Reportajes

Ecostrike vs Evostrike

Características y utilidad en caza de las balas Norma sin plomo más modernas

Ambos proyectiles son balas aerodinámicas sin núcleo de plomo que externamente son muy parecidas, pues prácticamente solo se diferencian por el color de la inserción de polímero de su punta. Sin embargo, internamente son proyectiles muy diferentes y tienen aplicaciones distintas, por lo que no se deben confundir.

Juan Francisco París

Fotos: Autor

18/08/2022

Star Star Star Star Star (53)

«Dos excelentes tipos de cartuchos sin plomo para caza mayor cargados con proyectiles diseñados por un fabricante de prestigio, como es Norma»

«El fabricante sueco ha utilizado al menos cinco tipos de proyectiles de caza mayor sin plomo»

«El proyectil Kalahari aún figura como disponible en la actual tarifa de precios de Excopesa»

«El Ecostrike, es la segunda bala sin plomo diseñada por Norma.»

«Ecostrike y Evostrike se complementan en el sentido de que utilizando una u otra se pueden abatir todas las especies de piel fina del mundo»


Fuera de sus cajas, los Norma Strike se diferencian por el color de la inserción de polímero: marrón en el caso del Evostrike y verde en el Ecostrike. Aunque tienen nombres parecidos y carecen de núcleo de plomo, su utilidad es distinta. Es importante no confundirlos.

Un buen día de la década de los años 80 del siglo XX, los ecologistas norteamericanos, que ya venían protestando desde hacía algún tiempo, pusieron el grito en el cielo, la Administración lo escuchó y los fabricantes de cartuchería de caza, a los que ignoraron, tuvieron que ponerse a crear a marchas forzadas municiones libres de plomo porque este material, que es el que más se ha utilizado desde que aparecieron las armas portátiles de fuego en siglo XIV por considerarlo como el más idóneo, cayó en desgracia.

De la noche a la mañana, se consideró que el plomo era tan perjudicial para las especies que tenía que restringirse su uso o incluso prohibirse.


Antes y después de comercializar la munición Kalahari, Norma utilizó proyectiles Barnes de cobre, como la bala TSX que monta la munición de la imagen. También cargó la TTSX.

La prohibición en un primer momento afectó a la cartuchería de escopeta, que no tratamos en este artículo, pero no tardó en cuestionarse también la de rifle alegando que los proyectiles expansivos de caza mayor se fragmentaban durante el impacto y que los restos de plomo, procedente de su núcleo, contaminaba la carne de las especies abatidas y podían llegar a ser tóxicos para el ser humano y para las especies carroñeras que se alimentaban de los despojos que pudieran quedar en el campo.


Cartuchos cargados con los tres tipos de proyectiles Norma sin plomo. De izquierda a derecha, 6,5 Creedmoor con bala Evostrike introducida en 2021; .338 Winchester Magnum con bala Ecostrike de 2015 y un .308 Winchester cargado con el proyectil Kalahari de 2011.

Pues bien, sin entrar a valorar por qué se han aceptado estas razones ecologistas, pese a que han sido rebatidas por científicos por exageradas, lo único cierto es que estas ideas, que primero “germinaron” en EE.UU y después se propagaron por Europa, han servido para que a partir de los años 80 del siglo XX la cartuchería de caza haya continuado evolucionado y perfeccionándose, aunque por caminos diferentes al seguido hasta entonces, porque los fabricantes de proyectiles y los de cartuchería más prestigiosos tuvieron que experimentar con nuevos materiales que permitieran fabricar cartuchos de caza “ecológicos”, sin plomo.

Y de dos excelentes tipos de cartuchos sin plomo para caza mayor cargados con proyectiles diseñados por un fabricante de prestigio, como es Norma, tratan principalmente estas notas, en las que también se mencionan las municiones Norma sin plomo anteriores que aún continúan a la venta.


Además de por sus llamativas cajas con las que se presentó, ilustradas con especies africanas, la cartuchería Norma Kalahari Plains Game se caracteriza porque monta un proyectil de cobre que tiene cola de bote y punta hueca que se fragmenta durante el impacto.

