La paloma torcaz, una amenaza para los agricultores de Ibiza y Formentera

Estas aves se han multiplicado en los últimos años y comen semillas, hojas, insectos y frutas. Las torcaces se han establecido en las Pitiusas, en hábitats semiurbanos, lo que dificulta su caza y las ha llevado a multiplicar su densidad.


 Torcaces
Torcaces

Es un ave de un tamaño grande, de color metálico y gris azulado. En el cuello tiene dos manchas, una verde y lila y otra blanca. Con los años se ha multiplicado en los campos pitiusos, lo que supone una plaga para los agricultores.

Batidas especiales

En Ibiza y Formentera se permiten batidas especiales y el Consell lleva años ampliando el periodo de caza. Se ha convertido en la principal pieza cinegética para los cazadores de las dos islas.

Estas aves son visibles en un gran número de zonas. Se posan sobre las higueras o los cables de alta tensión. Además, su dieta incluye semillas, hojas, insectos y frutas, por lo que los campos de los agricultores son un excelente comedor para estos animales.

La paloma torcaz es inteligente y atrevida. Sabe cómo esquivar a los cazadores y, en pocos días, se percata de que los espantapájaros no son dañinos, por lo que son animales difíciles de capturar.

Comparte este artículo
Autor: 
  
10318 0

Publicidad