Cazar no es matar

Joaquim Vidal

 

Al menos no lo es para mí. Soy cazador por herencia desde los 8 años. Mi primera arma, un tirachinas hecho con una horquilla de olivo. Además de cepos, liga, redes, losas… otros tiempos. Luego vino la escopetilla de plomos, pajarillos, tordos, pollas de agua, alguna torcaz.

Muchos de los detractores de la caza se basan en utilizar la idea simplista que relaciona directamente la caza con la muerte de un animal, y aunque este es un hecho intrínseco a la caza, el verdadero cazador no busca la muerte del animal.

Mi maestro, mi abuelo Joaquín, que aunque no sabía leer ni escribir, tenía matricula de honor en gestión, aprovechamiento y conservación de la naturaleza. A los 10 años, la primera pieza importante: una liebre en la cama, con la escopeta de mi abuelo, una plana marca Elizalde del 16 que aún conservo. Lugar, El Maestrazgo (Castellón), tierra bonita, dura y repleta de olivos.

Cazar, entre otras muchas cosas, es buscar, capturar y al final sobreviene la muerte del animal que se persigue, si tenemos suerte o puntería. Sabemos sobradamente los cinegéticos que hay varias modalidades distintas de cazar. Yo distingo el cazar del matar, sencillamente como cuando entro al corral, cojo un conejo o una gallina, y los sacrifico para mi consumo. Hasta hace pocos años yo consumía mis propios animales de corral, y les puedo garantizar que en unas condiciones exquisitas. Cuando vas de caza no sabes nunca hasta el final el resultado de la captura. ¿No les ha pasado que un día no has pegado ni un solo tiro y en cambio aquella secuencia de éste u otro animal, ese cielo diferente, o sencillamente lo agradable que es que te caiga la fina lluvia sobre la cara te satisface el madrugón, en compañía de tu fiel perro de caza? Mientras que cuando entras en el corral… eso no es caza, es matar y posterior consumo. Permítanme aconsejar a todos los cazadores que lean este artículo que cambien la palabra matar por cazar, sobre todo cuando entablen conversación con personas ajenas a nuestra actividad. Piensen en la afición, la ilusión y en que algunos vamos con verdadera pasión. ¿A que van al monte un domingo por la mañana temprano con su perro? ¿Van de caza, o a matar animales?… Piénsenlo cuando tengan que defender su actividad.

Cazar no es matar. Con estas palabras empezaba mi intervención en un programa de TV3 —televisión de Catalunya— hace un tiempo, bajo la presentación de Josep Cuní. Un programa de debate, con participación de público, en un principio con temas serios, actuales, con participación incluso desde casa —vía correo electrónico—. Nombre del programa: «Coses que pasen». Cosas que pasan. Tema… La sobreprotección de los animales. La pregunta: ¿Maltratamos a los animales, o los sobreprotegemos? Invitados al programa: en la parte acusadora, los defensores de los derechos de los animales, los del partido anti-taurino, cuidadores de una perrera municipal, vegetarianos, veterinarios… del otro lado, un industrial del curtido de pieles, una persona enferma seropositiva —pendiente de una vacuna cuyo medicamento se estaba experimentando en animales—, un investigador con argumentos científicos sobre la experimentación y, por supuesto, los cazadores. De un lado Pilar Rahola, superconocida por todos. Arropada por Jordi Tardá, coleccionista y organizador de ferias y conciertos musicales. El susodicho señor tuvo la gentileza de llamarnos a los cazadores «asesinos». El muy ignorante y mal educado no sabe que este término sólo se puede utilizar cuando es de persona a persona.

