«Pido unión y trabajaremos para que la sociedad vea a los cazadores tal y como somos»
Luis Eusebio Fidalgo, nuevo presidente de la Federación Gallega de Caza

«Pido unión y trabajaremos para que la sociedad vea a los cazadores tal y como somos»

Luis Eusebio Fidalgo Álvarez es el nuevo presidente de la Federación Gallega de Caza, sustituye en el cargo al anterior mandatario federativo, Javier Nogueira Diz. Fidalgo presenta un amplio curriculum cinegético, pero el presidente de la FGC es, esencialmente, un cazador y un apasionado de la caza social y de su defensa.


Cazador, veterinario, Máster en Gestión Medioambiental, anterior vicepresidente de la FGC y de la FGC provincial lucense, representante de la Universidad de Santiago de Compostela en la Junta Consultiva de la Reserva Nacional de Ancares, vocal de la comisión de Homologación de Trofeos de la Xunta de Galicia, responsable de la comisión del Corzo de la RFEC, miembro de las mesas sectoriales del “Plan de Gestión del lobo en Galicia” y director de varias tesis doctorales, tesinas y trabajos de fin de grado sobre aspectos relacionados con las especies cinegéticas (lobo, zorro, jabalí y corzo)… Pero en las siguientes líneas conoceremos más de cerca al nuevo presidente de la FGC.

Primeramente, enhorabuena por el nuevo cargo de representación del colectivo cinegético gallego. ¿Ilusionado?

Sí, sin duda. Desde hace muchos años participé en las actividades federativas, ocupando diferentes cargos de responsabilidad en la FGC y ahora me corresponde estar en primera línea. Esta nueva situación supone una mayor carga de responsabilidad y también de ilusión.

No image

 

—Para el que no le conoce… ¿Quién es Luis Eusebio Fidalgo?

Un cazador, doctor en veterinaria, profesor de la Universidad de Santiago de Compostela. Yo soy amigo de mis amigos y enemigo de nadie, una persona a la que le apasiona la caza social, tal y como la practicamos en Galicia, que trata permanentemente de ser respetuoso con los que piensan diferente y que pide para sí el mismo respeto.

—Una vez ojeado su curriculum cinegético, ocupando diferentes cargos de representación vinculados directamente con la caza y con la FGC. ¿Cómo afronta este nuevo cargo como presidente de la FGC?

Esta nueva etapa la afronto con toda la ilusión de servir a la caza y a los cazadores. Para ello, cuento con una junta directiva y un equipo de personas en la Federación que conocen muy bien el mundo de la caza y la gestión federativa. Soy muy consciente de las grandes dificultades y de los permanentes ataques que sufre actualmente la caza y los cazadores por una parte de la sociedad que no nos conoce, no conoce la caza y que con frecuencia nos atacan y no nos respetan en las redes sociales.

—Desde siempre tuvo una relación muy estrecha con los anteriores presidentes de la FGC, Gómez Cortón y Nogueira Diz, ¿cuáles fueron los pilares que lograron estos presidentes y que más valora usted y desea potenciar en el futuro de la FGC?

Mi primer contacto con la FGC fue en Lugo con Francisco López Penelas y poco después Vaamonde me nombró en su junta directiva. Posteriormente, colaboré también con Gómez Cortón y Nogueira Diz. Durante este tiempo, tuvimos la fortuna de poder contar con José Luis Valcárcel, luchador incansable en beneficio de la caza, al que recuerdo con gran respeto y cariño. Todos ellos siguieron la senda de la defensa de la caza desde el diálogo y el respeto, tanto en el aspecto lúdico, como en el recreativo, como en las competiciones deportivas.

No image

 

—En estos próximos cuatro años de legislatura, ¿qué hechos o corrientes presentes o futuras pueden perjudicar a la caza y requerirá un esfuerzo mayor desde la FGC?

Estamos viviendo un tiempo complicado para la caza, por una parte, nuestra sociedad urbana ve el mundo rural con cierta distancia y lo desconoce, y, por otra, hay grupos minoritarios pero muy activos en los medios de comunicación que atacan permanentemente la caza con mentiras, dibujándola como una actividad cruel, desfasada e ilegal. Por este motivo, uno de los objetivos será lograr que la sociedad nos conozca tal y como somos y lejos de los falsos estereotipos que los animalistas ofrecen de nosotros.

Por otra banda, en este momento es muy importante defender la actividad cinegética de los múltiples ataques que recibe a través de iniciativas legislativas que tratan de limitar y prohibir la caza.

—¿Cuál o cuáles cree usted que son los proyectos o metas a lograr para un mejor futuro de la caza en nuestra comunidad?

