La gestión del ciervo en Navarra

En los años 50 se reintrodujo el ciervo en Navarra en una zonas muy favorables para ello como el Macizo de Quinto Real y la Selva de Irati. Su gestión corrió a cargo del antiguo ICONA. Procedentes de Quintos de Mora (Toledo), el ensayo probó el enorme potencial del cervus elafus ibericus en ambientes más favorables que los Montes de Toledo de procedencia. Una densidad racional, semejante a la europea, contribuyó a estos sorprendentes resultados.

Adecana

Adecana
Asociación de Cazadores Navarros

04/11/2013

6894 lecturas

El éxito de ello radicó en una reintroducción en un hábitat excepcional para su desarrollo, un excelente conocimiento técnico de la especie, y una caza selectiva muy estricta que tuvo como resultado la obtención de los mejores trofeos del estado español, viniendo a cazarlos cazadores de todo el mundo.

Una vez que la Comunidad Foral de Navarra asumió las competencias autonómicas en materia de caza, el ICONA dejó de ejercer sus competencias, pasando a depender la gestión cinegética a la Diputación de la Comunidad Foral de Navarra, el cual se ha llevado a cabo a través del Servicio de Caza y Pesca por el equipo técnico formado por Enrique Castién e Isabel Leranoz.

Estos, en vez de haber continuado con la línea seguida hasta entonces que tan buenos resultados se habían obtenido, a nuestro entender, de forma errónea optaron por la prohibición de su caza, por lo que la población de ciervos, ausente de gestión y manejo, aumentó de forma descontrolada, en perjuicio de la calidad de sus ejemplares, a la vez que comenzaron a aparecer los primeros daños a cultivos y plantaciones forestales y las primeras colisiones de animales con vehículos en las carreteras, desarrollándose sus poblaciones por todas las zonas aledañas y dado que no se continuó con la caza selectiva que tan buenos resultados había dado hasta entonces, degenerándose la especie.

Esta sobrepoblación también a ocasionado a los bosques de estas zonas unos importantes daños que llegaron a afectar a gran parte de los nuevos brotes de las hayas, lo que dio lugar a que en la cuenta del Iratí se tuvieron que autorizar de forma precipitada la caza de 300 ejemplares en 3 años, con las quejas de todo el colectivo cazador que no podían comprender las prohibiciones anteriores y este tipo de autorizaciones tan bruscas, que no tienen otro origen y motivo que una falta de gestión de la especie, y una actuación improvisada a salto de mata conforme esta especie iba produciendo daños.

Una vez parado el golpe, en vez de aprender, y retomar el rumbo perdido, el citado equipo volvió a caer en el mismo error, reincidiendo en la limitación de su caza y en diseñar lo que según ellos sería la única zona en la que se toleraría la presencia de ciervos en Navarra, lo cual ha dado lugar a otra gran expansión de la especie, la cual cada vez va colonizando cada vez mas extensión  de su territorio original, hasta el extremo de que al día de hoy se han extendido por el occidente hasta Baztán, La Ulzama, Basaburúa, llegando hasta el límite de la Autovía del norte. Por el oriente han llegado y traspasado los valles de Salazar y Roncal, y por el sur hasta las cercanías de Pamplona, Valle de Egües, empezándose a ver por los Urraules.

Sin embargo, en vez de gestionar correctamente las poblaciones actuales, actuando principalmente sobre machos selectivos y hembras jóvenes con el fin de mejorar la calidad de los trofeos a la vez que mantener equilibrada la razón de sexos, constatamos que lo que ahora se pretende es intentar confinar a la especie en un área reducida, intentando evitar que lleguen a colonizar zonas de la Comunidad foral, como es la parte prepirenaica occidental de Navarra, potencialmente muy valiosas y en las que además apenas hay riesgos de daños a cultivos ni accidentes de carretera al ser zonas muy despobladas. En base a ello, la política actual es intentar eliminar el mayor número de ejemplares en las zonas de expansión, por lo que llevamos varios años en los que se están concediendo en ellas un gran número de precintos, incluso en lugares donde se estaban empezando a verse ejemplares donde antes no los había.

Con esta política se está negando a las sociedades de cazadores y Ayuntamientos la posibilidad de contar en su territorio de caza con una especie de caza mayor de alto valor cinegético, viendo en esta medida un intento del Departamento de que en vez de realizar una correcta gestión, se opta por una política de eliminación para quitarse lo que intuyen puede ser un problema en cuanto a daños y accidentes de tráfico.

