Cáceres

Los cazadores de Plasencia, indignados tras quedarse sin las batidas de Valcorchero

Todo parecía dispuesto para que la Sociedad Local de Cazadores de Plasencia obtuviera la explotación cinegética del monte público Valcorchero, pero no ha sido así. Un empresario de Zarza de Granadilla ha presentado una oferta mayor en la subasta convocada por el Ayuntamiento, y por lo tanto se le ha adjudicado para los próximos dos años, prorrogables por otros dos, el contrato que da derecho a organizar dos batidas de jabalíes y otras dos de zorro por temporada en la zona de la umbría de Valcorchero.

13/09/2017 | Hoy.es | CLAUDIO MATEOS

La Sociedad de Cazadores de Plasencia mostró ayer su indignación por lo que considera un «engaño» por parte del Ayuntamiento y ha presentado un recurso. Su presidente, Carlos Álvarez, aseguró que durante los últimos meses el concejal de Servicios Municipales, Luis Miguel Pérez Escanilla, les había venido asegurando que la Sociedad dispondría de derecho de tanteo en la subasta de Valcorchero, es decir, que se adjudicaría la explotación cinegética del monte siempre que igualara la oferta más alta presentada.

La realidad ha sido otra. La mesa de contratación de la semana pasada analizó las dos ofertas que concurrieron. La de la Sociedad de cazadores coincidía, como estaba previsto, con los 780 euros más IVA anuales fijados como precio mínimo, ya que era la cantidad que habían pactado con el Ayuntamiento después de que la anterior subasta que se convocó hubiera quedado desierta. La otra era de un particular que ofrecía 180 euros más, por lo que la mesa le adjudicó la explotación, ya que la mejor oferta presentada era el único criterio de adjudicación establecido en el pliego, en el que no aparecía mención alguna al derecho de tanteo por parte del colectivo placentino de cazadores.

Los representantes de la Sociedad se marcharon muy molestos y de manera inmediata solicitaron una reunión con el alcalde, Fernando Pizarro, que se produjo ayer por la mañana. A ella asistió también el edil de Servicios Municipales, quien anunció después que van a enviar a la Junta de Extremadura el escrito de recurso presentado por este colectivo para que les aclaren si tienen o no derecho de tanteo.

Carlos Álvarez recordó que si la explotación cinegética de Valcorchero ha salido a concurso ha sido por la insistencia de la Sociedad Local de Cazadores, que ha estado en todo momento en contacto con el Ayuntamiento durante la redacción de los pliegos para poder obtener el derecho a cazar en el monte municipal, algo que, según asegura, «se hace en todos los pueblos gratis y sin necesidad de subastas».

La irrupción de una oferta no esperada ha hecho saltar por los aires esa expectativa. Además, según apuntaron tanto Pérez Escanilla como Carlos Álvarez, la Sociedad de Cazadores no podría haber sacado rendimiento económico de la explotación de Valcorchero al tratarse de una asociación sin ánimo de lucro, cosa que sí podrá hacer el adjudicatario privado, que a cambio del canon tendrá derecho a organizar las dos batidas de jabalís y las dos de zorros recogidas en el pliego cobrando a los cazadores por los puestos.

La reunión del ayer terminó con el único compromiso por parte del Ayuntamiento de elevar a la Junta la consulta sobre el derecho de tanteo, si bien Pérez Escanilla admitió que no se esperaban recibir otra oferta además de la presentada por la Sociedad de Cazadores y ahora tocará «cumplir lo que diga el pliego».

La zona de Valcorchero donde se podrá cazar en las batidas corresponde al denominado Cuarto B, un terreno de 780 hectáreas situado en la umbría del monte público, es decir, la parte que da a la N-630.

El concejal de Plasencia en Común, Abel Izquierdo, mostró en una reciente rueda de prensa su oposición a que se permita la caza en Valcorchero porque, según dijo, no se ha demostrado que exista superpoblación de ninguna especie, y además lo considera peligroso para los muchos usuarios del monte.

« Ver más noticias