Heym, el rifle del cazador profesional

Heym, el rifle del cazador profesional

Recientemente hemos tenido la oportunidad de comprobar cómo se fabrica un rifle de artesanía en la fábrica de Heym AG, fabricante de rifles de alta calidad afincado en Gleichamberg, Alemania.


Fundada en 1865 por Fredrich Wilhelm Heym en la ciudad de Suhl como fabricante de armas de fuego; su experiencia fue creciendo hasta patentar en 1891 el primer drilling (arma de triple cañón) sin martillos externos. Hasta la Primera Guerra Mundial los principales mercados de Heym eran Rusia y Reino Unido; pero, a partir de 1920, empiezan a exportar también a Estados Unidos.

Durante el periodo de entre guerras el desarrollo de nuevos conceptos de producto es imparable, sobre todo en armas de triple cañón, pero la Segunda Guerra Mundial que comporta la ocupación de la fábrica de Suhl por el ejército soviético, provoca el final de la fabricación de armas y acaba con la huída de August y Rolf Heym a la parte ocupada por Estados Unidos. En 1951, pasada la peor parte de la postguerra, deciden abrir una fábrica dedicada a la producción de utensilios de cocina en Ostheim, ya que la producción de armas de fuego estaba prohibida.

Una vez levantada la prohibición de fabricación de armas, Heym gana de nuevo rápidamente prestigio debido a su calidad, que culmina años después , en 1985 con la elección del fabuloso rifle SCI Big Five Nr 3 Buffalo como mejor rifle del año en el mercado americano, el rifle es básicamente un exprés 88B .375 H&H.

En 1996, Heym decide construir la fábrica actual, dotada de la más alta tecnología para poder seguir fabricando el producto de calidad que ha distinguido a la marca a través de la historia.

Heym ha destacado tradicionalmente por la excelente fabricación de sus cañones, que se realiza con acero Krupp-Spezial, unos de los más reconocidos en el mundo para la fabricación de armas de fuego; los cañones se mecanizan a la medida exacta del calibre deseado utilizando máquinas de control numérico.

El control de calidad se realiza en cada una de las unidades, con una comprobación visual a cargo de operarios expertos; ningún cañón que no pase ese proceso irá montado en un rifle de la casa. El pavonado posterior, que también se realiza en la fábrica comprende un proceso de oxidación y pulido.

La fabricación de la acción de los rifles de cerrojo, así como las básculas para los exprés, se realiza con máquinas de control numérico aplicando el mismo criterio de calidad que para los cañones, desde las piezas más diminutas hasta las más grandes son sometidas a un exhaustivo control antes de pasar al montaje.

Como corresponde a una firma centroeuropea que se precia de su calidad, la madera se trata como lo que es, una parte imprescindible para el acabado de un buen rifle. La madera, de la mejor calidad, es seleccionada para las culatas de los rifles Heym y se mecaniza en un proceso automático, controlado por un operario culata a culata, consiguiendo un acabado perfecto.

Los grabados se realizan en talleres especializados diseminados alrededor de la fábrica. Se trata de un proceso manual de artesanía, que obviamente se realiza uno a uno y por encargo de los clientes.

Por último, el montaje de los rifles se hace a mano, por expertos armeros, cuya misión es ajustar las piezas para un acabado perfecto. Este acabado manual hace de cada rifle Heym una pieza única.

Cabe destacar que Heym es uno de los pocos fabricantes que dispone en su gama de los calibres más pequeños, como el .22-250 Rem. o el .243 Win y de los más grandes, usados en la caza peligrosa como los .500 N.E., .577 N.E. y .600 N.E.

Esteller, distribuidor de Heym en España y Portugal, comercializa actualmente tanto los rifles de cerrojo como los exprés. En la fábrica hemos podido comprobar uno a uno los diferentes modelos y acabados de la marca. Tal como nos explican, dentro de los modelos de cerrojo, Heym cuenta con rifles de cerrojo clásico, modelo SR21 y con rifles de cerrojo de acción rectilínea, el SR30. En ambos modelos cabe destacar que los cañones son flotantes, incluso en los modelos de caja larga, con lo que nos aseguramos de la máxima precisión en cada disparo.

El SR21 es un cerrojo clásico que al que se ha aplicado toda la tecnología para conseguir que sea, aun manteniendo toda la historia de fabricación de Heym, un rifle moderno, seguro y cómodo; al desmontar el cerrojo podemos omprobar que dispone de tres puntos de cierre y que el ajuste es el óptimo y nos aporta una gran precisión en el manejo, así como una gran suavidad de funcionamiento. El seguro es de tres posiciones, silencioso y cómodo ya que permite la carga y la descarga del arma con el seguro puesto, e incluye un bloqueo para la palanca del cerrojo.

El cargador es extraíble y admite dos o tres cartuchos dependiendo del calibre, y el disparador, con pelo, está ajustado para permitir un uso cómodo en cualquier lance, ya sea en monterías, recechos o esperas.

Existen diferentes versiones que cubren cualquier necesidad de prestaciones o de estética, culatas rectas o Montecarlo, con carrillera bávara o sin carrillera, caja larga o corta, cañones de distinta longitud o disparador con pelo o sin pelo.

El modelo SR30 se diferencia por ser de acción rectilínea. Manteniendo las mismas opciones del SR21, este aporta la mayor rapidez de acción al prescindir de la necesidad de girar la palanca del cerrojo para asegurarlo; eso sí, con una seguridad mejorada mediante el uso de un cierre de 6 bolas del mejor acero para rodamientos, que permite frenar el empuje del disparo.

Este mecanismo de cierre ha sido probado en el banco de pruebas de Suhl, donde se ha comprobado que resiste 8.000 atmósferas de presión, mucha más de la que ejercen los cartuchos Magnum más potentes.

En los rifles exprés, Heym mantiene un merecido prestigio, debido a su fiabilidad que los ha llevado a ser la elección de cazadores profesionales, que han hecho de los rifles Heym su herramienta de trabajo en entornos de caza peligrosa.

Dentro de esta gama, Heym fabrica el superpuesto 26B y el yuxtapuesto 88B; el 26B es un rifle basculante de dos cañones. Manejable y muy ligero, el 26B se distingue por ser uno de los rifles exprés con mejor agrupación de tiro del mundo, capaz de agrupar dos disparos en tres centímetros a 100 metros. Eso se consigue gracias a la experiencia de Heym en la fabricación de cañones, así estos tienen la estabilidad térmica necesaria para conseguirlo.

En este caso existen tres variantes, el Schwarzkittel —de platina negra— el Luxus y el Super Luxus, aunque, como nos explican en Heym, todos los modelos se pueden personalizar hasta hacerlos realmente únicos.

Por último, nos muestran el exprés 88B, la máxima expresión en los rifles exprés fabricados por Heym. Nos llama poderosamente la atención el llamado “Ivory Hunter” o “Elephant Stopper”, un rifle exclusivamente para caza peligrosa que se fabrica sólo en calibres .500 N.E., .577 N.E. y .600 N.E., una pieza realmente increíble. En la misma gama 88B, fabrica un modelo básico, o Standard base de la gama, con calibres más habituales, como el .30-06 o el .308 Win. al que también se le pueden añadir todo tipo de detalles y acabados como ya comentamos.

Terminamos nuestra visita a Heym, con el agradable sabor de boca de haber recorrido un pedazo de historia de la manufactura de armas centroeuropea y con la sensación de haber podido conocer de primera mano unos rifles excelentes, que muchos querríamos tener en nuestros armeros.

 

Fotos: Heym.

Comparte este artículo
Autor: 
  
1599 0

Publicidad