Actualidad

Italia

Caza de grandes jabalíes con mastines y sabuesos

Hoy acompañamos a cazadores se enfrentan a monstruosos jabalíes en los bosques transalpinos auxiliados por perros de las razas pastor de Maremma y sabuesos de Istria.

22/04/2021 15:59:44 | Javier Fernández - Antonio López Espada | Archivado en:  Jabalí.

caza grandes jabalíes

Comparte esta noticia!

Dos razas de perros totalmente desconocidas en nuestro país que, a tenor de los resultados obtenidos, resultan sumamente efectivas en la caza de grandes verracos armados de impresionantes navajas.

Los mastines como perros de agarre del jabalí

Entre los integrantes de una de estas cuadrillas de cazadores italianos de la región de Calabria, situada en el suroeste del país y que ocupa la punta de la península con forma de bota, se encuentra Antonio Iannuzzi, con el que hablamos desde Club de Caza. Cada semana, él y sus más de 20 compañeros desafían en las escarpadas montañas de esta circunscripción italiana a jabalíes de proverbiales bocas que, en ocasiones, superan con creces el centenar de kilos.

Antonio Iannuzzi
Antonio Iannuzzi posa con dos enormes jabalíes que cuentan con temibles colmillos.

Rehalas compuestas por sabuesos y mastines

Los perros que acompañan a los cazadores a la hora de pugnar con estos enormes cochinos son de la raza sabueso de Istria, procedente de la región de Istria, en Croacia. Es descendiente de una antigua y casi extinta raza de sabuesos blancos del este del Adriático. Para aportar fuerza de agarre al grupo canino, incluyen al Pastor de Maremma, raza de mastín originario de Italia central y cuya función durante siglos, al igual que la de los mastines en España, ha sido la de defender a los rebaños de los ataques de los lobos.

Los cazadores logran abatir impresionantes jabalíes

El prodigioso olfato de los sabuesos y la valentía, potencia y bravura de los mastines conforman un binomio perfecto a la hora de la caza.

Entre los ejemplares abatidos por esta cuadrilla italiana la pasada temporada se encuentran dos impresionantes jabalíes, uno de ellos con una descomunal boca y un segundo suido que superó los 130 kilogramos de peso pero que no portaba un trofeo de grandes proporciones. Ambos cochinos fueron abatidos por Antonio Iannuzzi.

Sabueso de Istria de pelo duro
Sabueso de Istria de pelo duro.

El sabueso de Istria

Estamos ante un perro de hasta 53 centímetros a la cruz, dos menos en las hembras. Le caracteriza un manto de pelo duro, tupido y brillante, corto en la variedad de la raza de pelo más corto, pero, como ocurre con tantas otras razas caninas, encontramos a su pariente, el sabueso de Istria de pelo duro, con una longitud de este de hasta 8 centímetros, forma ondulada y muy duro.

Ambas razas muestran un aspecto atlético, como todos los sabuesos de talla mediana. Agilidad y facilidad a la hora de aprender a seguir rastros son comunes en estas razas.

Sabueso de Istria
Sabueso de Istria.

Pastor de Maremma, un fortachón contra lobos y jabalíes

No es la primera vez que tratamos esta valiente raza canina en Club de Caza. Uno de los contenidos más leídos del pasado año tenía a este perro como protagonista. Se trata de la historia de un perro pastor de la Maremma y de los Abruzos que puso en fuga a un lobo que se acercó demasiado a su rebaño de ovejas.

Pulsa en la siguiente imagen para conocer los detalles de esta historia:

mastín enfrentándose a un lobo

Hablamos de un perro que disfruta de un físico que le permite esto, hacer temblar de miedo a los depredadores más temibles. Con una altura a la cruz de hasta 73 centímetros y 45 kilos de peso, este perro protector del ganado, tradicional y antiguo guardián de rebaños en la parte central de Italia, también es utilizado como perro de agarre en la caza de grandes animales, como el jabalí.

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

ACCOLADE 2 LRF PRO

ACCOLADE 2 LRF PRO

Makers Vision

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.