La Guardia Civil y un guarda de coto de caza detienen a un furtivo al ser sorprendido tras intentar huir en un quad con la matrícula tapada
Sevilla

La Guardia Civil y un guarda de coto de caza detienen a un furtivo al ser sorprendido tras intentar huir en un quad con la matrícula tapada

La colaboración del guarda del coto fue indispensable para la localización y detención del supuesto autor. Ante la presencia policial, el conductor de un quad intento huir a gran velocidad ocultando la carne del animal tras la maleza.


La Guardia Civil ha procedido a la detención de un varón de 43 años de edad, vecino de la localidad de Almadén de la Plata, tras ser sorprendido realizando caza furtiva en la Sierra Norte de Sevilla.

Los hechos ocurrieron en una finca pública, la cual forma parte de la Biosfera de la Unesco. Los agentes, al estar prestando servicio junto con el guarda del coto de caza, observaron como el conductor de un quad, al percatarse de la presencia policial, emprendió la marcha a gran velocidad.

 

Una persecución de 3 kilómetros

El conductor del vehículo, conducía de forma temeraria con las matrículas tapadas con una bolsa de plástico, al parecer con el objetivo de no ser identificado.

Tanto los Guardias Civiles como el guarda de coto, tras un seguimiento de unos 3 kilómetros consiguieron darle alcance, sorprendiéndolo saliendo de una maleza.

Una vez identificado los agentes para conocer las causas de la actitud de esta persona, procedieron a inspeccionar la zona, encontrando dos bolsas en la maleza donde había sido localizado, conteniendo partes de un animal que acaba de ser abatido, tratándose de un ciervo (Cervus elaphus).

No image

 

Resistencia a la autoridad

El varón tras resistirse de forma activa a la detención, fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil de Almadén de la Plata, donde se instruyen las correspondientes diligencias al Juzgado de Cazalla de la Sierra por el supuesto delito contra la flora y la fauna por realizar la caza ilegal, el delito de resistencia y desobediencia y el del atentado agentes de la autoridad.

Tras la valoración veterinaria de la carne, se decreta que no es apta para el consumo humano por lo que se procede a su destrucción.

Para la ampliación o confirmación de cualquier otro dato, puede contactar con la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil de Sevilla, en el teléfono 650 38 38 93.

Comparte este artículo
Autor: 
  
872 0

Publicidad