Pueden adivinar que nadie quería ir al programa. La verdad es que tenía verdaderas ganas de intervenir en un tema como éste y defender la caza que llevo en las venas, mi modelo de caza, y verme rodeado de estas personas defensoras de los animales y de sus derechos. Les he de confesar que en alguna ocasión me sentí como un cordero rodeado de lobos. Pero tenía ganas, miren ustedes. Quería ver in situ cómo piensan, cómo se confabulan… oigan, todos ellos urbanitas al cien por cien. ¿Saben qué me pidieron los defensores de los derechos de los animales? Que en vez de cazar, lo que teníamos que hacer era soltar lobos y linces para que controlaran las plagas de animales. Y yo les dije: ¿y qué hacemos con los miles de kilómetros de carreteras, autopistas, autovías, red de ferrocarril, el Ave, polígonos, urbanizaciones?… En fin, ¿qué les parece? Yo que cuando veo un gato o un zorro atropellado me entristezco. Piensen que en un momento del programa se llegó a cuestionar si en un supuesto accidente quedara una persona y un perro accidentado en la vía, primero atenderían al perro que al ser humano; aquí el programa se le iba al Sr. Cuní por el barranquillo. La señora que había sido invitada y que tenía sida se levantó diciendo que se había equivocado de programa y que se iba —el programa era en directo—. Tuvo que darse paso a la publicidad para reconducir el programa.

Y sentí un respiro, y pude comprobar la complicidad que envolvía a unos y otros, ya que daban a entender que se conocían todos con anterioridad; en definitiva, que estaba apañado el programa con su propio guión para conseguir el fin deseado. Pero yo les salí rana, modestia aparte. Yo no me arrugo ante este tipo de personas. Les tengo un respeto, y entiendo su desconocimiento o no-interés por conocer el juego biológico de las especies animales. Quieren crear un mundo antinatural ignorando a la madre naturaleza. Les puedo cursar unas preguntas para las que no tienen respuesta, y les puedo plantear unos problemas para los que no tienen la solucion. En algún momento del reality me acordaba de los diplomas universitarios de gestión de espacios naturales y gestión de fauna silvestre que cuelgan de mi despacho, y llegué a dudar de su utilidad. Entonces me acordé de que la mamá de Bamby no existe, el león no juega con la gacela, sino que se la come, y las gaviotas no hablan con los peces, sino que se alimentan de ellos. ¡Ah! y que los leones no comen palomitas de maíz —esto contestó un niño de Madrid, según me comento Andrés Gutiérrez, nuestro presidente—. Se ha creado la asociación por los derechos de los animales, y me pregunto si tendrán los animales obligaciones para con nosotros. ¿Saben los animales que no se pueden comer nuestras cosechas? No obstante, no podemos cercar ni vallar todos los campos de cultivo, o los vamos a matar de hambre.

Lo sorprendente del caso es que este verano me llamaron los del canal Cuatro, sí, el de Boris y Ana, para hacer un programa sobre el maltrato a los animales. Argumentaron que desde fuera, o sea, en Europa, se identifica a España con el maltrato de los animales, toros, fiestas en pueblos, etc… Van y llaman a los cazadores. Dale que te pego. Otra vez los del anti-taurino, derechos de los animales, y Pilar Rahola. Les digo que o cambian el título del programa, o la caza no va a este tipo de magazines. Les dije que la caza no irá a ningún programa que se cuestione la caza con el maltrato de animales. Me llaman y dicen que el programa no se hace. Gracias.

Señores, acabo de enterrar a la Perla , perrita beagle de 14 años, tenía varios tumores y hasta el último día durmió a los pies de mi cama. Me dejé varias veces parte de mi sueldo en el veterinario para sacarla adelante, y dicen que no quiero a los animales. Ah, tengo a la Ketty , B. Alemán, diez años, sorda y con lesmania desde hace cuatro… y Estrella, podenca, ocho años, artrosis en una pierna. No las abandonaré nunca, son parte de mi vida. Las dos han cazado y cazan de lo lindo, cada una a lo suyo, me hacen muy feliz. Estarán a mi lado hasta el final de sus días.

Pero, para más INRI, ayer vuelven a llamar de TV3 para otro programa con el mismo tema y título. Después de dos años, siguen relacionando la caza con el maltrato a los animales. Los mismos personajes, las mismas asociaciones… y Pilar Rahola. Me he negado a intervenir, no me siento identificado con el tema del programa. No voy. A este tipo de programas no tiene que ir la caza. ¿Por qué no invitan a la Pesca, o es que un pez fuera de su hábitat no muere? ¿Pescar es matar peces? ¿Cuántos animales mueren, y no por efecto directo de la caza? Envenenados en tierras de cultivos, gaseados en sus madrigueras. ¿Cuántos animales se cobra la carretera cada año? Y los productos químicos para usos agrícolas, y las reformas agrarias impuestas desde Europa. Sabemos que España es la gran reserva de fauna silvestre de Europa, y nos piden restricciones, ellos que no se aclaran con sus cultivos.