Tenemos que partir de estar todos los cazadores unidos, la unión nos hace fuertes y los enemigos de la caza, poco a poco, nos están arrinconando hasta hacernos desaparecer, por eso debemos mostrarnos fuertes y para ello es necesaria la unión. A partir de ahí defenderemos la caza social como aprovechamiento responsable de un recurso renovable tratando de facilitar y fomentar la incorporación de jóvenes y damas tanto a la caza lúdica como a las actividades deportivas de competición.

Para contestar de forma resumida a la pregunta, en mi opinión el futuro de la caza en nuestra comunidad pasa, necesariamente, porque la sociedad en general nos conozca tal como somos: personas normales a las que nos gusta disfrutar del medio natural, de la vida sana y practicamos la caza con absoluto respeto a las leyes y a las normas y, además, por facilitar la incorporación de jóvenes y damas. Este segundo objetivo es muy difícil de conseguir se no logramos el primero.

No image

 

—Si la presidencia es importante, no lo es menos el equipo directivo. ¿Qué nos puede adelantar del equipo de trabajo que lo acompañará en esta legislatura?

La Junta Directiva está integrada por personas con amplia experiencia y reconocido prestigio. En esta Junta Directiva no sirve decir “el valor se le supone” pues en todos los casos mostraron, sobradamente, su alta cualificación en la gestión de la caza y en la representación del sector cinegético. Es cierto que la presencia del sector femenino es muy escasa, pero es el reflejo del propio sector; ojalá en un futuro próximo podamos contar con muchas mujeres en la Junta Directiva y en el resto del organigrama federativo.

—Un hecho vital para la caza gallega es la relación y trabajo con la Administración Pública. ¿Qué espera de nuestros mandatarios y políticos en materia de caza?

En este sentido, espero y deseo profundamente que los políticos traten a la caza y a los cazadores con justicia y sin “complejos”, sin miedo a lo que dirán en las redes sociales los animalistas; simplemente que nos traten aplicando las normas y el sentido común. Dicho esto, también manifiesto que, salvo en contadas excepciones y con determinadas personas, la relación de la Federación con la Administración y con los políticos es correcta. En ocasiones, no coinciden nuestras posturas, pero normalmente todos nos esforzamos por llegar a puntos de acuerdo, excepto los grupos políticos que viven de oponerse a la caza y a la sociedad rural. Y cuando nuestra actividad se vio seriamente amenazada supimos mostrar nuestro rechazo de forma enérgica tal y como hicimos frente al Parlamento de Galicia en 2017, cuando nos concentramos más de 12.000 cazadores gallegos y en Madrid en 2022 con más de 600.000 cazadores de toda España.

—El número de cazadores y sociedades de caza federadas que ostenta la FGC la convierten en una de las Federaciones Deportivas más importantes de Galicia, ¿es esto una responsabilidad añadida o una gran herramienta de trabajo?

Las dos cosas. Por una parte, representar a un colectivo tan numeroso y importante es una gran responsabilidad y por otra ser la Federación con mayor número de federados después del “todopoderoso fútbol” es una herramienta excelente. Quiero, además, recordar que en Galicia en todos los ayuntamientos hay una o más sociedades cinegéticas, cosa que no ocurre con ningún otro deporte, incluido el fútbol. Para que los expertos en crear malos entendidos no puedan malinterpretar mis palabras quiero aclarar que cité el fútbol como baremo de comparación por ser un deporte muy popular y conocido que, además, goza de todo respeto y reconocimiento por parte de la FGC y de los cazadores.

No image

 

—Al ser presidente de la FGC también lleva consigo la asignación y participación en los comités interautonómicos de la Real Federación Española de Caza y en Mutuasport, ¿cómo espera que sea su papel en estas entidades nacionales tan importantes para la caza?

Espero representar al sector cinegético gallego, con todas nuestras particularidades, similitudes y diferencias de forma adecuada y en beneficio de la caza. Mi participación anterior en estos y otros foros nacionales y europeos, no en calidad de representante si no como técnico, me enseñó que, generalmente, en estos foros se trata de buscar estrategias comunes y sinergias, alejándose de enfrentamientos y discordias, pero efectivamente quien no está o quien no participa no puede esperar nada.

—Y ya para terminar y como nuevo presidente de la Federación Gallega de Caza, ¿qué mensaje le quiere transmitir al cazador gallego?

El mensaje que quiero transmitir es que tenemos que estar muy unidos o del contrario los enemigos de la caza nos arrinconarán hasta hacernos desaparecer. Pido el esfuerzo y colaboración de todos para que la sociedad nos vea como lo que somos, personas normales que practicamos una actividad legal. En este sentido es muy importante ser cuidadosos con nuestras actuaciones y con las imágenes que subimos a las redes sociales, pues los enemigos de la caza nos vigilan en cualquier detalle lo emplean para ir en contra de nuestra afición.

Para terminar, quiero decir que la Junta Directiva que presido se esforzará para representar a la caza y a los cazadores con absoluta honestidad.

A todos, un abrazo y buena caza.

Comparte este artículo
Autor: 
  
2515 0

Publicidad