La solución de Medio Ambiente es «no cazar»

Los coordinadores de la «Plataforma Recuperar la Liebre», junto con el presidente de las JAL y un representante del Club del Galgo Español, se reunieron ayer con la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, y el director de Medio Natural, José Ángel Arranz. La conclusión de la reunión fue que la propuesta de la Administración a la problemática de la liebre en Castilla y León es «no cazar».


La Plataforma salió muy desilusionada por la actitud de la Administración, ya que no se está tratando adecuadamente al colectivo de los cazadores y, sobre todo, a los galgueros
Nada más empezar la reunión, el director de Medio Natural entregó un dossier a los representantes de la Plataforma con las medidas que la Administración pretende tomar ante la situación del descenso de la liebre. Medidas que, según el coordinador general de la Plataforma, Andrés Gonzalez Carnicero, carecen de fundamento alguno para recuperar la población de la liebre, «puesto que medidas tales como facilitar los trámites de control de depredadores, elaboración de un manual de mejora de hábitat de la liebre, aumentar los censos contando con la colaboración de federaciones, continuar con el seguimiento sanitario establecido en el programa de vigilancia epidemiológica, aumentar la colaboración con los gestores y guardias privados, organizar unas jornadas sobre la gestión de las liebres… son medidas para conservar la especie y no van a solucionar el problema de su casi extinción». En cuanto a las medidas de la Plataforma, la consejera hizo en su totalidad caso omiso de las peticiones, tales como eliminación de venenos y prohibición de volver a verterlos. La consejera replicó que «no es competencia de ella sino de Agricultura y que las muertes no se habían producido por los venenos, sino por enfermedades». Igualmente explicó que «las repoblaciones de liebres están prohibidas y, si en el futuro se aprobaran, cada coto correría con la totalidad de los gastos, puesto que son entidades privadas y la Junta no tiene que correr con los gastos, ya que no ha sido culpa de ella la desaparición de la especie». Igualmente la consejera se opuso a la indemnización a los cotos y reducción de tasas «puesto que los cazadores de escopeta sí han salido a cazar». Por parte del Coordinador General de la Plataforma se trasmitió a los representantes de la Administración que «fomentarían las repoblaciones ilegales, puesto que si no fuera así los cotos no podrían conservar», a lo que la vicepresidenta replicó que «no es necesario repoblar, lo que hay que hacer es no cazar en unos años hasta que las liebres de las zonas donde no han sido afectadas se muevan a las zonas donde sí ha disminuido la población». En cuanto a la Federación de Caza de Castilla y León, Andrés Gonzalez piensa que «no va hacer nada al respecto, ya que uno de sus representantes, asistente a la reunión, afirmo que 'estoy hasta las narices de las quejas de los galgueros; les estamos defendiendo y no pertenecen a la Federación'». La Plataforma, en conclusión, «salió muy desilusionada por la actitud de la Administración, ya que no se está tratando adecuadamente al colectivo de los cazadores y, sobre todo, a los galgueros, pero no cesará en la lucha y tiene previsto reunirse este fin de semana para concretar los pasos legales a seguir».
Comparte este artículo
Autor: 
  
3426 0

Publicidad