Cita:

Muchos de los detractores de la caza se basan en utilizar la idea simplista que relaciona directamente la caza con la muerte de un animal, y aunque este es un hecho intrínseco a la caza, el verdadero cazador no busca la muerte del animal, lo que le interesa es el «lance», en definitiva, todo lo que conlleva la actividad cinegética, y no sólo la muerte de la pieza.

Uno de los errores que creo que cometen con cierta frecuencia los cazadores para defenderse cuando se les incrimina que matan animales es decir que todo el mundo mata animales, desde los insectos hasta una pequeña ave con el coche. Y que los animales que consumimos también los matamos antes. Esta no es una justificación lógica, la verdadera justificación pasa, creo que únicamente, por hacer ver que el cazador lo que hace es cazar la pieza, no matarla.

Explicar la diferencia entre cazar y matar no es fácil, pero en este punto se debe de basar la defensa de la caza. La caza tiene particularidades ecológicas, culturales, sociales y económicas que van más allá de la muerte de un animal (Dr. Santiago Lavín- Servicio de Ecopatología de Fauna Salvaje. Facultad Veterinaria. Universidad Autónoma de Barcelona. Bellaterra).

Cito:

Señores, la caza en sí no es buena ni mala, depende de cómo se haga. Recuerden: CAZAR NO ES MATAR.

 

Joaquim Vidal Roig

 

Comentarios (5)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

hipocresía
manuel sp
30/11/2006 10:43:52
En medios "animalistas" nos podemos encontrar su frase favorita cuando se refieren a nosotros: "los que matan por placer". La frase en sí puede definir perfectamente a quien la dice, podemos ver el tipo de degenerado que se le puede pasar por la cabeza algo así.
Saquemos las cosas de quicio igual que ellos: es lo mismo decir que tienen muebles de madera por el placer que les produce que corten un árbol o que llevan ropa sintética por el placer que les produce la lluvia ácida.
De todas formas, los que mueven a la gente en este sentido son políticos y viven de esto, ¿qué se puede esperar de ellos?, a mayor crispación y extremismo, mayor negocio.
Un saludo a todos y buena caza.
Os escribo una frase que decía mi padre, que viene al pelo para la sequía que padecemos: "que bueno es no poder ir de caza por estar lloviendo"
Buen articulo Quimet
joaquin
30/11/2006 14:06:37
Buen articulo Quimet, como muchos otros.
He de confesarte que me hubiera gustado verte en TV defendiendo el colectivo de cazadores, pues creo que eres de las pocas personas que están preparadas para ello. Entiendo que no debemos entrar al trapo, pero si defendernos de acusaciones como las de maltrato de animales; otra cosa bien diferente es que nos entiendan o no nos quieran entender.

Por último, decirte nuevamente que tienes una nieta guapisima y bien seguro que contigo entenderá la caza tal y como es.