Municiones Norma

Norma es una fábrica de municiones y de componentes (vainas, pólvora, proyectiles…). Fundada en 1895 en Oslo (Noruega), en 1902 abrió una sucursal en Amotfors (Suecia) desde donde opera desde entonces. Actualmente pertenece a RUAG Ammotec GmbH (Grupo RUAG) y sus productos los distribuye Excopesa en España.

Fabrica municiones de escopeta (que no se distribuyen en España), cartuchos de percusión anular para caza y tiro con balas convencionales y sin plomo (*) y, sobre todo, una extensa gama de municiones para rifles de caza y de tiro de fuego central que ofrece con numerosos tipos de balas y engloba a todos los calibres que se utilizan en España y a muchos otros que no tienen uso en nuestro país: aproximadamente unos 25 modelos para rifles de tiro de la gama DPR (Dedicated Precision y más de 215 referencias de la Dedicated Hunting y African PH, para caza no peligrosa y peligrosa, respectivamente, que incluye prácticamente todos los calibres de caza que se utilizan en la actualidad, desde el .222 Remington al 505 Gibbs. Y cada calibre, por supuesto, lo ofrece con diferentes tipos de proyectiles convencionales o sin plomo, en el caso de los más populares, por lo que necesitaríamos varios artículos para poder mencionar todos los calibres y balas de caza que produce.


Esta ilustración de Norma muestra cómo expande una bala Kalahari: pierde la punta, pero el resto del proyectil queda intacto y sigue penetrando. Es una bala especialmente útil en la caza de especies “duras” de piel fina, como las africanas.

Además, es importante puntualizar que, aunque en gran parte de su producción de municiones cargadas utiliza proyectiles de diseño propio, como es el caso de las balas sin plomo Evostrike y Ecostrique y de muchas otras con núcleo de plomo, como Oryx, Vulcan, Alaska, etc., también usa (aunque cada vez menos) balas compradas a otros fabricantes, como Nosler, Sierra y Barnes, por citar tres ejemplos.

(*) Caso de los nuevos cartuchos ECO-Power y ECO-Speed para caza y “plinking” que se ofrecen en calibre .22 Long Rifle cargados con balas de Zinc. Están a la venta en España distribuidos por Excopesa, entre otras municiones de percusión anular con balas de plomo.


En 2015 Norma lanza el Ecostrike, que como el Kalahari es una bala de cobre con cola en forma de cola de bote, pero lleva en la punta una inserción de polímero y no se fragmenta.

Norma sin plomo

Sin contar los proyectiles de caza calibre .22 de zinc ni tampoco los African PH Solid para la caza africana más pesada y peligrosa, que son balas macizas hechas con una aleación de latón desarrollada por Norma, el fabricante sueco ha utilizado al menos cinco tipos de proyectiles de caza mayor sin plomo.

Antes de fabricar sus propias balas ecológicas, utilizó las norteamericanas Barnes TSX y TTSX, al igual que hicieron y siguen haciendo muchos otros fabricantes porque Barnes fue algo así como un adelantado a su tiempo en materia de proyectiles ecológicos. Comenzó a experimentar con balas de cobre en 1985 y cuatro años después, cuando las demás fábricas de municiones aún no sabían cómo iban a resolver el problema de la limitación-prohibición del plomo que se avecinaba, lanzó al mercado sus famosos proyectiles Barnes X, que expandían correctamente pero no se fragmentaban y que con el tiempo los perfeccionó y dieron lugar al TSX y TTSX, lazados al mercado en 2003 y 2008, respectivamente.

Incluso hoy día se siguen comercializando cartuchos Norma en algún calibre que otro, cargados con proyectiles Barnes, caso por ejemplo del .375 H&H Magnum con proyectil TSX de 270 grains.

