Francia

Un deportista que corría por un monte francés es atacado por un faisán venerado

Sufrió algunas heridas en nariz, rodilla y antebrazo. Dos ciclistas lo habían advertido de la presencia del animal unos minutos antes del ataque, pero el corredor confió en que podría ahuyentar al faisán, nervioso y activo por naturaleza.


 Faisán
Faisán

 Faisán
Faisán

Un deportista francés sufrió algunas heridas tras un encontronazo con un faisán venerado. El hombre se topó con él en un bosque de La Corbiere (Francia) poco antes de las ocho de la mañana.

«Me encontré con dos ciclistas que me advirtieron de que el faisán estaba cerca. Yo me paré, lo miré y le tiré algunas ramas para intentar ahuyentarlo», declaró el herido al diario digital francés actu.fr.

Después, el corredor continuó su camino y el animal lo siguió a poco más de un metro de distancia. Fue entonces cuando el faisán empezó a cazar al deportista y lo arañó en nariz, rodilla y antebrazo. El joven tardó unos minutos en recuperarse e irse.

Sobre la especie

El faisán venerado llegó a Europa a mediados del siglo XIX. Los machos son brillantes, con cara blanca de pico a redondeta. Tienen una banda negra que rodea la cabeza. Su pecho es de plumas color café en los bordes y blanca en el resto. En el cuello tienen un collarín negro. Las hembras tienen cara marrón claro, aunque orejeras y copetilla son oscuras.

Son aves delicadas pero activas que pesan hasta un kilogramo en su edad adulta. Los faisanes son nerviosos y los machos pueden fecundar a más de cuatro hembras en un día. Ponen entre 10 y 14 huevos y el tiempo de incubación ronda los 25 días.

Comparte este artículo
Autor: 
  
2921 0

Publicidad