Terminología de la escopeta

Un término correcto y adecuado indica siempre con claridad lo que queremos decir.

Pedro A. Suárez | 27/03/2008

39075 lecturas

Detalle de granos de fuego y percutores.

Últimamente asistimos a una verdadera perversión del lenguaje en lo referente a nuestra afición. Ya es casi normal referirse al segrinado —nombre propio que designa al noble, fino, y delicado, trabajo sobre la empuñadura, que los artesanos realizan con una herramienta que se llama tricanto, para que la mano se afiance mejor— con espantosas denominaciones como rayado o picado.

No pretendemos pecar de elitistas del lenguaje —aceptamos inmediatamente la denominación superpuesta cuando este tipo de escopetas surgieron hace no tantos años— tampoco queremos convertirnos en defensores a ultranza del léxico establecido. Nada de eso. Lo que buscamos es preservar los nombres de nuestras cosas, en el entendido que quien mejor los maneja también mejor y con más claridad expone lo que quiere decir. No hay más que ver el mismo ejemplo indicado más arriba; ¿a qué se refieren cuando dicen «el rayado estaba bien hecho»? ¿A que antes de ensamblar la escopeta han arrastrado la culata por un campo de cantos hasta conseguir que quede llena de rayas, ralladuras, raspaduras y raspones? Espantosa culata debe de ser esa.

¿Y cuando dicen picado? ¿Es que la introducen en un termitero antes de venderla? ¿O que viene con peligrosos jejenes que luego atacarán los muebles de la casa?


Cañones yuxtapuestos, que significa puesta al lado, que no paralelos ya que son en realidad, convergentes.

Muchas veces estos errores vienen incitados por las mismas publicaciones del sector, y nos damos cuenta que cuando alguien lee guardamanos sabe y entiende perfectamente cuál es la parte del arma en cuestión; pero esa pieza se llama CHIMAZA no por capricho. No fue en un rato de ocio que el antiguo castellano utilizó su tiempo para buscarle un nombre diferente. Quiso dotarla de su propia denominación porque es una verdadera parte independiente del arma, que cumple varios cometidos que le son propios: en primer lugar es la responsable de que la escopeta quede ensamblada cuando la abrimos para recargar sin que los cañones cuelguen de nuestra mano izquierda en tanto con la derecha, no sabríamos qué hacer con la culata. Por otra parte se encarga de dirigir hacia la báscula una parte de la fuerza que aplicamos, utilizándola para montar la percusión y dejarla lista para el disparo. También se ocupa de activar la entrada del seguro automático cuando se cuenta con este dispositivo. Y por si todo esto fuera poco, es la responsable de mover los extractores y activar los expulsores si la escopeta cuenta con esta configuración. CASI NADA LO QUE HACE. Y no conforme con todo esto, en las más modernas, se encarga de redirigir parte de la tensión sobrante de los muelles de percusión, para ayudar a que la apertura sea más liviana y suave —es lo que se llaman escopetas con apertura automática—. Por último, (ya está bien ¿no?) limita el recorrido de apertura.

Lo que buscamos es preservar los nombres de nuestras cosas, en el entendido de que, quien mejor los maneja también mejor y con más claridad expone lo que quiere decir

Aún cuando la escopeta no sea de las tradicionales, y en este caso podría parecer que la chimaza pierde su personalidad, ésta se resiste y mantiene su independencia; así vemos que en las de corredera, sirve para efectuar la repetición y montar la percusión, mientras que en las semiautomáticas, aloja el almacén de cartuchos que también algunos designan incorrectamente como cargador (por sí mismo no carga nada) y, algunas veces, conduce los gases de la toma de control como en beretta y otras.


Ejemplo de culata inglesa. Esta pieza es una parte muy importante del arma, no sólo sirve como apoyo en el hombro, sino que es la responsable de la puntería, y por ello cuenta con diferentes partes.

No obstante, es cierto, que el lector asocia guardamanos con chimaza, pero no es lo mismo; y en rigor, es casi despectivo, ya que guardamanos, de verdad, es una triste, innoble y simple pieza de madera, que se pone en los fusiles de guerra por encima del cañón para que el soldado no se queme con los repetidos disparos, efectuados en el ejercicio de su triste oficio —son los que llevaban los mauser y cetmes de nuestra mili, y los deportivos no la necesitan porque no se calientan, ya que nadie tirotea a un venado—. Además, en las escopetas no guardan nada, ya que la mano siempre sobresale de esta pieza para asir parte de los cañones directamente.

¿Cómo pueden dos millones de españoles, usuarios de armas, reclamar la atención, si ni siquiera saben expresar correctamente de qué se trata?

A esta altura ¿sigue alguien pensando que es indiferente llamarla por su verdadero nombre de chimaza, o por su mote despectivo (que no apodo cariñoso) de guardamanos? Además, en la medida que todos aportemos nuestra modesta contribución a mantener la terminología de nuestra actividad, dignificaremos la misma. Pero, si permitirnos que se pervierta, cada vez será menos importante. ¿Cómo pueden dos millones de españoles, usuarios de armas, reclamar la atención, si ni siquiera saben expresar correctamente de qué se trata?

Antes de seguir, queremos hacer una precisión: sabemos perfectamente que nuestros lectores conocen lo que estamos exponiendo, pero se trata de una realidad; los nuevos cazadores y los jóvenes que recién se integran son presa fácil de esta vulgar terminología, y es a ayudarles y contribuir modestamente a su cultura que destinamos esta entrega. Y para ello, va este glosario que recorre la escopeta desde delante hacia atrás:


Dos tipos de chimazas.

YUXTAPUESTA: significa puesta al lado y se llama así porque no son paralelas, ya que los cañones son en realidad convergentes.

