Blogs

Miguel Ángel Romero

Desde mi Tronera

Miguel Ángel Romero

Colaborador habitual de publicaciones cinegéticas

No tantas codornices como pronosticamos

Perdonen mi mala educación por ponerme en primer lugar, pero estoy seguro de que lo comprenderán. Mientras estudio los pasos de fauna de las carreteras alavesas, voy tomando nota de las codornices que veo.

15 jul. 2021 - 11.364 lecturas - 3 comentarios

Es más, cosechadora que veo, cosechadora que abordo para preguntar por lo que levantan y a estas alturas he llegado a la conclusión de que al lado de aquellas cosechadoras o enfardadoras que no trabajan acompañadas por cigüeñas, gaviotas, cernícalos y otros depredadores, es bobada preguntar, por eso les sigo con los prismáticos perdiendo tiempo de lo fundamental que hago a estas alturas del calendario. No obstante, la citada regla tiene su excepción, pues en Palencia, sin ir más lejos, ya hace unos años que la abundancia de depredadores puede conllevar topillos (Microtus arvalis), sobre todo en Tierra de Campos de Castilla y León, donde han venido o los han echado para quedarse. No lo sé.

De todas las maneras los antiguos postes que servían para llevar de un sitio a otro la luz eléctrica o la telefonía, fueron donados en su día a GREFA. A esos palos se les puso en la punta un cajón que sirve para que críen los cernícalos primilla y otros depredadores tales como las lechuzas, los cernícalos comunes y otros terribles azotes para las codornices y sobre todo para sus pollos. Esto nadie lo ha nivelado ni protestado por tratarse de los señores ecologistas. Por eso la gente que no quiere líos, se calla. Por eso y porque las eléctricas subvencionan a los señores ecologistas a fin de que se callen la boca. Y lo hacen, ya lo creo que lo hacen.

Las carreteras de Álava

Siempre las carreteras de Álava fueron de las mejores de España cosa que se tenía a gala, si bien es cierto que últimamente han pegado un bajón tremendo que están modificando de la mejor manera posible, motivo éste por el que he dedicado muchos de mis paseos diarios en fotografiar todo un mundo de pasos subterráneos, aéreos, arbóreos, de mallas, odoríferos, etc. Toda una mezcla de: ingeniería, obra pública, obra civil, biodiversidad, meteorología adversa y diversa, agricultura y ganadería, entre otras disciplinas trabajando en comandita.

Pues bien, en esos paseos fotográficos al ir de paso animal en paso animal me saltaron codornices a últimos de marzo, bastantes en abril y muchas en mayo. Codornices que, por regla general, se van todas ellas, para Francia, pero siempre se queda alguna a criar en España. A primeros de junio hubo días que el campo se inundaba con los cánticos de machos fogosos tratando de concitar en pos de si a esas hembras deseosas de aumentar la especie. El señor Garrido (posiblemente el cazador que más sabe de codornices en España), venía a decir lo mismo. O sea: lo que a personas como un servidor de ustedes (que soy yo) dije; al igual que el presidente de la Real Federación Española de Caza en Navarra de nombre José Ángel Remírez. Mi humilde persona no se quedó atrás en el diario de noticias de Gipúzcoa, pero no dije nada de Álava (por si acaso, que luego dicen que lo veo todo negro). Dije lo que el reputado periodista transcribió con toda honestidad. Y esto fue lo siguiente:

«La situación en los campos de Araba y La Rioja también se presenta similar a la del año pasado. La llegada de codornices está siendo irregular, en función del tiempo, y tras el paso de una primera tanda, la segunda se ha quedado y nidificado, apunta Romero. Aunque reconoce que en esta ocasión ha habido un cierto adelanto con respecto a otras campañas, los machos están cantando bastante para atraer a las hembras, lo que resulta prometedor».

Juan Antonio Sarasketa Leguina, posiblemente el columnista más leído de El Correo, viene a decir lo mismo enfocándolo de diferente manera: Si el tiempo acompaña y el calor no aprieta, es posible que la temporada sea buena de codornices. Pues entrar han entrado, y muchas. Ahora bien, como es lógico, el hábitat y la altitud son vitales para que aguanten en las zonas con tradición codornicera. ¡Falta hacía, con la que les está cayendo a los cazadores por todos lados!

La meteorología no las ha facilitado nada habiendo lugares donde las ha matado.

Por el momento, donde más codornices he visto ha sido en el Condado de Treviño (Burgos)

En el Burgalés Condado de Treviño, rodeado de terreno Alavés por todas las partes, he visto un cierto número de codornices muy aceptable. Aun cuando también he visto corros donde otros años había y este no hay y viceversa.

Resumen final

En el Condado de Treviño y en la Llanada Alavesa, del 1 al 10, yo los calificaría con un cinco pelado. Los otros con un suspenso ganado a pulso por no querer desdecirme tanto en Desveda (el programa de radio en el que colaboro) y con demasiados medios que de forma puntual me llaman.

Se ha cosechado la cebada, que es mal lugar para la codorniz además de las leguminosas que en mi remota juventud casi valía más la paja que el grano y ahora estamos con el trigo que en lo que a codornices se refiere salen y mueren las mismas que en la cebada.

La agricultura es la misma que la de todos los años (criminal), los insumos son un veneno letal sin paliativos y la recogida de paja ya está ahí junto a la siega de forraje dando gusto a las garcillas en contra de lo que algunos digan. Ah, y si llueve la grada aun cuando caigan «chuzos de punta».

Todavía está la pelota en el tejado.

En Castilla y León dicen que hay muchas. Tal vez dejen pequeño a las bíblicas del Éxodo 16:13-36.

De lo que sí estoy seguro es de que habrá más que el año pasado, pero no muchas más.

Lo que yo he hecho en esta ocasión, es una estima documentada como si se tratara de un censo. Una estima aumentada. Ay, cuántos están confundiendo las estimas con los censos.

Les seguiré informando.

 

• 
 •

3 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

19 jul. 04:33
BonusEventusJR
Estimado Miguel Ángel:

Cuanto tiempo hace que no podemos disfrutar de las codornices como lo hacíamos allá por el norte de Palencia en los terrenos por donde nos movíamos; de aquellas conversaciones con nuestro buen amigo Adelino; aquellos cotos llenos de gallegos, asturianos, cántabros y no pocos vascos a los que nos uníamos unos pocos de Valladolid y Palencia, entre ellos mi padre y yo que pudimos disfrutar de aquella época dorada de excelentes posturas en los maraños con nuestros Bracos Alemanes en competencia con tus perdigueros de Burgos.
Cuando hablo con mi padre se emociona cuando le vienen estos recuerdos y seguro que lo último que le gustaría hacer seria de disfrutar de otra jornada de aquellas en la Valdavia.

Entre nosotros, son muchos los intereses que se mueven y muchos los que dependen de esos ingresos, ya menguados como las codornices. Vienen cada vez menos y las pocas que lo hacen lo tienen muy complicado. Debemos cuidarlas y cazarlas con inteligencia y disfrutando sobre todo de las salidas y las puestas del sol, el olor de la paja húmeda del rocío y de las posturas de nuestros perros, para mi los protagonistas de la media veda.

Cuídate mucho y recibe un fuerte abrazo

Jaime Rivero
19 jul. 09:32
Fuente Andrino  
Mi querido amigo Jaime, ha sido una alegría muy grande retomar nuestra amistad para en primer lugar, mostrarte tanto a ti como a tu padre mi agradecimiento por posibilitarme la caza en tan paradisiaco lugar.
En primer lugar te diré que ya estoy retirado aun cuando sigo escribiendo. Si bien es cierto que estos dos últimos años los he pasado muy mal con la vesícula biliar que con tres operaciones terminaron por extirpármela. Esto unido a las otras dos cronicidades sólo le ha faltado a mi cuerpo padecer la Cobid19.
Me compré un chalecito en Saldaña para estar más cerca del cazadero, pero mi mujer lo aborrecía debido a que mis dos hijos tienen otros dos retoños y en Saldaña se pasaba sola todo el día. Total, qué lo vendí perdiendo dinero pero dejando a mi mujer contenta. Lo tuve 10 años. Motivo éste por el que no cazo en Valderrábano, pero el que lo lleva tiene unos bungalós muy baratos con dos habitaciones, un jardincito, y patio para los perros.Diiciéndole que vas de mi parte, puedes cazar por días a un precio sumamente moderado.
No me quedé con el teléfono ni con nada de quién lleva el coto. Pero eso se lo preguntas a Miguel Ángel (el amigo de Adelino. RIP-) y te lo da, dile que vas de mi parte y no tendrás ningún problema. Yo, cuando he necesitado algo, como soy un desastre para los teléfonos, llamaba a cualquier teléfono de Valderrábano preguntando por uno a cualquier teléfono y me lo daban.
Jaime, ¿tenéis codorniz en Burgos este año? .
UN ABRAZO
20 jul. 04:41
BonusEventusJR
Querido Miguel Ángel:

Agradezco tu ofrecimiento. La gente de Valderrábano debe de echarnos de menos, tanto a su alcalde pedáneo Adelino Polvorosa como a nosotros, como amigos de esa tierra a la cual nunca fallamos. Tienes que llamar un día a mi padre, le emocionaría mucho en mantener el contacto con alguien con el que pudo cazar y ¡cómo no!, en competir sanamente en tener las mejores perchas y los mejores perros de la Valdavia, con el Comandante Leandro, Tomás de Valladolid y nuestros amigos comunes de la Junta de CyL, en el chozo de Gustavo donde nos quedábamos después de algunos años en la Venta del Caniche.
La última vez que estuve por allí será hace unos 6 años, fui con mi esposa e hija y recorrí los caminos y las describí mis mejores lances con mis bracos durante tres generaciones, - Bonus Eventus, Oran y Lay-, incluso creo que la única perdiz que se cobró en medio de la ladera en muchos años de imposible disparo y las perchas de sordas que hicimos en el robledal cercano a la presa, la liebre que cobre también en la presa y que para poder regalársela a Adelino, tuve que desollarla antes para que la aceptara cuando empezaron los casos de Tularemia en Palencia con ingresados en el hospital tras la primera zoonosis por culpa de los topillos. Y ahora la COVID-19, de la que veo que también afecta a los hurones y dicen que a los cérvidos.
De las codornices de Burgos no te puedo decir nada, pero en la Bureba y en las Riberas del Arlanza, Arlanzón y Duero siempre se da bien. Al nombrar Treviño, por allí estuve cazando el jabalí y lo mejor de todo fueron las nueces que pude recoger y las vistas desde la parte más alta. Llevo dos años trabajando en Estados Unidos, en Michigan, ya que la empresa me hizo una propuesta atractiva y vi sobre todo beneficio para mi hija que este año comienza la universidad en Boston. Y de cazar por aquí, poco, a pesar de las oportunidades. Estuve una semana tras el ciervo de cola blanca en Kentucky y Mississippi y disfruté mucho. En el jardín de mi casa no es raro ver conejos, ciervos, -sobre todo hembras al anochecer-, perros de las praderas y de vez en cuando la visita de algún mapache y de los coyotes ya bien entrada la noche.
No sé cómo ponerme en contacto contigo, pero puedes escribirme a mi correo electrónico y así nos cambiamos los teléfonos para que al menos nos mandemos alguna foto al WhatsApp dichoso. Mi email es bonuseventusjr@gmail.com

Un fuerte abrazo.