Con la niebla del alba

Hidalgo Reyes

 

La noche esta calma muy helada y YO en espera
Son las dos de la mañana y no pasa Nada.
Mis manos entumecidas por el frío, sostienen
Apenas al fusil, que dirá basta.
Y otro asecho con luna de plata
Cerca de la charca
Solo me queda, una espera
A un Verraco, que juega
con la niebla del alba
Cuando el cazador termine con su presa
Será victoria de caza o
Será derrota interior del cazador
Que no domina su temple de caza
Sola esta mi humanidad, y no pasa na
Mis sentidos, siguen alerta
pero el silencio, a veces molesta.
y de tanta espera… tanta…¡¡
la imaginación me lleva
A donde nadie me alcanza
Regiones que solo
Conoce mi alma
Y casi soñando
llego a la tierra de las fantasías
Donde la bestia, me corre
Pero no me atrapa
Siento que esta cerca
Y pierdo el arma…
Pero de pronto…¡¡¡
ME DESPIERTO, y vuelvo a mi fajina
Cuando me cae, en el pie la bala
que esta en mi palma
y todo empieza, de nuevo…
Miro en profundo
Lo que para mi era la sombra de la tosca
Que la vi toda la tarde, pero NO…¡¡¡
Esta mas a la izquierda… Dudo
Y cerca de la charca… lo veo
Al verraco, padrillo del alba
Echado como si nada
Esta ahí quieto alerta
Mirando el agua…
Yo tenso, por un instante
Me quedo quieto y todo lo miro
Mientras que en secuencia calzo el arma.
Y comienza la lucha interior…
Segundos después, la gota de sudor
Cae en mi pierna, y me molesta
Oh dios…¡¡¡ que no escuche
Y lucho con mi cuerpo
Pa mantener la calma…
Y digo mentalmente…
Oye presa…estamos solo a solo
y el trepidar del corazón
Molesta, al pulso que guiara la bala
Luego en secuencia destrabo el seguro
y trato de dominarme, cuando tan solo rozo el gatillo
los sentidos se me agigantan
oh ¡¡ como molesta el corazón
Cuando solo quiero calma
Dame un segundo, mi diosa diana¡¡¡
Te pido… por favor.
Es ahora. o NO será nada
Pa dar en centro, al verraco
Gran padrillo que…¡¡¡
NO escapo
Con, la niebla del alba.