Actualidad

Insólito

Una codorniz salvaje en el centro de Córdoba

Este cazador no ha visto una sola codorniz durante la última década en su coto de Córdoba. Pero paseando junto a su perro por las calles de la ciudad andaluza, la sorpresa fue mayúscula cuando delante de su perra arrancó una de estas pequeñas aves.

10/10/2020 11:00:25 | CdC | Archivado en:  AndalucíaInsólito.

Codorniz en el centro de Córdoba

Comparte esta noticia!

Enrique Cantero Rosal, cazador natural de Cabra, en Córdoba, alude al monocultivo del olivo para encontrar la razón de que en su coto ya no paren las codornices que migran desde África hasta los pastos de la mitad norte peninsular. Tampoco es su viaje hacia el origen. Por ello, se queja de que no ha visto una codorniz en la última década en sus zonas de caza cordobesas.

Una codorniz que se estrella contra un cristal

En cambio, hace unos días, paseando a las 23 horas por las calles de Córdoba, su perra Gala, cruce de podenco, levantó una de estas pequeñas aves esteparias en el asfalto. Enrique primero escuchó un sonido que le pareció la arrancada en vuelo de una codorniz. Instantes después, un golpe seco en los cristales de un edificio de diseño, «de esos que cambian de color según la incidencia de la luz sol».

Acudió al lugar y delante de sus pies cayó la codorniz. Gala la cobró al instante. Enrique la recibió de la delicada boca de su perra pero, aunque estaba viva, el golpe la dejó agonizante.


El cazador y, a la derecha, la perra que le acompañaba en el extraño hallazgo.

Un macho joven del año

Al llegar a casa, la peló para intentar conocer algo más de su estado. También abrió su buche y estómago para comprobar qué había comido, una práctica que realiza con todas las aves que abate. El resultado: no tenía comida alguna en el buche. En la molleja, tan solo unas piedrecitas y semillas negras, probablemente de jaramagos. No tenía nada de grasa.

Esto le sorprendió, porque atribuye el hallazgo a una joven codorniz que había iniciado su viaje de migración hacia el norte de África.

El cazador sostiene que se trata de una codorniz salvaje. El estado de sus plumas así lo indican, así como sus colores. Lo dejó patente en una foto del ave con el ala extendida.

 

Comparte esta noticia!

Noticias relacionadas

 

 

Las más leídas

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

Últimos vídeos

 

 

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.