Un fuerte abrazo de tu amigo
Joaquin Zarzoso
COMPLICIDAD
PEDROLIS
03/12/2006 23:02:22
ES LA PALABRA CON LA QUE SE PODRIA DESCRIBIR TANTO LA OPINION DE LOS NO CAZADORES, COMO DE LOS QUE DOMINGO A DOMINGO, SALIMOS AL CAMPO A ALGO MAS QUE A MATAR ANIMALITOS, YO AL IGUAL QUE TU QUERIDO COMPAÑERO DE FATIGAS, TAMBIEN HE CRECIDO EN EL CAMPO CAZANDO CON MI PADRE, ENTENDIENDO QUE NO SE DEBE DE DISPARAR NI SOBRE UNA PERDIZ APEONANDO, NI SOBRE UN CONEJO O LIEBRE, EN LA CAMA, PORQUE ESO SI QUE ES MATAR, LO JUSTO ES DEJAR QUE EL ANIMAL SE DEFIENDA, VOLANDO O CORRIENDO,Y CLARO LUEGO DEPENDE DE CADA UNO EL DESENLACE FINAL,QUE NO SIEMPRE ES LA MUERTE DEL ANIMAL, PERO SEGURAMENTE NOS ACORDEMOS MAS DE ESA PIEZA QUE SE HA ESCAPADO, QUE DE LA QUE HEMOS ABATIDO,CUANDO NOS JUNTAMOS CON LA CUADRILLA A ALMORZAR, QUE ES LO MEJOR DE LA JORNADA,Y COMENTAS ESE LANCE DE ESA PERDIZ, QUE SALE DE CARA AL SOL, DE ESA RABONA ZIGZAGEANTE, EN FIN ESA COMPLICIDAD ES LA QUE NOS UNE CAZADORES Y AL RESTO, QUE OS VOY A DECIR, QUE LA CAZA SE PRACTICA DESDE LA EDAD DE PIEDRA, Y ES UNO DE LOS DEPORTES QUE MAS DINERO PUEDE MOVER, Y QUE YO PARTICULARMENTE ME GASTO MAS DINERO EN PAGOS, ENTRE LICENCIAS, PERMISOS, Y TALON DEL COTO QUE SI FUERA A COMPRAR LAS PIEZAS AL CORTE INGLES, PERO INSISTO, LA CAZA NO SOLO ES MATAR.
UN SALUDO DE UN VALENÇIA
CAZAR NO ES MATAR
Angel Moreno
04/12/2006 13:34:29
Lo primero, es lo primero. Enhorabuena por el fantastico articulo. Pero creo que los no cazadores no captan todos los aspectos de lo que trata. Y es lógico, pues existen cosas inherenten a la acción de cazar y que solo se pueden sentir practicando esta.
Pero no desviaré el tema, la caza en esta tierra nuestra lleva practicandose muchos años. Empezo para sobrevivir y recientemente es un deporte.
Las poblaciones bajo una caza racional se han adaptado a esta, aumentando su cantidad (en numero de cada especie y en numero de especies) y calidad de animales, no solo los cinegéticos, sino también los no cinegéticos. Ademas de otros tantos bienes y servicios.
Si se deja de realizar este control, las poblaciones paradojicamente no aumentan, en vez de esto entran a jugar las enfermedades, que algunas siendo epizootias pueden infectar al ser humano, pero como los que vociferan son ignorantes de esto, puesto que la mayoria solo han visto los animales en zoos y si los han visto. Y teniendo en cuenta que solo salen al campo para hacer barbacoas...Creen que a ellos no les va a tocar.
Es la obligación de todo cazador mantener y mejorar la biodiversidad. Se nos puede calificar a los cazadores con muchos adjetivos: masoquistas, ascetas, mentirosos, etc. Pero que nos guste matar...A cualquiera que fuma, que sobrepasa los límites de velocidad, que bebe alcohol, que no se pone el cinto, que no hace ejercicio, que come desmesuradamente,... A esos, si les gusta matar.
Soy de una provincia que sufre un monton de accidentes por animales silvestres. Si todos los ecologetas de ciudad quieren ver animales y de cerca, esmorrados contra el coche, o que en su huida se den contra el cristal lateral, les invito a que circulen por Soria, si es que saben donde esta.
Gracias y ciao. :)

P. D.: La velocidad normal maxima permitida aqui es de 100 Km/h como máximo, y no 120. Y los tramos de paso de animales se eternizan por la velocidad.
enhorabuena
johnny9
04/12/2006 16:22:52
S/t.

