Reportajes

Norma EvoStrike

Nueva bala ‘ecológica’ para animales pequeños o medianos

Norma ha ampliado su gama de municiones Strike con una serie de cartuchos de diferentes calibres que tienen en común que se ofrecen con un nuevo proyectil sin plomo denominado EvoStrike. Posee doble núcleo de estaño, punta de polímero y ha sido expresamente diseñado para que expanda correctamente en animales pequeños o medianos, dependiendo del calibre utilizado. Lo hemos probado en 9,3x62.

Juan Francisco París

Fotos: Autor

05/10/2021

Star Star Star Star Star (7)

«Todas las municiones Strike tienen en común que son muy precisas»

«La envuelta niquelada evita que las estrías se aneguen de cobre»

«La bala ecológica EvoStrike es internamente muy diferente a la EcoStrike porque se trata de un proyectil mucho más expansivo»

«El nuevo Norma es capaz de ceder energía a mayores distancias incluso cuando impacta en animales pequeños»

«Se presenta en cajas de 20 cartuchos divididos en dos portabalas de 10»

«Es en suma una excelente, potente y veloz cartuchería para quienes necesiten o deseen montear o recechar con proyectiles sin plomo»


Como cualquier otro cartucho de la marca sueca, la munición Norma EvoStrike se presenta en cajas que contienen dos portabalas de 10 cartuchos divisibles cada uno en dos módulos de 5.

Con el nombre genérico de Strike Norma fabrica cuatro tipos de cartuchos de caza mayor para propósitos muy diferentes, por lo que no deben confundirse. Por esta razón, antes de pasar a describir las características del nuevo EvoStrike vamos a detenernos en describir brevemente las de toda la gama de cartuchos Strike, que es la más moderna y de mayor coeficiente balístico que ha desarrollado hasta la fecha el prestigioso fabricante sueco.


La EvoStrike es un proyectil muy aerodinámico con doble núcleo de estaño, cola de bote y punta de polímero hueca. Diseñado para cazar animales pequeños o medianos, dependiendo del calibre utilizado, describe tensas trayectorias y cuando impacta en animales para los que ha sido diseñado la parte delantera del proyectil expande rápidamente mientras que la trasera continúa penetrando.

Todas las municiones Strike tienen en común que son muy precisas y están cargadas con proyectiles muy aerodinámicos que poseen en la punta una aguda inserción de polímero, es decir, que son balas tipo tip. En 2015, Norma lanzó las dos primeras que denominó TipStrike y Ecostrike. El TipStrike, sin duda el más conocido y utilizado, es una bala convencional que tiene núcleo de plomo, punta tip de polímero de color naranja y base plana, mientras que el EcoStrike es un proyectil ecológico, libre de plomo, que está hecho de cobre macizo y posee envuelta o camisa niquelada, punta tip de color verde y base terminada en cola de bote. La envuelta niquelada evita que las estrías se aneguen de cobre y, junto con el color de la punta, sirve para que el usuario pueda diferenciar la bala del TipStrike, cuya camisa es cobreada.


La punta de polímetro es hueca y, debajo de ésta, la camisa niquelada posee cortes longitudinales para asegurar una trayectoria plana y favorecer la expansión, respectivamente.

Cuatro años más tarde, en IWA 2019, presentó la BondStrike cuyo nombre puede llevar a confusión al pensar que se trata de una bala soldada y por tanto muy dura. En efecto, su núcleo de plomo está soldado a la camisa, que es cobreada, para que no pierda masa si impacta en un animal grande, pero, sin embargo, está diseñada para que su punta de polímero, que es de color azul para no confundirlo con el TipStrike, pueda también abrir el blindaje si impacta en animales de tamaño medio. Como, además, termina en forma de cola de bote, se puede afirmar que es la bala más todoterreno y más apropiada para cazar a larga distancia de la serie Strike.


Nótese que la bala termina en cola de bote. La camisa niquelada es muy delgada pero necesaria porque impide que las estrías del rifle entren en contacto con el estaño de los núcleos.

Norma EvoStrike

Y por último, en 2021 Norma ha presentado su cuarta y última creación, al menos por el momento: la bala ecológica EvoStrike, que es internamente muy diferente a la EcoStrike porque se trata de un proyectil mucho más expansivo, ideado para que, dependiendo del calibre utilizado, se pueda usar para cobrar animales pequeños o bien medianos en un amplio rango de distancias, mientras que el EcoStrike, como normalmente sucede con todos los proyectiles macizos de cobre, no es adecuado para cazar animales pequeños.

Efectivamente, a diferencia de otros proyectiles ecológicos, el nuevo Norma es capaz de ceder energía a mayores distancias incluso cuando impacta en animales pequeños porque Norma —que lo ha desarrollado en colaboración con RWS— ha potenciado su diseño para que consiga en toda la trayectoria la velocidad remanente más alta posible.

