Las becadas seguidas desde España por GPS vuelven a volar sobre Europa en su viaje migratorio
Investigación

Las becadas seguidas desde España por GPS vuelven a volar sobre Europa en su viaje migratorio

Una becada equipada en la Montaña Alavesa emite desde más de 5.500 kilómetros de distancia.


El Club de Cazadores de Becada con Perro reconoce que hace mucho que no tenían buenas noticias desde el Proyecto Scolopax Sin Fronteras acerca del seguimiento de becadas mediante Radio Telemetría Vía Satélite (RTVS). No es que el proyecto se hubiera detenido, porque a través del blog casabecada.org hemos tenido noticias de Aizpea, Ansabel, Oxarta, Roncesvalles, Aranea o más recientemente Bidausi, con diferentes resultados. Pero hacía meses que no teníamos buenas noticias desde la Montaña Alavesa, donde el Club Deportivo de Caza Hornillo de Maeztu, junto con la Diputación Foral de Álava, mantiene un esfuerzo importante a lo largo de muchos años en este proyecto.

Sin embargo, este año el equipo del Proyecto Scolopax Sin Fronteras ha vuelto a trabajar sobre el terreno para equipar cuatro nuevas becadas desde Euskadi y podemos adelantar que una de ellas vuelve a dar unos resultados espectaculares.

No image

Rubén e Ibon trabajando sobre una de las becadas alavesas

Así pues, en plena temporada de Carnaval, entre el 11 y el 15 de febrero, se colocaron los 4 transmisores por el equipo habitual formado por Ibon Telletxea y Rubén Ibáñez, que siguen siendo los encargados de la operación de captura y equipamiento; Todor de Agirre y Luis Parra, del Club Deportivo de Caza Hornillo de Maeztu, y, en esta ocasión, se unieron al grupo Izaskun Ajuriagerra y Asier Pérez Molás.

Las cuatro becadas marcadas

Equipadas en Carnaval, estas becadas portarán nombres extraídos del Carnaval Tradicional de Navarra. Maritrapu, que es una figura propia del Carnaval de Iruña; Ziripot y Zaldiko, personajes del Carnaval de Lantz, y Joaldun, en referencia a los portadores de cencerros de Ituren y Zubieta. Maritrapu y Zaldiko se datan como dos ejemplares adultos, mientras que Ziripot y Joaldun serán juveniles. Como viene siendo habitual las labores de equipamiento se realizaron con eficacia y sin mayores contratiempos que la propia dificultad de atrapar y escoger los mejores ejemplares en peso y estado físico para que puedan portar los transmisores sin problema.

Maritrapu, becada de récord

De todas las becadas que se habían equipado hasta la fecha dentro del Proyecto solamente dos consiguieron superar la barrera natural de los Urales y adentrarse en el continente asiático: Karelia y Eztia. De hecho, Karelia fue la becada que rompió con la creencia de que el área de distribución de la especie llegaba hasta los Urales, lo que llamamos el Paleártico Occidental. Supuso un hito en su momento, pero gracias a los trabajos de seguimiento por satélite hoy sabemos que no son casos aislados. La última becada en conseguir romper esa barrera ha sido Maritrapu, que ya emite a más de 5.500 kilómetros de la Montaña Alavesa.

Salió de casa el 15 de marzo. Durante la siguiente quincena no sabremos más de ella hasta que el 1 de abril aparece en la zona sudeste de Bielorrusia, muy cerca de la frontera con Ucrania. Algo más de 2.500 kilómetros de los que no sabemos nada, pero nuestra sorda está viva y durante el periodo entre el 1 y el 8 de abril emitirá con regularidad, hasta en cinco posiciones diferentes en una distancia de 125 kilómetros para conseguir entrar en Rusia por muy poco, posándose en el Óblast de Briansk. No pasará mucho tiempo en esa zona, porque el 10 de abril ya la situamos a 800 kilómetros al Norte, Óblast de Nizhni Nóvgorod. Desde ese momento el avance ha sido muy rápido. El 18 de abril emitía del el Óblast de Ekaterimburgo; el 20 lo hacía desde Tiumen y el 22 ya estaba en el Óblast de Omsk.

No image

Maritrapu ya ha recorrido 5.500 kilómetros.

Así ha sido la migración de otra de las becadas

Por lo que respecta a Ziripot, hay que señalar que es una becada que no se movió de la Montaña Alavesa hasta el 30 de marzo. Su migración prenupcial ha sido muy pausada. El 31 de marzo emite primero a 25 kilómetros al norte, en la zona de Aizkorri en Gipuzkoa y después en la misma localidad de Andoain sumando otros 50 kilómetros en esa jornada. Mantiene la dinámica de etapas cortas el 1 de abril, emitiendo primero en la zona de Dax, en Francia a 80 kilómetros de su posición del día anterior y aún nos dará otra localización 40 kilómetros al norte.

Esta va a ser una constante en la ruta de Ziripot. Como dicen en Italia “qui va piano, va sano e va lontano” y solamente un día después volverá a emitir varias veces desde el centro de Francia. La primera, cerca de Aurillac sumando 300 kilómetros esa noche, pero es que durante el día 2 emitirá varias veces en pequeños avances que al final la colocarán 170 kilómetros al nordeste de su primera emisión del día. Hasta cinco veces cambiará de posición en su avance. El 5 de abril Ziripot ya emite desde Alemania, al sur, zona de Kaiserslautern, sumando 450 kilómetros más y el 7 lo hace al norte de Berlin. Otros 570 kilómetros. En esta jornada también nos da varias posiciones y el día 8 se posa en la Bahía de Gdansk, en Polonia volando 375 kilómetros más. Aún tendremos una última posición el 9 de abril en la otra orilla de la Bahía, a 110 kilómetros. El viaje de Ziripot entre Araba y el norte de Polonia es de algo más de 2.000 kilómetros.

No image

La ruta de Ziripot, hasta el momento.

Joaldun y Zaldiko

Estas son las becadas que menos han emitido. Joaldun nos ha dado una única posición en el centro de Alemania el 23 de marzo a 1.250 kilómetros de la Montaña Alavesa. Por su parte Zaldiko no ha conseguido emitir por el momento. La experiencia nos dice que no es extraño que estas becadas aparezcan en cualquier momento, por lo que nos mantenemos a la espera de nuevas localizaciones.

No image

En verde la ruta de Joaldun; Ziripot en blanco y Maritrapu en amarillo.

Comparte este artículo
Autor: 
  
3411 0

Publicidad