El chaleco y la visión de las especies de caza

Adol

 

Se esta hablando de usar el chaleco naranja para la caza, pero creo que por copiar y no intentar adaptar, la idea muy deseable de aumentar la seguridad no llegue a buen fin. Primero vamos a conocer como ven las especies cinegéticas para después intentar adaptar la idea a las necesidades en nuestra forma de cazar. No tengo ninguna formación sobre este tema, solo la preocupación de estar integrado en el medio lo mas posible, por lo que voy a ver si puedo resumir lo recopilado.

El que realmente ve es el cerebro pues es el que forma la imagen en base a unos impulsos que le llegan de, los ojos, los detectores térmicos, los olores, el tacto. O sea que hay diversas señales que le hacen, según el tipo de animal, crearse una imagen de su entorno. Para cada animal su visión ha evolucionado de manera que le ayuda a sobrevivir en el sentido de la búsqueda de alimento y en la detección de depredadores. En los mamíferos el campo de visión tiene dos amplitudes la de los predadores con 30º a 50º y las presas con más de 300º.

Como no tienen todos el mismo cerebro, ni las mismas necesidades, ni los mismos detectores no se puede generalizar en que es lo que ven, por eso me he centrado en como ve el ciervo, el jabalí y el zorzal pudiéndose extender creo, la de los ciervos a los bovinos, ovinos y caprinos y la del zorzal a otras aves migratorias.

 

Como vemos nosotros:

El globo ocular posee el cristalino que es una lente elástica que al ser flexionada por los músculos oculares nos permite enfocar la luz sobre las partes sensibles de la retina.

En la retina poseemos dos tipos de células fotorreceptoras que son los conos y los bastones. Depende de su número y de su distribución que se vea con unas características o con otras. Los conos actúan sobre el color, los bastones sobre la luz y en menor medida en la capacidad de detectar el movimiento.

Los bastones son los que dan la visión cuando las condiciones son de escasa luminosidad y la dan de forma acromática.

Los conos son los que dan la visión en condiciones de luminosidad, tenemos tres tipos de conos que responden a las longitudes de onda del azul, verde y rojo. Distinguiendo cuatro colores básicos azul, verde, amarillo y rojo.

Según las condiciones de luz hay tres estadios en la visión, cuando solo se excitan los bastones solo vemos de forma acromática y con poca resolución, cuando se excitan conos y bastones vemos con resolución media y de forma cromática y cuando hay mucha luz solo funcionan los conos con lo que vemos con gran definición y crominancia.

También tenemos o creamos unos pigmentos que hacen de filtros, del azul, del violeta y del ultravioleta (solo en los humanos y primates), que nos protegen de las fuertes intensidades de luz, o que nos ayudan a ver en la oscuridad.

También podemos distinguir pequeñas diferencias en longitudes de onda a través del espectro ósea pequeñas diferencias de colores.

Tenemos visión foveal ósea que enfocamos en la zona central de la retina teniendo un punto ciego en el centro que es donde se inserta el nervio óptico. Por lo que tenemos la visión central mas definida que la perimetral.

 

Como ve el ciervo:

Es una presa por lo que tiene los ojos a cada lado de la cabeza teniendo un campo de visión de mas de 300º tiene una cornea ancha, una pupila ancha, y una lente grande, teniendo una banda ancha de sensibilidad en la retina no una zona foveal, lo que da un campo de visión ancho en sentido longitudinal no vertical, para poder ver todo el horizonte mientras pastan. Les cuesta enfocar un objeto cercano pues sus músculos oculares son débiles. Ve una banda central definida y la parte superior e inferior sin definición pero detectando bien el movimiento.

Tiene, como la mayoría de los mamíferos, dos tipos de conos que tienen su máxima sensibilidad a longitudes de onda cortas (azul-violeta) y medias (verde-amarillo) teniendo una visión dicromática, por lo que ve diferencias de color entre las ondas cortas y largas Ej. Azul y amarillo pero no los colores de las medio-largas y largas Ej. Verde amarillo, verde, amarillo, anaranjado y rojo.

