Actualidad

Valencia

Cambia el rifle por el arco y abate un impresionante jabalí medalla de plata

El esperista y rehalero valenciano se enamoró de la caza con arco y dejó su rifle para ir al monte únicamente con su arco y sus flechas. Los aguardos de jabalí han cambiado para el cazador, que ha conseguido abatir ejemplares soberbios.

15/06/2021 16:00:00 | Javier Fernández | Archivado en:  Jabalí.


Comparte esta noticia!

El valenciano del municipio de Benifairó de la Valldigna, perteneciente a la comarca de la Safor, Juan Antonio Verdú acompañó a su amigo arquero, Antonio Callado, a una espera en esta modalidad de caza. Fue el día que decidió cambiar su rifle por el arco, y desde entonces abate grandes jabalíes. Su arco, de la marca Mathews modelo VXR28 de 75 libras no deja de darle grandes alegrías.


Impresionante jabalí con enormes colmillos cazados por el cazador arquero valenciano. A la drecha, detalle del trofeo del jabalí abatido.

Este valenciano es propietario de una rehala de perros conocida en la zona por el nombre de Cubano. Está compuesta por podencos fruto del cruce de canarios e ibicencos, así como xarnegos, que están acompañados de alanos españoles y dogos argentinos.

Juan Antonio, desde hace 20 años, es un apasionado de la caza del suido a la espera y en montería. Hace escasas fechas se decantó por abandonar la pólvora en los aguardos, pese a la dificultad que implica abatir grandes machos con arco debido a la corta distancia a la que hay que situarse del astuto animal para efectuar un disparo con garantías.


El aguardo nocturno con arco y grandes jabalíes, la pasión de este cazador. A la derecha, Juan Antonio junto a su compañero, Antonio, con el gran jabalí medalla de plata abatido.

Un impresionante y escurridizo jabalí

En una de sus primeros aguardos practicando esta emocionante modalidad de caza, el 14 de agosto del año pasado, Juan Antonio logró abatir un impresionante jabalí medallable de más de 110 kilos de peso. Llevaba dos meses tras su pista. La primera vez que lo vieron los arqueros fue en un carril del acotado un día que Antonio estaba observando la fauna de la zona. Fue dos meses antes de ser abatido.

Un mes más tarde, realizaron una espera en una baña situada en un barranco que solía visitar con asiduidad, pero los cazadores erraron el lance. Decidieron no volver a intentarlo en tres semanas, conocedores del grado de desconfianza que pueden alcanzar animales tan viejos como este.


Juan Antonio es también rehalero, con perros podencos ibicencos, canarios, del terreno, además de dogos argentinos y alanos españoles.

El jabalí vuelve a la charca

Una vez comprobado que había vuelto a visitar la charca, lo esperaron apostados la parte alta del barranco donde estaba situada, a 18 metros de altura, pese a la dificultad que implicaba ejecutar el disparo desde esa posición. A las 22:45 horas pudieron oír los pasos del jabalí mientras se dirigía a la baña. Se hizo el silencio. A este siguieron varios minutos de tensa espera en los que podían escuchar perfectamente el chapoteo del jabalí en el agua.

Pese a la ausencia de luna, el arquero pudo distinguir su silueta entre las sombras en el momento en el que se levantó. La flecha que salió de su arco impactó en la columna vertebral del macareno, hiriéndolo mortalmente. El cazador lanzó, para acabar con su sufrimiento, un segundo dardo que se paró en el codillo del animal.

Cuando Juan Antonio y Antonio, que le acompañaba esa noche, bajaron de las alturas, pudieron percatarse del tamaño del animal y de la boca que portaba, por tan sólo dos puntos no fue merecedora de una medalla de oro.

Un impresionante trofeo obtenido en una apasionante espera.


Uno de los grandes jabalíes cazados por el arquero. A la derecha, preciosa tablilla con los trofeos de los grandes jabalíes cazados con arco y flechas.

 

Colaboración de Eusebio Ezquerra, administrador del grupo de Facebook Solo Jabalí.

Grandes jabalíes cazados con arco

Caza un jabalí con arco a rececho y tienen que desbrozar el monte para llegar a él

Chema es un cazador que ha encontrado en el arco el arma perfecta para su pasión: los recechos estivales de jabalí. El precioso entorno de Villaviciosa, muy cerca de la costa asturiana, se ha convertido en escenario de unos recechos inolvidables con capturas y lances inolvidables.

Pulsa en la imagen para saber más:

Jabalí con arco

Caza con arco: lance desde el tree stand ante un jabalí

Un cazador subido a un alcornoque. Un jabalí que no quiere acercarse más de 33 metros. Un lance para recordar que tenemos la suerte de compartir en un vídeo de la acción de caza y de la explicación por parte del propio cazador.

Pulsa en la imagen para seguir leyendo:

Caza con arco de un jabalí

Caza de grandes jabalíes con arco

Un cazador conquense ha estado dos meses intentando poner a tiro de su arco a un gran jabalí.

Pulsa en la imagen para más información:

Jabalí con arco

Jabalí con arco, una caza íntima

Un jabalí expulsado de la zona por otro mayor. Cuando este cazador abatió al macho dominante, este, un poco menor en tamaño, hizo suyos estos dominios. La caza con arco queda reflejada en toda su esencia en esta crónica de una espera con final feliz.

Pulsa en la imagen para saber más:

Jabalí con arco

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.