Visitamos la fábrica de Blaser

El consorcio que reúne a las empresas J.P. Sauer & Sohn, SAN Swiss Arms, Blaser y Hämmerli puede presumir de ofrecer al público civil y profesional algunas de las armas más precisas, fiables y bien mercado. En esta serie de dos capítulos historia de estas empresas y cuáles son los modelos de sus actuales catálogos destinados a cubrir las necesidades de las fuerzas militares y policiales, empezando por las pistolas.

Luis Pérez de León

Luis Pérez de León
Director de la revista Armas Internacional

27/07/2012

5794 lecturas

En el pasado mayo, Excopesa (distribuidora para España de las armas Blaser, entre otras muchas marcas), organizó una visita a la fábrica Blaser, en la localidad de Isny, en el sur de Alemania. A ella fuimos invitados los representantes de cinco medios españoles del sector de las armas y la caza, dispuestos a conocer de primera mano la instalaciones de esta marca que se ha convertido en todo un referente para la industrias mundial de armas de caza y cuyo catálogo no deja de demostrar una admirable evolución.


Un excelente detalle que llamaba la atención en los talleres de esta importante fábrica era la notable presencia de operarios muy jóvenes, sin duda la mayoría aplicados a tareas manuales, pero demostrando a la vez la seguridad de su futuro.

Aunque hemos comentado los orígenes de Blaser en alguna ocasión, recordemos sólo que hablamos de una marca creada en 1957 por el armero Horst Blaser, quien destacó por la originalidad del mecanismo de armado manual de un modelo combinado (riflez/escopeta) llamado Diplomat que llamó la atención por su originalidad y acabado. A lo largo de casi tres décadas Blaser fue lanzando progresivamente distintos modelos y versiones de armas basculantes que fueron incrementando su prestigio, hasta que en 1985 apareció el primero de sus rifles de cerrojo desmontable y cañones intercambiables, el SR 850, que de alguna forma encauzaría el camino de futuras realizaciones, sin olvidar otros modelos que asimismo han marcado el éxito y la evolución de Blaser, como son los monotiros, combinados y express, al margen de la más reciente escopeta B95 que está causando auténtica sensación en el mercado internacional.


Junto a los centros de mecanizado o las máquinas herramientas más clásicas que también las hay en la fábrica de Isny, se repetían mesas como las que podemos ver en la foto, con instrumentos, herramientas y comprobadores, siempre admirablemente dispuestos. Se aprecian los bloques de recámaras tallados desde los tochos de acero.

Pero sin duda que ningún otro como el rifle de cerrojo R93 (definitivamente presentado en ese año), para servir de ejemplo de un concepto revolucionario e innovador que sirvió para poner "patas arriba" en muy poco tiempo todo el mercado europeo de los rifles, y que ha ido conquistando también a multitud de usuarios en América.

El R 93 incluía tal número de características ventajosas en cuanto a modularidad, practicidad, variedad, precisión, etc., etc., que se hizo con más del 85% de las ventas totales en Europa, logrando a la vez que Blaser se convirtiera en la primera marca productora de este tipo de armas en Alemania.

En la época del éxito del R 93 la compañía era ya propiedad de Bernhard Blenk, que previamente protagonizó la exportación a los UU.EE., y quien junto al técnico Meinrad Zeh hizo realidad ese ingenioso proyecto que catapultó a la marca de manera espectacular.

Pese a ello, el carácter eminentemente comercial del Sr. Blenk vio la ventajosa oportunidad de vender su compañía a la gran corporación industrial suiza SIG, situación que finalmente cristalizó, amén de que la empresa helvética terminase adquiriendo otras marcas de enorme prestigio como Mauser, Sauer, junto a su filial Sig Sauer y SigArms (la empresa hermana en los estados Unidos), y Hammerli.


Con un Blaser doble del .470 Nitro Express posamos junto a un no menos impresionante bisonte americano naturalizado y expuesto en una de las dependencia de la fábrica alemana.

Sin embargo, no mucho tiempo después una nueva dirección en SIG determinó que iba a desprenderse de todas las compañías armeras que había adquirido, situación que acabó cristalizando en que dos destacados industriales alemanes, de gran éxito en el sector textil, se hicieran propietarios de ese extraordinario paquete de empresas armeras. Sus nombres son Thomas Ortmeier y Michael Lüke, y a este último se atribuye buena parte de la gestión por su pasión por la caza y por los propios rifles Blaser.

Ahora nosotros les invitamos a un breve recorrido por la fábrica Blaser y a conocer una buena muestra de lo que allí hacen.

Están batiendo récords, y visto lo visto, no queda sino felicitarles por lo excelente de sus productos y por haberse convertido en todo un orgullo para su industria y su país.


Uno de los operarios de Blaser (de nuevo muy joven) encargado de probar las armas y ponerlas a tiro en una de las varias galerías de 100 metros con que cuenta la fábrica.

Últimas comprobaciones y ajustes son realizados concienzudamente por expertos operarios antes de pasar las armas a la sección de embalado. En este caso se trata de un R93 Professional en su versión camuflage.

Recorriendo las instalaciones de esta fábrica alemana también te encontrabas con dependencias que bien podían presentarse como un auténtico laboratorio por el tipo de instrumentos allí utilizados y la pulcritud de cada detalle.

La función de este caballero es también una demostración de su experiencia. Está comprobando, nada menos, la perfecta alineación del ánima. Para ello dispone de una referencia luminosa a varios metros frente a él, y de la máquina donde vemos sujeto el tubo, con la que podrá "doblarlo" literalmente hasta dejarlo perfecto.


Pese a todos los controles durante el proceso de fabricación, de nuevo son las manos de expertos operarios las que se encargan de verificar multitud de detalles en cada arma antes de darles paso a la zona de pruebas.


Lá fábrica Blaser de Isny da trabajo a cerca de 300 personas, produciendo para la propia marca y también para las empresas hermanas, como son Sauer. Mauser, etc.

Luis Pérez de León

 

Leer más
Otros artículos de Luis Pérez de León

Rifle Bergara BX 11
(17/02/2014)

Cuchillos de remate
(23/01/2014)

Safari en África, el mejor banco de pruebas (y III)
(02/10/2012)

Vektor H5, curiosidad sudafricana
(26/09/2012)

Rifles Bergara, una opción inteligente
(17/09/2012)

Más +
Artículos relacionados con 'Armas'

¡500 metros y zas…!
Alberto Aníbal-Álvarez

Browning A-5 Ultimate Partridges
J. P. Bourguignon

Rifle Bergara BX 11
Luis Pérez de León

Cuchillos de remate
Luis Pérez de León

El plomo en la carne de caza
Asociación Armera

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (154536 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (114619 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (97670 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (91145 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (86032 lecturas)