Se le cruza una liebre, efectúa un volantazo y termina volcando

El pasado sábado, el conductor de un Renault Sandero reaccionó de manera instintiva y violenta ante una liebre que se le cruzó en la carretera. Una maniobra errónea en el volante le llevó a perder el control del vehículo, que terminó volcando.


 Accidente liebre
Accidente liebre

El accidente tuvo lugar muy temprano, a eso de las 6:30 de la mañana en una carretera cercana a la ciudad de Victoria.

Liebre + volantazo: accidente

La liebre sorprendió al conductor al aparecer de manera súbita en la carretera. El conductor intentó esquivarla efectuando un giro brusco de volante. Esta maniobra, sumada a la velocidad a la que circulaba, le llevó a perder el control del vehículo. No pudo evitar que el coche volcara y quedase como puede observarse en la fotografía.

A pesar de lo aparatoso del accidente, la Jefatura Departamental de Victoria ha informado que solo hay que lamentar los daños materiales que sufrió el vehículo, ya que el conductor salió ileso del mismo.

Esto sucedió en Argentina, pero en España también sufrimos una alta siniestralidad debido a la irrupción de animales en la calzada. La DGT facilitó en su anuario estadístico de accidentes que en 2016 hubo 427 accidentes con víctimas en los que estuvieron involucrados animales.

¿Cómo actuar si se te cruza un animal mientras conduces?

Según recomienda la DGT, si nos vemos sorprendidos por un animal que irrumpe súbitamente en la calzada y no podemos frenar a tiempo, debemos actuar de la siguiente manera:

Ante un animal pequeño (perro, gato, liebre, conejo…)

  • Trata de evitar el atropello, sin frenar bruscamente ni dar volantazos. Lo que debes hacer es tratar de esquivarlo manejando suavemente el volante.
  • Si es imposible esquivarlo con seguridad (por ejemplo, si hacerlo implica una salida de vía), sujeta firmemente el volante y continúa en línea recta.

Si el animal que ocupa la calzada es grande (un ciervo, un caballo, una vaca…)

  • Intenta esquivarlo a baja velocidad desviándote a la derecha o saliéndote de la calzada (ojo, sólo si las condiciones de la carretera lo permiten).
  • No frenes de golpe y si has hecho maniobra esquiva no vuelvas bruscamente a la calzada, podrías volcar.
  • Suelta el acelerador y sujeta con firmeza el volante para mantener el control del coche.
  • En la medida de lo posible, trata de no chocar de frente con el animal pues podría atravesar el parabrisas. Frena de forma firme y continua, pero sin brusquedad. El ABS evitará que las ruedas se bloqueen y podrás manejar la dirección.

Si el choque contra el animal es inevitable:

  • Si no tienes tiempo a reaccionar y el choque es inevitable, pisa hasta el fondo el pedal de freno y embrague y sujeta con fuerza el volante. Si la maniobra no es segura, mejor no trates de esquivarlo.
  • Recuerda activar el protocolo PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) de emergencia si estás en condiciones de hacerlo: no salgas del coche sin el chaleco reflectante.
  • Lleva el coche al taller aunque aparentemente no haya ningún daño.
Comparte este artículo
Autor: 
  
3382 0

Publicidad