SUPERPUESTAS: en estas sí que lo cañones pueden ser paralelos, sin embargo conviene llamarlas así para indicar que están dispuestos por la vertical.

BROCAL: es el extremo delantero de los cañones. Boca de fuego —como algunos le llaman— es la parte delantera del alvéolo de un tambor de revolver. En la escopeta no es un simple corte, tiene características y forma que le son propias.

PUNTO DE MIRA: en las armas rayadas de cartucho metálico se llama guión porque trabaja en combinación con el alza para efectuar la puntería, pero en las escopetas recibe su denominación porque es el punto por el cual tomamos referencia para saber la dirección (que no la puntería) del disparo.

LISTA: es la tira metálica que discurre por encima y en el centro de los cañones de una yuxtapuesta y que en su extremo delantero acoge el punto de mira. Su verdadera función es mantener unidos por soldadura los cañones entre sí.

SOLISTA: igual que la lista pero por el lado inferior de los cañones. Cuando las hay (las buenas escopetas no la llevan), recibe la anilla portafusil delantera.


Las chimazas, erróneamente llamadas guardamanos.

BANDA: hay izquierda y derecha. Son las tiras de metal que con la misma función que la lista y la solista, se adosan por los lados a los cañones de una superpuesta.

ÁNIMA: es el interior del cañón. En las escopetas se llama ánima lisa porque no tiene estrías. Se divide en choke, cuerpo y recámara.

CONTORNO: es el exterior del cañón.

CHIMAZA: es la parte inferior delantera de la escopeta por donde se apoya en la mano izquierda para un diestro.

CIERRE: es el sistema que arma y deja solidarios los cañones con la culata. Se divide en mortajas —que son los encastres que están en el bloc de cañones (son fijas) —y fiadores —que son los pasadores que están en la báscula y se enclavan en las mortajas (son móviles)—.

EXTRACTORES: desalojan los cartuchos (disparados o no) de las recámaras. Es necesario retirarlos manualmente.

EXPULSORES: desalojan y expulsan los cartuchos fuera de la recámara (sólo los que están disparados).

BÁSCULA: es la parte central del arma que vertebra una escopeta uniendo los cañones, la chimaza y la culata. Aloja la percusión los gatillos, el seguro y demás componentes de una acción de escopeta. En las otras armas largas, se llama cajón de mecanismos.

CULATA: es la parte posterior del arma, y contrariamente a lo que se cree, su función no es la de apoyar en el hombro: es la responsable de la puntería. Para ello cuenta con diversas partes.

GARGANTA: es la parte de la culata que es asida por la mano derecha para un diestro.


Las mortajas, encastres que están en el bloc de cañones (son fijas).

SEGRINADO: es el trabajo realizado sobre la garganta para volverla antideslizante.

PISTOLET: ó mejor PISTOLETE es cuando la garganta tiene forma de empuñadura de pistola. Según lo acusado de la forma las hay de pistolete ó de medio pistolet.

CORONA: es la parte superior de la culata. Por donde se apoya la cara. Últimamente asistimos a la denominación vulgar de esta parte como lomo de la culata lo cual a su vez es una perversión de otro vulgarismo que define a las culatas para rifle de estilo bávaro como lomo de jabalí.

CRESTA: es la parte delantera y superior de la culata que queda por delante de la cara y por detrás de la mano de los gatillos. Aunque no lo parezca, es una parte relevante del arma.

TALÓN: es el ángulo que corresponde a la parte trasera y superior de la culata.

PUNTERA: es el ángulo posterior e inferior de la culata. Es más estrecho que el talón.

CANTONERA: es el extremo posterior de la culata que baja desde el talón hasta la puntera y que apoya en el hombro. A veces se complementa con una zapata de pasta y menos veces de metal (esta última frecuente en los fusiles) cuya función es proteger la madera al apoyarla en el suelo. Últimamente es frecuente ver zapatas de goma para atenuar el retroceso que se denominan con el mismo nombre. Sin embargo —y valga este ejemplo para demostrar nuestra actitud abierta— creemos que no es censurable llamarlas así porque efectivamente apoyan en el hombro y protegen la madera, asumiendo las funciones inherentes a la cantonera.

Pedro A. Suárez
2 comentarios
16 abr 2008 07:28
Pedrarias  
D. Pedro: Me quito el sombrero. No sabe cuánto lamento no haberlo conocido antes de escribi mi libro "Léxico cinegético castellano peninsular". Me basé en una bibliografía en la que no aparecían términos magníficamente explicados por usted. De todas formas siempre es bueno aprender. aunque sea algo tarde. Gracias.
18 abr 2008 17:50
Abraham
Abraham   «Arrojarle un hueso al perro no es caridad. Caridad es compartir el hueso con el perro cuando estas tan hambriento como él.»
Ante todo gracias por el excelente artículo, por lo didactico y bien logrado.
Una pregunta: Que nombre recibe la pieza metálica que rodea a manera de proteccion los gatillos? Guarda monte lo llamamos por acá.
Gracias de nuevo.

 

Leer más
Artículos relacionados con 'Armas'

¡500 metros y zas…!
Alberto Aníbal-Álvarez

Browning A-5 Ultimate Partridges
J. P. Bourguignon

Rifle Bergara BX 11
Luis Pérez de León

Cuchillos de remate
Luis Pérez de León

El plomo en la carne de caza
Asociación Armera

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (152698 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (113097 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (95421 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (90441 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (84862 lecturas)

En el número de enero:

  • Sin «foro» unánime en asturias para declararlo especie cinegética
  • Becadas; en las entrañas del bosque
  • El rumbo de las migratorias
  • Gestión. Cuadernos de caza
  • ¡Soltamos! Una temporada que no deja de sorprender
  • Tures del Cáucaso
  • Armas
  • Todo sobre Perros