Actualidad

Galicia

Caza de jabalíes gigantes en los montes gallegos

Los trailleros gallegos se enfrentan, junto a sus perros de rastro, a peligrosos animales que en numerosas ocasiones superan los 150 kilos de peso. Peligrosos jabalíes que no dudan en plantar cara a los canes y embestir a los cazadores en la espesura del monte.

15/04/2021 17:00:08 | Javier Fernández | Archivado en:  GaliciaJabalí.

Caza de grandes jabalíes en Galicia

Comparte esta noticia!

Dos de esos gladiadores del monte, como ellos se autodenominan, son los pontevedreses de Cangas do Morrazo, Javier Dacosta y Pablo, conocido por sus amigos por el sobrenombre de Joe. Ambos cazan junto a sus perros de rastro de las razas astur cántabra, sabuesos españoles, beagles, grifones y sabuesos azules de Gascuña, en los duros y abruptos montes gallegos del coto de Cangas del que Javier es segundo capitán de colla.

Caza de grandes jabalíes en Galicia
Detalle de los colmillos del gran jabalí.

Caza extrema de grandes cochinos

Se enfrentan a jabalíes de enormes dimensiones solo con el auxilio de sus perros de rastro y como arma, un cuchillo. Los grandes cochinos ponen en grave peligro la integridad física de los cazadores, ya que no dudan en embestirles en cuanto se percatan de su presencia para evitar tener que salir de la espesura.

Javier nos ha narrado dos de esos lances de riesgo en los que ha visto amenazada su vida o la de algún compañero cuando se han encontrado cara a cara con un gran macareno.

Caza de grandes jabalíes en Galicia

Tuvo que pedir ayuda a uno de los monteros

Una mañana de diciembre, los compañeros del municipio vecino de Marín, situado en la orilla meridional de la ría de Pontevedra, en la comarca del Morrazo, solicitaron la ayuda de los perros de Pablo y Javier en la celebración de una jornada de caza al jabalí. Allí acudieron ambos cazadores para intentar encontrar la pista de algún cochino. Con la ayuda de un único perro de la raza astur cántabra de nombre Babor iniciaron su andadura por las pistas de la mancha.

Pudieron detectar las huellas de un gran jabalí que había dejado sus pisadas en la arena, aún húmeda de la noche.

Un gran trabajo del perro de rastro

El perro rápidamente cogió el rastro del cochino en el sentido contrario al que se dirigían las huellas, hecho que hizo dudar a ambos cazadores del acierto del can. Después de más de 20 minutos, Babor señaló inequívocamente el lugar de entrada del cochino a la cama. Según los trailleros, los viejos jabalíes para intentar despistar a perros y cazadores, deambulan en ocasiones en círculos durante varios minutos antes de dirigirse a su lugar de ocultación durante el día. Avisaron al resto de cazadores para cerrar la mancha. Javier, ante la extensión de la zona a batir, tuvo que posicionarse en una de puertas para evitar las posibles rutas de huida del jabalí.

Caza de grandes jabalíes en Galicia
Enorme jabalí abatido en Orense con 146 kilos.

Una dura batalla con el gran jabalí

En la espesura entró sólo Pablo junto a 15 de sus perros, consciente del tamaño del animal al que se enfrentaba. Nada más entrar los canes en el monte de zarzas y eucaliptos, se produjo una cruenta batalla.

Al llegar el cazador al lugar del enfrentamiento, el jabalí se abalanzó contra él, salvando su integrad física gracias a que parte de los perros se interpusieron entre él y el feroz jabalí. Ante la imposibilidad de poder entrar al remate, ya que volteaba por los aires cada perro que se le acercaba, alertó al cazador armado del puesto más cercano.

Este le disparó en dos ocasiones con su escopeta del calibre 12. La primera detonación impactó detrás de la oreja del jabalí, hiriéndolo mortalmente. Tuvo que efectuar un segundo disparo para rematarlo, ya que, a pesar de estar herido de muerte, no paraba de lanzar navajazos a perros y cazadores.

El impresionante cochino pesó 146 kilos y portaba en su boca unas formidables navajas.

Caza de grandes jabalíes en Galicia
Los cazadores posan orgullosos junto a la gran captura.

¿Qué hubiese ocurrido si el arma hubiera fallado?

En la misma temporada, en este caso en el coto de Cangas del Narcea, uno de sus compañeros trailleros logró abatir un cochino que superó los 150 kilos sólo con el auxilio de tres perros de la raza sabueso y de una escopeta paralela del calibre 12. Fernando, tras comenzar la jornada de caza, detectó la presencia de un impresionante cochino, a tenor de sus huellas.

Después de que sus compañeros rodeasen la zona con varias posturas, se encaminó al lugar en el que los sabuesos delataban con sus ladras la presencia del viejo cochino. Al llegar al lugar, el jabalí le embistió con extrema violencia. El cazador, con gran temple y con nervios de acero, esperó el momento en el que el macareno se encontraba a escasos metros para apretar los dos gatillos de su escopeta paralela. Ambos disparos impactaron, a escasos centímetros el uno del otro, en el pecho del cochino, acabando con su vida.

Caza de grandes jabalíes en Galicia
Un navajero impresionante.

Galicia, jabalíes impresionantes

Galicia, tierra de grandes jabalíes

Con bosques que esconden jabalíes que superan los 150 kilos, los cazadores gallegos y sus perros se enfrentan a verdaderos colosos. Hablamos con algunos de ellos que esta temporada han abatido cochinos de más de 180 kilos.

Pulsa en la imagen para saber más:

trofeo jabalí

Impresionante jabalí cazado en Orense

Este espectacular jabalí ha sido abatido en Orense, en el coto de Toen, por José Emilio Lorenzo, miembro de la cuadrilla de Toen. Lo cazó el sábado 5 de diciembre. Te contamos cómo fue el lance.

Pulsa en la imagen para seguir leyendo:

jabalí cazado en Orense

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

ACCOLADE 2 LRF PRO

ACCOLADE 2 LRF PRO

Makers Vision

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.