Calor en el campo: así debemos actuar con nuestros perros

Los termómetros marcan temperaturas que superan los 40 grados, como los inusuales 42 grados alcanzados en Donostia. Tras la apertura del desconeje en Andalucía y de la media veda, debemos aumentar las precauciones ante el calor reinante en prácticamente toda la península.

Laura Barroso García

19/08/2020 | 4098 lecturas

Star Star Star Star Star (2)

 

¿Qué es un golpe de calor?

Un golpe de calor es un desajuste en el sistema de regulación de la temperatura en el organismo de nuestra mascota que se produce cuando están sometidos a altas temperaturas y no lo pueden compensar. Esto ocasiona una disfunción multiorgánica, que conlleva graves consecuencias. Debe tratarse siempre como una urgencia.

¿Qué síntomas presenta?

  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Decaimiento hasta poder caer desplomados.
  • Pérdida de conciencia.
  • Vómitos.
  • Aumento de la salivación.
  • Jadeos.
  • Diarrea.
  • Convulsiones en casos muy graves.

¿Cómo debemos actuar?

  • Retirarlo inmediatamente de la exposición al sol y colocar a nuestro perro a la sombra en un lugar fresco.
  • Darle de beber en el caso de que no vomite.
  • Mojarlo con agua para empezar a bajarles poco a poco la temperatura corporal en la cabeza, abdomen, vientre y extremidades.
  • Nunca sumergirlos directamente en el agua. El cambio tran brusco de temperatura podría provocar daños irreversibles.
  • Acudir a la clínica veterinaria más próxima a la mayor brevedad posible, ya que un cuadro grave podría ocasionar la muerte del animal.

¿Cómo evitar que se produzca?

  • Mantener al perro bien hidratado en todo momento.
  • Siempre con agua fresca, no excesivamente fría, ya que podría producir otras patologías.
  • Evitar realizar paseos o que realicen grandes esfuerzos a las horas de mayor exposición al sol.
  • Nunca dejarlos en el interior del vehículo.
  • Nunca se debe dejar al perro dentro de un coche totalmente cerrado, no importa que sea verano o invierno. Se debe permitir la entrada de aire para evitar una rápida subida de la temperatura.
  • Igual ocurre con los carros de transporte que, aunque tienen entradas de ventilación, frecuentemente son utilizados para más de un perro, favoreciendo el calentamiento y el aumento de la humedad en el interior.
  • Y nunca os confiéis por haber dejado el coche a la sombra porque poco tiempo después puede estar al sol y convertirse en un auténtico horno.

Factores que pueden favorecer que se produzca un golpe de calor

Además, hay una serie de factores que predisponen este proceso: exceso de peso, falta de entrenamiento, deshidratación y predisposición de algunas razas.

Especial atención a los perros braquicéfalos, así como a animales con exceso de peso y faltos de entrenamiento, generalmente características ligadas, son mucho más propensos a sufrir este problema por dos motivos:

  • El exceso de grasa no favorece la refrigeración por conducción.
  • Al estar poco entrenados, las reacciones metabólicas del músculo para generar el movimiento son poco eficaces. Esta falta de eficacia provoca que, para realizar el mismo trabajo, un perro desentrenado libere una mayor cantidad de calor que el mismo perro en óptimo estado de forma.

Laura Barroso García

Veterinaria colegiada 1.274, Cádiz

 

 

Comentarios

 

Leer más
Otros artículos de Laura Barroso García

No hay más artículos de este autor

Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (245928 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (212442 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (210061 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (145508 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (129162 lecturas)