La Guardia Civil rescata dos caballos atrapados en la orilla de un embalse
Sevilla

La Guardia Civil rescata dos caballos atrapados en la orilla de un embalse

Agentes de diferentes unidades de la Guardia Civil han rescatado dos caballos que habían quedado atrapados en la orilla de un embalse de la Puebla de Cazalla e investigan al cuidador de los mismos como presunto autor de un supuesto delito de abandono animal.


Tras recibir aviso de la Central Operativa de la Guardia Civil de que dos caballos estaban atrapados en la orilla del embalse de La Puebla de Cazalla, agentes del Puesto de El Arahal se desplazan al lugar constatando la veracidad de los hechos, por lo que se solicita la presencia del Seprona de Carmona. Había un nivel de agua muy bajo, por lo que, debido al lodo existente en las orillas, los animales al acercarse a beber quedaron atrapados y no pudieran salir, observando que uno de los animales continuaba vivo y el otro ya había muerto.

 

Un complicado rescate

El embalse tiene acceso rodado practicable con vehículos solo por una de sus orillas, encontrándose los animales a una distancia de unos 300 metros en la orilla contraria, por lo que había que salvar la lámina de agua del embalse para llegar a ellos; la orilla donde se hallaban, presenta un talud de más del 45 % de pendiente.

Ante esta circunstancia se activa al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), que una vez en el lugar, valoran la situación y consiguen llegar hasta los equinos con una embarcación. Los componentes del GEAS realizan un primer intento de sacar al equino vivo hacia la orilla más cercana, pero debido a las difíciles condiciones que presenta la misma con el lodo, además de que el animal es un potro bastante grande y el mal estado en el que se encontraba por el cansancio, no lo consiguen. Como única opción posible se decide sacar a los animales con ayuda de cuerdas y auxiliado de vehículos.

Un caballo había muerto

Una vez rescatados los dos animales, se comprueba como uno estaba muerto y el segundo seguía vivo, en un estado de cansancio extremo, sin apenas poder moverse. Actualmente está totalmente recuperado.

Realizadas gestiones sobre los hechos ocurridos, se procede a investigar a una persona, que era el cuidador de los equinos, como presunto autor de un supuesto delito de Abandono animal, ya que tenía conocimiento del lugar donde se encontraban los animales y no realizó ninguna acción encaminada a rescatarlos.

Comparte este artículo
Autor: 
  
456 0

Publicidad