Tiene una capa especializada en la visión nocturna que refleja la luz, posee mas bastones y al tener una visión dicromática que le facilita la detección del movimiento es capaz de ver mejor que nosotros por la noche y de detectar mejor el movimiento.

El grafico que (en verticales) nos da la sensibilidad relativa del hombre y del ciervo a las diferentes longitudes de onda (en horizontales), con las mismas condiciones de iluminación, en la parte inferior de ellos se ven los colores que somos y son capaces de ver, también hace hincapié en como vemos y ven el color del chaleco naranja.

 

Como ve el jabalí:

Tiene poco desarrollados los músculos oculares por lo que no puede flexionar debidamente el cristalino para enfocar con lo que ve las imágenes desenfocadas.

El jabalí tiene entre los fotorreceptores vecinos un efecto inhibidor muy débil por lo que el contraste de una silueta negra sobre blanco no puede definir los contornos viéndolos difuminados. Puede ver todos los colores pero con una visión espectral de forma que no puede tampoco delimitar una línea nítida de diferencia entre colores adyacentes de longitudes de onda próximas y entre dos colores de longitudes de onda corta y larga ve todo el espectro de colores, de forma que el arco iris en el cielo no es capaz de verlo al no haber contraste entre los colores. El verde sobre azul le son medianamente visibles y difuminados en los bordes, el naranja sobre azul lo distingue perfectamente y ve los colores intermedios del espectro en los bordes. En el grafico se ve que es igualmente sensible al azul, verde y rojo por lo que en la yuxtaposición de estros tres colores es donde tendrá una mayor respuesta visual.

Tiene también una capa especializada en la visión nocturna y más bastones teniendo también mejor visión nocturna y detección del movimiento.

 

Como ve el zorzal:

Tiene una visión central con efecto de zoom perfectamente nítida y una perimetral menos definida. Tienen los tres tipos de conos que tenemos nosotros por lo que ven todos los colores que vemos nosotros mas al no tener el pigmento de filtro ven los azules, violetas y ultra violetas además poseen un cuarto tipo de cono con sensibilidad máxima en la zona del ultra violeta y sensible mas allá de los 300 nm. Se cree que para poder orientarse por el sol en días nublados. Tiene algunos bastones siendo su visión nocturna muy pobre.

 

Todos ellos tienen en común el ver los ultravioleta según las condiciones de luz y los colores, en un azul brillante o en tonos de gris pero mucho más brillantes destacando nítidamente. En nuestra ropa en su misma confección y al lavarla con detergentes que llevan abrillantadores (que dan un máximo de intensidad en los 440nm.) y blanqueadores ópticos o en la confección del chozo pues las ramas cortadas a medida que se secan reflejan mas los ultravioleta que las verdes, estamos destacando como semáforos a la vista de estas especies cinegéticas, siendo este un aspecto que no cuidamos.

Se ha elegido para el chaleco ese color internacionalmente, para situaciones potenciales de peligro, porque para nosotros es el color que mas nos destaca contra cualquier fondo. Pero para utilizarlo en la caza solo al ciervo es al que su color no le destaca especialmente siempre que este libre de ultravioletas, pero para el jabalí, para el tordo y demás aves con ese chaleco volvemos a ser semáforos.

¿En que tipo de caza seria necesario destacar del entorno y quien? Creo que si se cumple con las normas de seguridad tradicionales en el desarrollo de las distintas modalidades de la caza solo se debería incrementar la visibilidad de los perreros, ojeadores, batidores o resacadores y a estos con colores a los que seamos altamente sensibles tanto nosotros como las especies de caza, pues de ellos deben de huir. Por ejemplo azul y rojo que sobre el fondo verde del monte nos destaca muy bien, el azul le destaca al ciervo, gamo, muflon, corzo y el contraste azul rojo le destaca al jabalí.