Consiste en una bala de doble núcleo de estaño envuelto en una camisa niquelada muy fina y pulida que posee cortes cerca de la punta de polímero para facilitar que se abra al impactar. El trasero es sólido y termina en forma de cola de bote, mientras que el delantero tiene numerosas micro-perforaciones con el fin de facilitarle más aún el trabajo a la punta tip, que es de color similar al bronce —¿marrón claro?— y presenta la particularidad de que es hueca —como la de los proyectiles de competición— para que, junto con la acción de la base terminada en forma de cola de bote, pierda la menor velocidad inicial posible y describa una trayectoria muy tensa. Como consecuencia, es capaz de ceder más energía a mayores distancias y expande mejor en blancos pequeños y medianos.


Las cajas están ilustradas con un rebeco o un carnero, dependiendo de que los cartuchos que contengan sean adecuados para especies pequeñas –los de menor calibre– o medianas.

Cabe añadir que la nueva munición, como todos los productos Norma, la distribuye Excopesa. Se presenta en cajas de 20 cartuchos divididos en dos portabalas de 10 y tienen en la parte delantera una ventana por la que se ve el tipo de bala que montan los cartuchos, así como la ilustración de un carnero o de un rebeco, dependiendo de que contenga un calibre adecuado para cazar animales pequeños o grandes y el nombre genérico de la munición en la que se indica que se trata de una bala sin plomo. En el lateral derecho se indica el calibre, peso y nombre de bala (EvoStrike) y en el envés un esquema del proyectil, fauna tipo para el que es apropiado y una tabla balística hasta 300 metros.

Por el momento, la cartuchería EvoStrike está disponible en los siguientes calibres: 6.5 Creedmor; 6,5 x 55; .270 Win; 7 mm. Rem Mag; .308 Win; .30-06; .300 Win Mag; 8x57JS; 9,3x62.


Debajo de la sección del proyectil y de la expansión, se indica el uso recomendado con ejemplos de animales: “Medium game” en este caso porque se trata del 9,3x62. La tabla balística proporciona datos hasta 300 m.

EvoStrike 9,3x62

La cartuchería EvoStrike 9,3x62, debido a su calibre, potencia y diseño del proyectil se recomienda para utilizar en animales de tamaño medio, lo que es lo mismo que decir que en todas las especies españolas más grandes.

Se presenta cargada con bala de 184 grains —en realidad casi 185 grains— con la que es capaz de conseguir una velocidad inicial de 900 metros por segundo y una energía inicial, muy considerable, de 4.822 Julios. Y lo más importante, debido al diseño aerodinámico del proyectil, tiene una trayectoria sorprendentemente plana para tratarse de una bala sin plomo de un calibre tan grande porque supera con creces en este aspecto no ya a otros cartuchos del mismo calibre cargados con puntas con o sin plomo, sino a otras municiones convencionales con plomo, incluso de calibres más pequeños si no disparan balas de alto coeficiente balístico.

Así, por ejemplo, con el visor regulado a 100 m, una bala Norma Vulkan del 9,3x62 de 232 grains tiene una caída de 166 mm a 200 m, mientras que la EvoStrike solo cae ¡114 mm!; la TipStrike del .308 Win de 170 grains cae 142 mm, etc. Incluso supera en trayectoria a algunos cartuchos magnum cargados con balas pesadas para el calibre, caso por ejemplo del 7 mm Rem Magum con proyectil Norma Oryx Bonded de 170 grains, pues cae 120 mm a 200 metros.

A continuación, se proporciona su tabla balística hasta 300 metros, pero de lo expuesto sobre su potencia y caída es fácil deducir que un cartucho como el 9,3x62 EvoStrike se puede usar en España tanto en montería como en rececho a distancias normales. De hecho, a 200 metros supera en velocidad y energía remanente a muchos cartuchos que se usan normalmente para recechar a distancias medias, caso por ejemplo de los citados más arriba. Además, en montería su velocidad inicial de 900 metros, muy superior a la de cualquier otro cartucho 9,3x62 y a la de muchos otros cartuchos estándar, supone una ayuda importante porque simplifica el cálculo el adelanto.

Tabla balística 9,362 EvoStrike

Distancia Vel. (m/s) Energía (julios)
0 m 900 4.822
100 m 801 3.815
200 m 708 2.984
300 m 622 2.301

 

Caída (mm) con visor regulado a 100 m

50 m -3 mm
100 m 0
150 m -35 mm
200 m -114 mm
300 m -425 mm

Cartuchos 9,3x62 cargados con proyectil Vulkan convencional con núcleo de plomo de 232 grains y EvoStrike de 184 grains. El primero sale a 800 m/s y cae 166 mm a 200 m con el rifle puesto a tiro a 100 m, mientras que el ecológico consigue una velocidad inicial de 900 m/s y su caída es de 114 mm.