En 2011 aparece la primera cartuchería de la marca cargada con un proyectil de producción propia: la cartuchería Norma Kalahari Plains Game, que fue concebida originalmente para la caza africana y estaba cargada con una bala de cobre que poseía un recubrimiento especial para no ensuciar los cañones, tenía punta hueca y cola de bote y estaba diseñada para que durante el impacto la parte delantera de la punta se fragmentara en seis pétalos que se separaban del resto del proyectil, para que siguiera penetrando. Pero lo más importante es que volaba muy bien (perdía poca velocidad inicial comparada con los proyectiles similares de la época), por lo era especialmente útil para cazar en montaña o en llanuras especies “duras” de piel fina, como las africanas, en las que la bala encontraba una fuerte retención y cedía energía, aunque la velocidad remanente no fuera muy alta. No obstante, en tiros a menor distancia y utilizando calibres adecuados también era útil en la caza de tamaño medio.

El proyectil Kalahari aún figura como disponible en la actual tarifa de precios de Excopesa en varios calibres: .270 WSM, .308 Win y .30-06, entre otros.


Expansión de un proyectil Ecostrike. Cuando impacta, la punta se deforma rápidamente pero no se fragmenta. Utilizando calibres adecuados, proporciona muy buenos resultados en animales de talla media y grande.

Norma Ecostrike

Cuatro años después, en IWA 2015, Norma amplió su gama de municiones Dedicated Hunting con una nueva serie de cartuchos Premium: la Strike, que se presentó inicialmente con dos tipos de proyectiles aerodinámicos que poseen inserciones afiladas de polímero en la punta para favorecer la expansión: Tipstrike y Ecostrike.

Sin embargo, el Tipstrike tiene núcleo de plomo, punta de polímero de color naranja y camisa cobreada, mientras que el Ecostrike es una bala maciza de cobre con un recubrimiento niquelado para proteger el cañón y su punta de polímero es de color verde.


En 2021 Norma lanzo la cartuchería sin plomo Evostrike diseñada para animales de talla pequeña y mediana, dependiendo del calibre utilizado. Dispara proyectiles que tienen doble núcleo de estaño, camisa niquelada y punta hueca de polímero de color marrón.

El Ecostrike, es, por tanto, la segunda bala sin plomo diseñada por Norma. Se puede considerar una mejora de la Kalahari porque como ésta posee un recubrimiento niquelado patentado para evitar que el estriado del cañón se anegue de cobre y termina en cola de bote, pero cuando impacta no se fragmenta, sino que expande en forma de seta y se va deformando y frenando mientras penetra, por lo que no solo cede más energía ya que no pierde masa, sino que además su punta de polímero asegura que la expansión se inicie rápidamente. Como consecuencia, además de expandir mejor en la caza a rececho de animales duros y grandes, como los africanos, también lo hace mejor en las especies de tamaño medio.

Se comercializa en infinidad de calibres, aunque de 7 mm o más grandes —ver resumen de características del proyectil—.

Saber más

Proyectiles Norma sin plomo

A continuación, se resumen las características de los proyectiles sin plomo Kalahari, Ecostrike y Evostrike, introducidos por Norma en el mercado en 2011, 2015 y 2021, respectivamente.

Para una información más detallada sobre los calibres y precios de las cajas de munición, consultar las páginas web del fabricante y distribuidor: www.norma-ammunition.com y www.excopesa.es


Norma Kalahari

Tipo: Bala de cobre con recubrimiento para evitar que el cañón se anegue de cobre. Tienen cola de bote y punta hueca que, al impactar, se fragmenta en seis pétalos que se separan del resto del proyectil.

Calibres: Excopesa lo ofrece en su tarifa 2022 en, al menos, los siguientes cartuchos: .270 WSM; 7x64; .280 Remington; .308 Wincheser y .30-06.

Principal utilidad: Caza a rececho de especies grandes y medianas a corta distancia, dependiendo del calibre utilizado.

P.V.P.: Depende del calibre. La caja del .30-06 tienen un P.V.P. recomendado de 95 euros.

Norma Ecostrike

Tipo: Bala de cobre con recubrimiento niquelado para proteger el cañón, punta de polímero de color verde y cola de bote. Se deforma, pero no se fragmenta al impactar.

