Actualidad

Vídeo

Un conejo sube a un olivo para intentar escapar de los perros de caza

En las ramas de un olivo. Allí se ha escondido un conejo para evitar ser detectado por una recova de podencos valencianos. Pero su presencia no pasa desapercibida para el fino olfato de los xarnegos.

11/02/2022 10:59:03 | Javier Fernández | Archivado en:  ConejoPerrosPodenco.

conejo sube árbol y podencos andaluces suben tras él

Comparte esta noticia!

El tesón de uno de los canes le hace trepar por el tronco del árbol para acceder al lugar en el que se encuentra el lagomorfo. La cercanía del podenco al conejo provoca que tenga que saltar al suelo para evitar ser atrapado El conejo, finalmente, logra escapar entre el desconcierto los perros.

El instinto de supervivencia de conejos, liebres o perdices entre otras especies les hace buscar refugio en las alturas para evitar ser localizados.

En el caso de los conejos son frecuentes este tipo de lances, sobre todo en olivares centenarios. Esto es debido a que las oquedades de los troncos permiten acceder a los conejos con facilidad a la copa del olivo y a la ausencia de vegetación donde encamarse el lagomorfo a pie de estos.

Conejos en las alturas

El podenquero valenciano José Valenzuela grabó este lance en un olivar en una jornada de caza de conejos a diente con su cuadrilla de xarnegos valencianos. El día de caza transcurría con normalidad hasta que los canes percibieron las emanaciones desprendidas por un conejo que se había refugiado en la parte superior de un olivo.

Cuando los perros los detectan allí, algunos de estos conejos trepan por los troncos huecos para intentar alejarse del alcance de los podencos. Conejeros jiennenses cuyo cazadero habitual son olivares estiman en un 75% el número de lances en los que el conejo se encuentra en el tronco o en las ramas del olivo.

El instinto de supervivencia del conejo le permite salvar la vida

Los canes rodean el tronco del árbol y se alzan sobre sus extremidades traseras para intentar localizar el lugar en el que se encuentra el lagomorfo. Transcurren más de 90 segundos hasta que Xota, una de las podencas valencianas propiedad de José, trepa con gran agilidad hasta la parte superior del tronco del olivo. A partir de eso momento todo sucede muy rápido. Al conejo no le queda otra opción que saltar del árbol para no ser capturado a diente por la perra. Milagrosamente logra huir pese a caer prácticamente entre las fauces de los podencos que se encontraban ubicados a pie de árbol.

No te lo pierdas

Podencos de altura en la caza del conejo

Desde Sevilla nos llegan unas imágenes de un día de caza al conejo. Lo particular de las fotografías es que vemos a los podencos andaluces encaramados al grueso tronco de un olivo centenario. En el interior, el conejo intenta ocultarse de los sentidos de los perros.

Pulsa en la imagen para más información:

Caza en equipo: precioso lance conejero con perro de muestra y xarnegos valencianos

El setter inglés ha detectado el encame del conejo. Los xarnegos llegan para asistirle. La belleza de las imágenes rivaliza con la efectividad de este equipo canino de caza.

Pulsa en la imagen para saber más:

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.