Desde esta Asociación defendemos que la gestión del ciervo en Navarra se debe llevar a cabo de una forma integral para todo el territorio donde está asentado y el favorecer hacia las zonas idóneas hacia donde se expande, coordinándose los aprovechamientos de todos los cotos en su conjunto, no acotado por acotado, realizando unos aprovechamientos que tengan como fin un correcto desarrollo de la especie tanto en las zonas centrales como las de expansión, no como ahora que en estas ultimas mas que gestionarlos parece que lo que pretende es erradicarlos.

 Por ello, desde Adecana, como asociación de cazadores conservacionistas que somos hacemos un llamamiento a la responsabilidad de las sociedades de cazadores para que vean estas autorizaciones como el límite superior de lo que pueden aprovechar, llevando a cabo sus aprovechamientos de forma racional y sostenible, ya que son los primeros interesados en ello.

Adecana

3 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

04 nov. 2013 23:19
Maule  
Y para colmo los dos gestores antes mencionados en el artículo han permitido la matanza discriminada de Gamos en Irati aduciendo que son animales alóctonos (no propios de Navarra), y ese mismo gestor tuvo la desfachatez de liberar hace pocos días un ejemplar de buitre negro en la Sierra del Perdón, tras curarlo con dedicación y mimo. Señor Castien, con todos mis respetos, ¿es que el buitre negro no es un animal alóctono como el gamo?, ¿y si es así porqué unos si y los otros no ?.
Deje de jugar al gato y al ratón que ya le conocemos en Navarra a usted y a Isabel Leranoz...
06 nov. 2013 13:24
siberiano
Hola Maule:

Un par de aclaraciones hechas con la mejor voluntad.

El problema de los gamos en Navarra es como dices; es una especie alóctona. Para rematarlo, la zona de reintroducción no fue la más adecuada. Como sabrás, la zona original del gamo es mediterránea y en España las mayores poblaciones se dan en ese tipo de clima. Sin embargo en Navarra se introdujo en un hábitat completamente inadecuado (hayedos) y en un clima atlántico-pirenaico que no le favorece nada. Por eso desde hace más de 30 años se está intentando reducir la población o incluso eliminarla. Esta política de evitar la proliferación no es nueva sino que es una continuación desde los años 80. Hubiera sido mucho más lógico haberla reintroducido en otro tipo de hábitas pero ahora ya es tarde. En aquellos tiempos primaban los "estudios" de los ingenieros de montes en vez de los de los biólogos.

Con respecto al Buitre Negro hay que recordar que es una especie protegida, que España y Navarra han firmado acuerdos internacionales (directivas de obligado cumplimiento) para la protección de diversas especies y en el caso de ocurrir lo que ha pasado, la Admistración tiene que cumplir esos acuerdos. Tienes razón que en Navarra el buitre negro no es nidificante, pero en caso de que un ejemplar pueda ser recuperado (no reintroducido) la Administración tiene obligación de hacerlo.

Te pongo otro ejemplo muy claro y fácil de entender. Las Grullas en Navarra solamente se ven en migración y unos pocos ejemplares en invierno. Si una grulla es herida (disparo, choque con tendido eléctrico, etc) tu no considerarías que por curarla se está "reintroduciendo" la especie.... Con el buitre ha ocurrido lo mismo.

Te lo comento con el mayor de los respetos. Leo tus aportaciones en los diversos foros y la mayor parte de ellas me parecen muy afortunadas y valiosas por lo que creo que eres una persona cabal y creo que mereces una contestación a tu comentario, no en plan crítco sino más bien informativo.

Saludos también desde Navarra
08 nov. 2013 16:35
siberiano
A ver si nos aclaramos....

¿qué quiere Adecana? ¿una zona reducida y con caza selectiva tal y como la gestionaba el antiguo ICONA? Por lo visto, según lo alaba en el primer párrafo parece que si. (caza selectiva de unos pocos ejemplares extraordinarios y destinada a gente pudiente)

¿quiere que la población de ciervo se extienda fuera de sus zonas de reintrodución? Según el párrafo 3 parece que no. Aunque no sé que tiene que ver la pérdida de la calidad de los trofeos (degeneración de la especie ¿?) con una expansión numérica y territorial de los ciervos pero en ese párrafo se mezcla todo. Quizá o no sabe de lo que habla o no se explica bien (espero que sea lo segundo).