Calibres: Se ofrece en no menos de 17 calibres europeos y norteamericanos, los más utilizados, desde el 7x64 al .375 H&H Magnum.

Principal utilidad: Caza de especies medianas y grandes, dependiendo del calibre utilizado.

P.V.P.: Depende del calibre. La caja del .30-06 tienen un P.V.P. recomendado de 88 euros.

Norma Evostrike

Tipo: Bala con doble núcleo de estaño, camisa niquelada muy fina, base terminada en cola de bote y punta de polímero hueca de color marrón.

Calibres: 6.5 Creedmoor; 6,5x55; .270 Win; 7 mm. Rem Mag; .308 Win; .30-06; .300 Win Mag; 8x57JS y 9,3x62.

Principal utilidad: Caza de especies de talla pequeña o mediana, dependiendo del calibre.

P.V.P.: Depende del calibre. La caja del .30-06 tienen un P.V.P. recomendado de 103 euros.

Norma Evostrike

Todos los proyectiles Norma mencionados hasta ahora y, en general, todas las balas de cobre similares son menos expansivas que los proyectiles convencionales que tienen núcleo de plomo porque son más “duras” y como consecuencia son menos efectivas, sobre todo si se utilizan para recechar animales de caza mayor pequeños o de talla media, porque, salvo que el proyectil impacte a una velocidad muy alta (con calibres muy rápidos o a cortas distancias) atraviesan las piezas y les ceden poca energía.

Pues bien, este problema lo solucionó Norma en 2021 al presentar un nuevo cartucho sin plomo de la serie Strike —diseñado en colaboración con RWS— que no está hecho de cobre: el Evostrike. Se trata de una bala con doble núcleo de estaño envuelto en una camisa niquelada muy fina y pulida que posee cortes cerca de la punta de polímero para facilitar que se abra al impactar.


Proyectil Norma Evostrike. Tiene punta de polímero y cola de bote para que pierda poca velocidad mientras avanza y dos núcleos de estaño envueltos por una fina camisa niquelada. El trasero es sólido, mientras que el delantero posee microperforaciones para que cuando impacte se deforme y ceda mucha energía, incluso en animales pequeños.

El núcleo trasero es sólido y termina en forma de cola de bote, mientras que el delantero tiene numerosas micro-perforaciones con el fin de que sea menos consistente y de facilitarle más el “trabajo” a la punta de polímero, que es de color marrón-bronce, para que cuando impacte su parte delantera se deforme o incluso se separe del núcleo trasero, que como es más duro, porque es sólido, sigue penetrando.

Además, a diferencia de la del Ecostrike, su punta de polímero es hueca para que, junto con la acción de la base terminada en forma de cola de bote, pierda la menor velocidad inicial a medida que avanza y tenga la menor caída posible.

Es una bala muy técnica y bien diseñada que es capaz de ceder más energía a mayores distancias y expande mejor en especies pequeñas y medianas que la Evostrike, siempre que el cazador use calibres adecuados para el tamaño de la pieza.


Cartucho Ecostrike calibre .338 Winchester Magnum comparados con Evostrike 9,3x62 y 6,5 Creedmoor.

Para terminar, comentar que, de lo expuesto, se deduce que Ecostrike y Evostrike, que son los dos proyectiles sin plomo más modernos que fabrica la empresa sueca y para los que en más calibres están disponibles en nuestro país, se complementan en el sentido de que utilizando una u otra en un calibre adecuado se pueden abatir todas las especies de piel fina del mundo. Y que, particularmente en la fauna española, que es de tamaño pequeño o medio, el más efectivo es el Evostrike, si bien a corta distancia y en nuestras especies más grandes, también proporciona buenos resultados el Ecostrike.

 

Leupold BX-5 Santiam HD 10x42

Leupold BX-5 Santiam HD 10x42

Juan Francisco París

Térmico SA 62 LRF

Térmico SA 62 LRF

Juan Francisco París

Zeiss V8 1,1-8x24

Zeiss V8 1,1-8x24

Juan Francisco París