con lo que imagino sería doble la satisfacción de sacar de allí tantos jabalíes.

Agradecemos a todos los asistentes que han podido acompañarnos este año, por aportar una vez más lo necesario para la enorme comida del viernes, y los postres de las comidas de Ligüerre, así como las uvas de las migas, pero sobre todo porque sois sencillamente gente de puta madre, con la que está chupado entenderse y tirar hacia adelante proyectos tan longevos como este, muchas gracias.

En breve anunciaremos el calendario de batidas, para quienes quieran volver a visitar esta magnífica comarca que es el Sobrarbe, y juntarnos otra vez a cazar y pasar un rato juntos.

Un enorme abrazo a todos!!!!

Ampliar
Pirineos 2016

Vista de la Ermita.

(Más fotos en el álbum del encuentro)

Álbum Pirineos 2016

Crónica Pirineos 2015

Álbum Pirineos 2015

Crónica Pirineos 2014

Álbum Pirineos 2014

Crónica Pirineos 2013

Álbum Pirineos 2013

Crónica Pirineos 2012

Álbum Pirineos 2012

Crónica Pirineos 2011

Álbum Pirineos 2011

Álbum Pirineos 2010

Crónica Pirineos 2009

Álbum Pirineos 2009

Crónica Pirineos 2008

Crónica Pirineos 2006

Crónica Pirineos 2005

Crónica Pirineos 2004

Crónica Pirineos 2003