Resultados del Proyecto Hypoderma (campaña 2016-2017)

Entre finales de 2015 y principios de 2016, la Asociación del Corzo Español, en colaboración con el INVESAGA de la Universidad de Santiago de Compostela, hacen públicos varios casos de infección parasitaria del Oéstrido Hypoderma spp sobre corzo. Ante la presencia del nuevo parásito, la ACE puso en marcha el denominado Proyecto Hypoderma, con la finalidad de hacer un seguimiento y localización de esta infección parasitaria en el territorio español.

Asociación del Corzo Español | 13/03/2017

2391 lecturas

Para organizar la recogida de la información, se creó una ficha de campo específica en la que todos aquellos colaboradores interesados (cazadores, guardas, taxidermistas, etc.) pudieran remitirnos los datos, de forma fácil y sencilla, a la dirección electrónica ace.gusano.corzo@gmail.com.

Hypoderma ssp es un Oéstrido (orden Díptera), cuyas larvas se desarrollan bajo la piel del dorso de rumiantes domésticos y silvestres, entre los cuales se encuentra el corzo. La mosca vuela en verano y deposita sus huevos sobre el pelaje de los corzos. Las larvas, recién nacidas, penetran a través de la piel y, tras una primera muda, mantienen abierto un orificio cutáneo por el que respiran y, a través del cual abandonan al hospedador una vez finalizada su fase larvaria de tres estadíos. Durante su desarrollo las larvas se encuentran dentro de unos nódulos o barros y pueden causar lesiones hemorrágicas y gelatinosas en músculos superficiales. El mayor grado de infestación corresponde al período otoño-invernal, momento más adecuado para detectar al parásito bajo la piel de los animales infectados.

Los datos recopilados han reportado información de 13 municipios con parasitosis positiva de Hypoderma spp en corzos, con una proporción de 1-4 corzos afectados por localidad.

De los lugares con detección de Hypoderma spp., 1 se localiza en Burgos, 7 en el norte de Guadalajara y 2 en el sur de Soria. Además, destacar la aparición del parásito, por primera vez, en las provincias de Zaragoza y Teruel.

Por sexos, se han registrado tan sólo 2 machos de corzo infectados, uno capturado en abril y otro en octubre. El resto de infestaciones se ha dado en hembras durante el periodo invernal (diciembre a febrero) con una media de 22 larvas por ejemplar. En relación con los municipios en los que se detectó la presencia del parásito en 2015, durante 2016 y primeros de 2017, se ha vuelto a detectar Hypoderma spp. en 3 de los municipios afectados la campaña pasada, todos ellos pertenecientes a la zona norte de Guadalajara.

Desde la Asociación del Corzo Español (ACE) insistimos en la importancia que tiene para la gestión de la población el seguimiento sanitario de los corzos. Cualquier persona que detecte la presencia de este parásito u otros que pudieran aparecer y quiera colaborar en el proyecto, puede descargarse la ficha correspondiente en el apartado “Proyecto Oéstridos” ubicado en la web de la ACE, o en este enlace.

Asociación del Corzo Español (ACE)

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

Leer más
Otros artículos de Asociación del Corzo Español

Corzos y atropellos: qué hacer para evitarlos
(31/05/2006)

Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (202660 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (163116 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (154257 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (115663 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (105596 lecturas)