¿Es cierto que la caza de la perdiz puede prohibirse en los próximos años?
Investigación

¿Es cierto que la caza de la perdiz puede prohibirse en los próximos años?

La respuesta a esta cuestión y a todas las relacionadas con la última información sobre la situación de la especie en España las ofrece Fundación Artemisan en el tercer número del boletín de ‘Noticias Perdiceras’.


Cabe señalar que 2023 fue un año muy complicado para la perdiz, posiblemente uno de los peores años de cría que se recuerdan en décadas, pero, a pesar de ello, cientos de cazadores voluntarios han seguido colaborando en la conservación y recuperación de la especie.

Sus esfuerzos, unidos a los de las federaciones de caza, asociaciones de propietarios, gestores y cotos de toda España están siendo determinantes para la conservación de la patirroja y los resultados obtenidos en los distintos proyectos animan a pensar en un horizonte de esperanza para la especie, a pesar de que en 2020 se catalogó como "casi amenazada" por el declive de las últimas décadas.

Su futuro sigue estando muy comprometido y, sin duda, pasa por incrementar el número de censos y monitorización en toda España y por seguir trabajando en los distintos proyectos que se llevan a cabo en todo el país gracias al compromiso y al esfuerzo de cazadores y gestores.

Incremento y estabilización del número de parejas en los últimos años

Gracias a proyectos como RUFA (Red de Cotos Unidos por el Fomento de la Perdiz Roja y otras Aves), como resultados preliminares, estamos observando un incremento y estabilización del número de parejas reproductoras en los últimos años, pero no en el número de bandos con pollos, observándose fluctuaciones con una caída importante en 2023. Es decir, ha aumentado la población reproductora pero no sucede lo mismo tras la reproducción.

También destaca el que son numerosos los cotos que están llevando a cabo medidas como el aporte de comida y agua, los márgenes funcionales y los refugios artificiales; pero hay otras actuaciones de gran importancia mucho más difíciles de llevar a cabo, principalmente por su coste económico, como el control de predadores y los desbroces.

Respecto al Observatorio Cinegético, durante el periodo 2021-23, gracias a la ciencia ciudadana y al esfuerzo de los voluntarios, se han obtenido un total de 1.644 censos válidos para analizar la situación de la especie, con más de 10.000 kilómetros recorridos y cerca de 18.000 perdices avistadas, arrojando estabilidad de abundancia de la perdiz roja en los cotos, con lógicas variaciones año tras año.

El Observatorio Cinegético es una herramienta puesta en marcha por Fundación Artemisan, la empresa Bineo Consulting y la Federación Española de Caza, que cuenta con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y Mutuasport, y con el patrocinio de Hornady y Hart.

Estamos ante un proyecto de ciencia ciudadana compuesto por una plataforma digital colaborativa entre cazadores y científicos, que permite monitorizar las poblaciones de fauna cinegética. Se compone de una aplicación para móviles, “CensData”, a través de la cual se obtienen datos sobre la distribución, abundancia y dinámica poblacional de las especies cinegéticas, y de una plataforma web www.observatoriocinegeco.org, para gestionar los datos recibidos y generar información útil para la gestión y conservación de dichas especies.

La perdiz es una de las especies objetivo de dos de las seis campañas de censo del Observatorio: la de especies residentes, que se puede realizar desde el 15 de febrero hasta el 15 de abril, coincidiendo con el periodo pre-reproductor de la especie, y la de bandos de perdices (de julio a septiembre), con el objetivo de diferenciar entre individuos adultos y jóvenes y, de esta forma, evaluar la cría de la perdiz. Durante el período 2021-23, y gracias a la generosidad de nuestros voluntarios, se han obtenido un total de 1.644 censos válidos para analizar la situación de la especie.

Estudio sobre control de predadores

Otro de los proyectos más determinantes sobre la perdiz ha sido el de control de predadores, desarrollado gracias a la financiación de la Federación Extremeña de Caza, que ha demostrado que en un coto en el que se realizó control de predadores generalistas, se incrementó un 58 % la abundancia primaveral de la especie, frente a un descenso del 57 % en el coto en el que no se llevó a cabo control. Ambos cotos tienen similar hábitat, gestión agraria y ganadera y en ninguno se permitió la caza durante los tres años de estudio.

Estos determinantes resultados pueden ser replicables en otros territorios y de gran utilidad para profesionales especializados y administraciones competentes en el desarrollo de prácticas eficientes para el control de predadores, que debe acompañarse de gestión del hábitat.

¿Se puede prohibir la caza de la perdiz roja?

La perdiz roja ya figura como especie “Casi amenazada”, según la catalogación de especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Si la situación no cambia, la perdiz podría ser considerada como “Vulnerable”, lo cual abriría la puerta para la prohibición de su caza, tal y como ha sucedido con otras especies.

Por tanto, SÍ es posible que la perdiz roja deje de poder cazarse, como afirma Luis Fernando Villanueva, Director de Fundación Artemisan.

Descarga el tercer número del boletín de 'Noticias Perdiceras' en este enlace.

Comparte este artículo
Autor: 
  
3379 0

Publicidad