Saber más

Especificaciones

Munición Norma EvoStrike

Tipo de munición: Cartuchería de rifle para animales de caza mayor de tamaño pequeño o mediano.

Calibre probado: 9,3x62 (para caza mayor de talla media).

Otros calibres en los que se fabrica: 6.5 Creedmor; 6,5 x 55; .270 Win; 7 mm. Rem Mag; .308 Win; .30-06; .300 Win Mag. y 8x57JS.

Características del proyectil: Bala con doble núcleo de estaño, envuelta niquelada, punta de polímero de color marrón y base terminada en cola de bote.

Peso: 184 grains en calibre 9,3x62.

P.V. P: Depende del calibre; la caja de 20 cartuchos del 9,3x62 tiene un precio recomendado por el distribuidor de 91 euros; 88 euros la del .30-06, etc. Consultar a Excopesa.

Mas información: www.excopesa.es


En el campo de tiro los cartuchos se probaron con un Blaser R8 Professional con visor Zeiss Victory 2,5-10x50.

Bien cargada y precisa

Si Otto Book, el armero alemán que en 1905 diseñó el 9,3x62, levantara la cabeza y le pusieran en las manos un EvoStrike, indicándole que el proyectil sólo pesa 184 grains y que, encima, es de estaño, es posible que tras una primera impresión pensara algo así como que los de Norma están locos. No entendería que a alguien se le pudiera ocurrir cargar su cartucho con una bala aguzada de un material tan absurdo y tan ligera, cuando él lo había diseñado para que disparara proyectiles semiblindados de punta redondeada de 286 grains, no por gusto sino porque no había otro modo en su época de conseguir que sirviera para el propósito para el que lo había creado: como munición de uso general en África, donde demostró ser tan eficaz que terminó siendo muy apreciado en toda Europa para cazar animales grandes.


Norma fabrica cartuchos muy bien cargados y los EvoStrike no son una excepción: contienen cargas de pólvora y balas muy regulares en peso.

Pero estoy seguro que no tardaría en comprobar y comprender lo bien hecha que está y su utilidad en piezas medianas y terminaría por felicitar a Norma, que es lo que voy a hacer yo a continuación, no solo por el diseño de la bala que me parece increíble que sea tan aerodinámica, sino porque he desmontado y pesado sus componentes con una báscula RCBS y he comprobado que es muy regular: tres cartuchos extraídos de dos cajas diferentes contenían proyectiles de 184.7; 184, 7 y 184, 6 grains y cargas de pólvora casi idénticas de 61,6; 61,6 y 61,7 graín de pólvora de tipo tubular. Mejor imposible.


Instantánea de la prueba, realizada a 100 m con apoyo. El retroceso es agradable en comparación con otros cartuchos del 9,3x62 cargados con balas de mayor peso.

Lo siguiente fue probarla en la galería de 100 m del Club deportivo Centro Madrid con un Blaser R8 de mi propiedad que utilizo para hacer esperas y a veces, dependiendo del tiradero, también en montería con un visor que me encanta: un veterano Zeiss Victory 2,5-10x50 con LotuTec y retícula 4 en primer plano, por lo que de noche se ve perfectamente y lo mismo sucede cuando encaras en montería.

Este equipo lo uso normalmente con bala Norma Vulcan de 232 grains, por lo que primero tuve que regular el visor con la nueva munición —o mejor dicho desregularlo, a mi pesar— disparando en 8x porque con más aumentos la retícula adquiere un tamaño considerable y te impide apuntar con precisión al parche blanco que señala el centro de la diana. Pero no es problema porque con 8x e incluso con 7x menos se aprecia perfectamente la referencia de puntería gracias a la calidad de los Zeiss Victory.


Mejores agrupaciones de 3 y 4 impactos. El testigo rojo, que mide un MOA, las tapa por lo que ambos son sub-MOA, pero la de tres impactos es un poco más cerrada. La cartuchería está bien cargada y el EvoStrike es un proyectil muy preciso.

Mientras lo ponía a tiro comprobé que el retroceso es menor que cuando lo uso con mis cartuchos y no digamos cuando disparo balas de mayor peso. Y también que la aguda bala alimentaba correctamente la recámara del Blaser y que es muy precisa. De hecho, conseguí primero una agrupación en un MOA de 4 tiros y a continuación dos sub-MOA de 4 y 3 tiros que lo demuestran.

En suma, una excelente, potente y veloz cartuchería para quienes necesiten o deseen montear o recechar con proyectiles sin plomo.

 

Kahles Helia RD-C

Kahles Helia RD-C

Juan Francisco París