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Viajando con nuestras becadas | Comisión Científica del CCB
Artículo anterior: Gestión de pastos para la caza menor | Alfonso S. Miguel y Jaime Muñoz
Otros artículos de Joaquim Vidal
Medio natural: ¿Gran parque de atracciones? (28/06/2004)
El albinismo en la fauna silvestre (08/02/2006)
La utilización de reclamos vivos para la caza (27/04/2006)
Octubre maravilloso (26/10/2015)
No os esforcéis: no nos entenderán (16/05/2016)
Artículos relacionados con 'Opinión'
La Caza | Diego
¿Una justificación? | Diego
Nos ha visto la loba | Rayón
La Caza de ayer y de hoy | Rayón
Razonamientos sobre la Caza | Víctor Mascarell
El amplio mundo de la Caza | Víctor Mascarell
Necesitamos cazar | Murdererfox
¿Qué es la Caza, y sus concepciones? | Víctor Mascarell
Carta abierta a un cazador inactivo | Murdererfox
El cazar, y su propia identidad | Víctor Mascarell
El estilo del cazador | Murdererfox
Caza y telebasura | José Luis Garrido
¿Réquiem por FITAC? | Sierra
Una asignatura pendiente | Israel H. Tabernero
Problemática actual de la caza en Cataluña | Josep Mauri
Carta abierta a la Consejera de Agricultura de CyL | Santiago Iturmendi
Antropología social de la caza | Ramón J. Soria Breña
Caza y consumo | Víctor Ferri
Miedo escénico | Víctor Ferri
Enseñar (a odiar la caza) al que no sabe | Salvador Calvo Muñoz
Halcones y ley de plomo | Raúl del Pozo
Sombras del pasado | Salvador Calvo Muñoz
¡Por los cazadores! | Pedro Francés Ramón
La caza es más que Ignacio Valle | Aníbal Pérez
Ecoterrorismo en Euskadi: nada de miedo | Geroa
Carta al presidente de la Federación Cántabra de Caza | Julio Sánchez Portilla
El silvestrismo en Cantabria | Asibe
Eco-terrorismo, la sombra animalista | Sabi Fox
Ocho claves para la media veda | José Luis del Monte
ADECACOVA pide agilidad en la adaptación de la normativa de la gripe aviar en la Comunidad Valenciana | Víctor Mascarell
La caza también es escuela | Víctor Ferri
La estrategia del movimiento ecoterrorista en España | GEROA
Fin de un abuso en Canarias | Félix Antonio Mazón Pastor
La caza es caza y no un deporte | Víctor Mascarell
Otro año más | UNITEGA
La Licencia Única hubiera ahorrado millones de euros | Víctor Mascarell
Respeto en el campo | Juan Miguel Sánchez Roig
La caza no es un deporte | Miguel Iñigo Noain
Cada uno por su lado… | UNITEGA
La gestión sostenible de la becada | Carlos Irujo
Majestad… ¡SOCORRO! | Luis Pérez de León
¿Por qué los cotos siguen haciendo planes de caza? | Víctor Mascarell
Salvemos la caza en Navarra | Agustín Goizueta
Las peores faltas del montero | Santiago Segovia
Un Plan Estratégico Estatal… ¿o un estratégico plan? | Víctor Mascarell
Miedo a la libertad | Fernando Tello del Hoyo
Cómo buscar un coto de caza menor | Luis Dávila
Expertos en especies | Víctor Mascarell
La ley del embudo de Galicia | UNITEGA
Galicia 2011: Con licencia para matar | UNITEGA
Mantenimiento y puesta a punto del perdicero en época de veda | Luis Dávila
Los conflictos interinsulares en la redacción de la Orden de Caza de Canarias | José Agustín López Pérez
Otra forma de afrontar el primer día de caza | Luis Dávila
El Plan Estratégico del Patrimonio Natural custodia a la caza | Víctor Mascarell
Cómo cazar en los emparrados o viñas en espaldera | Luis Dávila
La caza social de Galicia: ¿Tiene cabida en la nueva Ley del Deporte? | UNITEGA
¿Cazar por obligación? | UNITEGA
La mujer, pilar de la familia y del mundo rural | Lola Merino Chacón
Contra la caza de corzas en primavera | Felipe Canales Basabe
17.000 accidentes por animales en las carreteras españolas | Víctor Mascarell
¿Y cómo mueren los elefantes? (Una reflexión sobre la muerte) | José Miguel Montoya Oliver