Para incrementar la seguridad entre puestos contiguos, añadiendo también el evitar los posibles rebotes, aparte de al ponernos indicarnos nuestras posiciones, deberíamos señalarnos o estar señalado de forma clara por la organización una zona de seguridad, en la que no podemos tirar, de 30º por delante y 30º por detrás ósea en total 60º en la dirección del puesto vecino y no hace falta vestirnos con prendas altamente visibles pues debernos confundirnos lo mas posible con el entorno para que así puedan las reses, hacer lo que pretendemos que hagan, cumplir.

Autores consultados.
Temple Gardin, Jay Neitz, Raimond Rohner, Kart V. Molinero, R.G. Bosco.

 

Comentarios (0)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: La Asociación Española de Rehalas informa | Asociación Española de Rehalas
Artículo anterior: Perdices anilladas | José Luis Garrido
Artículos relacionados con 'Modalidades'
Los puestos en la caza del jabalí al rastro | Pardal
Sobre las esperas nocturnas al jabalí | Rayón
Caza con perros de madriguera | Josep Mir
¿Una modalidad falta de ética? ¿Por qué? | Rayón
¿Admiración? a cada uno la que merezca… | Rayón
Cada cosa en su tiempo y sitio | Rayón
Aprender a cazar con perro | Jesús Nadal
El reclamo y los pollitos de perdiz | Manuel Romero
Cuando canta la perdiz… | Manuel Romero
Los zorzales y sus cambios | Rayón
¿Cacerías por interés? | Diego Ruzafa
«Aficionados» y AFICIONADOS al reclamo | Manuel Romero
La utilización de reclamos vivos para la caza | Joaquim Vidal
El Isard, o lo que queda de él | Jordi Fabà
La paloma vuelve sobre sus pasos | Pablo Almárcegui
Maullidos… suspiros… bostezos… | Manuel Romero
Calor, luna y jabalíes: ¿Nos vamos de espera? | I. A. Sánchez
Defender nuestro derecho a cazar | Miguel A. Díaz García
Vicios y resabios del reclamo | Damián Fermín Vaquero
¿Qué eliminar primero, modalidades o «cazadores»? | Rayón
¿Son compatibles las esperas con las monterías cochineras? | Santiago Segovia
Claves para tener éxito en las esperas al jabalí | Francisco Carrillo
Tirando a palomas | Cazarmás
¡A montear! | Grupo Vigilancia y Gestión
El muflón | Alberto Aníbal-Álvarez
Así es el verdadero cazador a rabo | Miguel Ángel Romero
Zorzales | David Rubio Alza
La tecnología y la becada | Ricardo V. Corredera
Cómo poner las perdices a tiro | Miguel F. Soler
A las perdices | Andrés López
Esperas: ¿el calibre es la cuestión… o es una cuestión de calibres? | Pedro A. Suárez
Conejos: esperas y recechos entre olivos | Miguel F. Soler
Luces y sombras | Pedro Fernández-Llario
Cazar con seguridad | Antonio Bello Giz
A perro y hurón | Juan Miguel Sánchez Roig
Caza del zorro con perros de madriguera | Andrés Cano Bote
La urraca, un escurridizo objetivo | Andrés López
Ansares en las marismas del Guadalquivir | Rafael Rodríguez
Perdices y perdiceros de alto rendimiento | Miguel F. Soler
Tras los jabalíes con perros de rastro atraillados | Alejandro Lorenzo
El perro de sangre: Primeros pasos | Juan Pedro Juárez
El perro de sangre: Iniciación del cachorro | Juan Pedro Juárez
El reclamo y otras modalidades: cazar o no cazar | Miguel Ángel Díaz
El perro de sangre: El porqué de las cosas | Juan Pedro Juárez
El perro de sangre: Camino hecho y por hacer | Juan Pedro Juárez
El perro de sangre: La homilía de los humildes | Juan Pedro Juárez
El perro de sangre: Pinocho y su nariz | Juan Pedro Juárez
Los zorzales, una alternativa en tiempos de crisis | Cristóbal de Gregorio
El perro de sangre: La perfección no existe | Juan Pedro Juárez
Gorgonio, de caza con Delibes | Jorge Urdiales
Quiero organizar una montería cochinera: ¿cómo lo hago? | Santiago Segovia
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC