La Federación de Castilla-La Mancha defiende el viñedo tradicional

La Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha manifestado la necesidad de preservar el viñedo tradicional en vaso como medida primordial para la conservación de la perdiz roja en la región.


Juan de Dios García, presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, ha señalado que entre las sociedades federadas de cazadores cada día preocupa más los efectos que esta teniendo el arranque de viñedo en vaso en la conservación de las poblaciones de perdiz roja. La aplicación de la política agraria común de la UE, que aboga por el remplazo del viñedo en vaso por el viñedo en espaldera, está provocando la desaparición de zonas de cría, refugio y alimentación de esta especie, indicó García. Éste ha asegurado que el arranque masivo de viñedo va a suponer un desastre ecológico y sobre todo cinegético irremediable, como ya está quedando patente con en el descenso de poblaciones de perdiz que se viene registrando y que, cada vez es más notable a consecuencia del empobrecimiento del suelo. La desaparición de las pequeñas parcelas de viñas en vaso, ha dicho, «supondrá dar al traste con muchas zonas perdiceras donde hasta ahora se ha mantenido unas poblaciones saludables de perdiz». En este sentido, ha recordado que el viñedo de vaso en zonas como La Mancha ha cumplido y cumple una función medioambiental fundamental, pues crea espacios que en el verano sirven de alivio y alimento a multitud de especies de aves. Además, ha significado que estos lugares se han convertido en áreas de refugio donde las crías de perdiz no sólo se protegen de los rigores estivales, sino también, de sus predadores naturales. El presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha reiterado que la desaparición del viñedo conllevará graves problemas para las aves, la merma en un porcentaje altísimo de perdices y, en consecuencia, el trabajo realizado durante muchos años para mantener con mucho sacrificio una población más que digna de esta especie. García, finalmente, ha recordado que la Dirección General de Política Forestal ha puesto en marcha un Plan de Reforestación, dirigido a los propietarios que han de arrancar sus viñas para paliar estos efectos negativos, sin que por el momento esté resultando lo suficientemente atractivo para los agricultores, a tenor de la demanda que tiene. Para el representante de los cazadores castellanomanchegos urge tomar medidas que eviten los graves problemas que puede presentar el arranque del viñedo para las aves y, en este sentido ha instado a la Junta a que afronte este problema potenciando medidas de reforestación que resulten más atractivas para aquellos propietarios que deciden abandonar sus explotaciones tradicionales de viñedo.
Comparte este artículo
Autor: 
  
4400 0

Publicidad