Quemamos la pólvora de 16 cartuchos de caza


Destripamos, congelamos y, posteriormente, quemamos las pólvora de 16 cartuchos de caza de distintas firmas. El objetivo, comprobar su eficiencia y cómo queman tras someterlas a estas circunstancias.

En primer lugar, elegimos distintos cartuchos en mal estado. Se perdieron o cayeron al campo y las vainas están oxidadas. Inutilizables, pero perfectos para realizar la prueba.

Después, los destripamos y extraemos las pólvoras. Las metemos al congelador y tras sacarlas, las quemamos para comprobar si siguen operativas.

No te pierdas el vídeo.

Comparte este artículo
Autor: 
  
85 0

Publicidad