Revista de Prensa

Asturias

Un pionero en la gestión de la caza

En el transcurso de una cena que se celebró anoche en el Mirador de Toró, con presencia de más de cien comensales, la Sociedad de Cazadores del Oriente de Asturias (Socoa-La Llanisca), homenajeó, con motivo de su jubilación, a Juan Carlos del Campo González, exjefe del servicio de Caza y Pesca fluvial del Principado.

21/04/2018 | El Comercio Digital | GUILLERMO FERNÁNDEZ

Un pionero en la gestión de la caza Acudieron al acto varios cargos del Gobierno regional, entre ellos Benigno Fernández Fano, viceconsejero de Medio Ambiente. No faltó tampoco el director general de Recursos Naturales de Cantabria, Antonio Lucio Calero, ni el presidente de la Federación de Caza del Principado, Valentín Morán. También estaban presentes los presidentes de las sociedades de cazadores de Llanes, Cabrales, Ribadedeva, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja.

De trazar el perfil profesional del homenajeado, y más concretamente de lo concerniente a su relación con la actividad cinegética, se encargó José Elvira, vicepresidente de Socoa. Elvira destacó que Juan Carlos del Campo ha contribuido a «la puesta en marcha de la primera Ley de Caza de Asturias, colaborando con la redacción del reglamento» y le situó en «la creación de los cotos regionales de caza a imagen de las antiguas Zonas de Caza Controlada que ya existían en Llanes y Tineo». No se olvidó de recordar que también es «autor y coautor de artículos y libros sobre especies protegidas y naturaleza».

Precisó Elvira que Juan Carlos del Campo nació en el concejo de Salas en 1951 y entró como biólogo en el ICONA en 1979. Y desde entonces intervino en la red de espacios protegidos del País Vasco y en la elaboración de medidas de control para los ciervos de la Reserva del Saja. En Asturias, desde 1984, se ocupó de diferentes asuntos concernientes a la gestión de la naturaleza, bajo distintos epígrafes, en las consejerías de Medio Ambiente y Medio Rural. Coordinó el censo nacional de urogallos en la cornisa cantábrica, colaboró en la gestión del Parque Nacional de los Picos de Europa y fue director de la Reserva Biológica de Muniellos. Finalizó José Elvira valorando que Juan Carlos del Campo «es socio de honor de Socoa, cazador, defensor de la caza, amigo de los cazadores y extraordinario colaborador, así como una persona muy querida y entrañable para nosotros».

Por su parte, Benigno Fernández Fano definió al homenajeado como «un referente profesional para los actuales gestores y para las generaciones futuras». Tras matizar que Juan Carlos del Campo «es un personaje singular», destacó sus aportaciones en aspectos relacionados «con la conservación» e hizo especial hincapié en que se jubila «un extraordinario profesional, una persona con tremenda facilidad para relacionarse con la gente y un pionero en la gestión del territorio y la caza». «Deja huella», concluyó el viceconsejero de Medio Ambiente.

Tras declararse «cohibido» por el homenaje, Juan Carlos del Campo comentó que «aunque no faltaron pequeños follones, a lo largo de mi trayectoria hice todo lo que pude por la caza, con pasión e interés». Así, situó el punto culminante de su actividad profesional en la aprobación de la Ley de Caza de Asturias de 1989, que «significó un vuelco para la actividad y sigue vigente treinta años después».

« Ver más noticias