¿está de acuerdo con controlar la población una vez que se empiezan a producir daños? No se sabe bien pero parece según Adecana, que son los cazadores los se quejan por falta de gestión. Quizá haya que recordar que la zona del Irati está enclavada en el Pirineo, que tiene unas precipitaciones de nieve importantes y que no se puede controlar esa climatología. Una serie de inviernos"suaves" con poca mortalidad influyen en la población con un aumento significativo (tal y como ha ocurrido). Un control excesivo unido a varios inviernos rigurosos y primaveras desapacibles como la de 2013 pueden dar al traste con la población de esta especie. Hay que tener en cuenta que los cupos de cada acotado se establecen teniendo en cuenta la población presente en el año de realización del POC y que se hace una estima para los cinco años siguientes. Como se puede entender, no se puede controlar la climatología que va a hacer en ese periodo por lo que seguramente habrá una diferencia entre lo pronosticado y lo real por lo que posiblemente sea necesario realizar "correcciones" cada determinados años para que la población se mantenga constante o aumente ligeramente para prevenir años con peores condiciones climáticas. Posiblemente nos tengamos que alegrar que el tipo de gestión realizada haya mantenido o aumentado el número de ciervos y su expansión por zonas aledañas, aunque desgraciadamente para algunos sin esos trofeos de escándalo.

Después de leer esos párrafos, me sigo prguntando ¿qué tipo de gestión sigue queriendo Adecana? Según el párrafo 6 lo que le sigue gustando sería la caza selectiva de machos. Esta caza es muy poco practicada en Navarra y solo por una minoría de privilegiados económicamente, siendo la caza en batidas realizada por los cazadores locales la principal modalidad. Entonces....¿primamos la caza de unos pocos o la de las sociedades locales?.

Cuando por fin llegamos a los párrafos 8 y 9 por fin llegamos al meollo. Parece que ahora el Departamento niega a algunas sociedades el aprovechamiento de ese recurso, pero ¿no habíamos quedado que el ICONA había ejercido una gestión modélica y que gracias a esos dos técnicos por su desidia y malhacer el recurso cinegético se ha extendido (de forma milagrosa) a una gran parte de Navarra? ¿Cuanto dinero más costará a una Sociedad Local su coto si resulta que por las causas mencionadas se ha establecido una población de ciervo aprovechable cinegéticamente? A las Entidades Locales se les hace la boca agua pensando en el incremento que les van a aplicar a sus propios vecinos ya que van a tener el "privilegio" de cazar ciervos? ¿o gestionamos toda la caza de esta especie para que la Entidad cobre a los cazadores pudientes y la vedemos a los locales? No, mejor aún, dejamos una serie de ejemplares magníficos para el disfrute de los acaudalados y que sea la sociedad local la que apechugue con la gestión del resto (que se mate en batidas los jóvenes, ciervas, machos "defectuosos" y demás morralla) Ah!!! pero si hay daños, que sea también la sociedad local la que cargue con ellos.
¿acaso ahora los cupos que se dan no se asignan según la población de la comarca y se asignan a cada uno de los cotos según las poblaciones y densidades existentes?
¿hasta dónde propone Adecana que se tiene que extender el ciervo? ¿Toda Navarra?, ¿la Zona Norte?, ¿la Zona Media?, Ahora mismo el departamento ya ha decidido un límite, pero según este artículo parece que se ha quedado insuficiente y que había que aumentarlo. ¡Vaya! Parece que la política tan nefasta de la Admisitración permitiendo que los ciervos se extiendan desde sus orígenes y repitiendo palabras textuales "degenerando la especie", no es compartida ahora ya que se pretende que se establecan ciervos (degenerados?) en zonas no tradicionales.

En fín....NO me aclaro.

Para rematar, en el último párrafo aunque no lo dicen pero lo insinúan creo que proponen a las sociedades que no aprovechen el cupo máximo calculado.....¿y eso no lleva a un nuevo aumento de la población y por consecuente de daños en bosques y cultivos? ¿no habría un mayor riesgo de accidentes? ¿no se produciría un aumento en la superficie ocupada por la especie? Quizá lo responsable sea acatar lo que determina la Administración. ¿qué pasaría si hay un accidente de tráfico con un ciervo y se comprueba que la Sociedada no quiso acatar lo que propuso la administración? ¿qué pensaría el juez? Yo pensaría que ha habido una negligencia en la gestión de un recurso...

Cuando los cupos era bajos y la población aumentó desde este artículo se señala a dos responsables como poco menos que ignorantes. Cuando los cupos son altos y se "hace un llamamiento a la responsabilidad de las sociedades" para no alcanzarlos....¿cómo debemos definirlo?

Para finalizar. No me parece nada correcto señalar a dos técnicos con nombres y apellidos y no firmar con nombre y apellido el artículo. O se señala a la "Administración" en general y se firma como "Adecana" o si se cita a personas determinadas se debería firmar con nombre. En mi pueblo a esto se llama "ser de cobardes" o "tirar la piedra y esconder la mano".

Si me mandas un privado no tendré ningún reparo en identificarme.

 

Leer más
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197628 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154805 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149577 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (112273 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104320 lecturas)