La caza, actividad cinegética del siglo XXI | Cesáreo Martín
Conocimiento y formación contra demagogia y sectarismo en el mundo de la caza | Santiago Iturmendi Maguregui
Mi primo cazador | Cesáreo Martín
Apertura de la veda en el Edén de la caza menor | Antonio Adán Plaza
Subida de tasas a la caza en Castilla y León | Federación de Caza de Castilla y León
Se nos fue uno de los Grandes de la Caza: Joaquín España | Joaquín España Aguado
¿Molestos los agricultores? | Federación de Caza de Castilla y León
Protocolo de actuación en casos de envenenamiento | Federación de Caza de Castilla y León
Una Ley de Caza para los piratas | UNITEGA
La responsabilidad por daños en carreteras y cultivos, en vías de resolución definitiva | Federación de Caza de Castilla y León
Los accidentes se evitan con un manejo seguro del arma | Federación de Caza de Castilla y León
Caza y pesca. Perspectiva básica | José Miguel Montoya Oliver
¿Por qué no se callan? | Lola Merino Chacón
La última de las batallas: la guerra química | Federación de Caza de Castilla y León
APEGA y sus amantes de la perdiz autóctona | Miguel Ángel Arnau
Obsesión sobre la media veda | José Luis Garrido
La propuesta de la caza como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad | Roberto Sánchez Garrido
Las vueltas del nuevo Plan del Lobo | Federación de Caza de Castilla y León
¿Son nuestras las reservas de caza de Castilla y León? | Federación de Caza de Castilla y León
Cazadores: presuntos acusados | UNITEGA
Crónica de un atropello | Fernando Tello del Hoyo
Cuando un tonto coge una linde… | Gustavo Menéndez
Si los cazadores se extinguen alguien tendrá que poner el dinero para estabilizar las poblaciones silvestres | Víctor Mascarell
De cazadores huérfanos y perdices moribundas | Marcos Pedregal
El conejo no se exterminará jamás en Canarias | Juan Miguel Sánchez Roig
La caza no es un juego | Pedro Crespo Bernal
Disfruten del sabor a campo en Navidad | Lola Merino Chacón
Cuando la información a los cazadores indigna | UNITEGA
La caza con rehalas: Trabajo y Seguridad Social | ARRECAL
Marcos Pedregal, el iluminado de la perdiz | Antonio Mota
Fringílidos: Una errónea interpretación causará su prohibición | UNAC
Control de zorros: Modalidades autorizadas. Situación del control con nuevas trampas | José Luis Garrido
Los paracaidistas de la custodia del territorio | Antonio Mota
No al exterminio del arruí alicantino | Raimundo Montero
Sólo interesa la ‘caza’ del voto | Sebastián Torres
La humanización de los perros | UNAC
Larga vida al muflón del Atlas | José Antonio Moreno Ruiz
La fuerza de la razón: Éxito de la manifestación en Sevilla en defensa de la rehala y la montería española | Alfonso Aguado Puig
La caza en Castilla-La Mancha, una mirada con perspectiva | Luis Fernando Villanueva
La ecocondicionalidad para cosechar, recoger la paja y labrar los rastrojos | ADECANA
Codornices de ayer, de hoy y… | Miguel Ángel Romero
La media veda posible | José Luis Garrido
Las claves para la media veda a la codorniz | Fermín Mourenza
¿Por qué debo ir yo a la manifestación? | Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería
Buscando soluciones | Gabriel Marco Tejedor
Torcaces y tórtolas, un futuro diferente | José Luis Garrido
Cospedal y su apuesta por el Turismo Cinegético | Lola Merino Chacón
15 de octubre, Día Mundial de la Mujer Rural | Lola Merino Chacón
El jabalí, un problema en muchos lugares de España | José Luis Garrido
El tiempo y la caza | Raúl Guzmán
La perdiz roja, en coma profundo | José Luis Garrido
El silvestrismo acosado | José Luis Garrido
La Navidad, antesala de un año esperanzador | Lola Merino Chacón
Crónica de una muerte anunciada | Roberto Rodríguez
Los cazadores son parte de la solución | Eloy Coello Luis
¿Qué pasa en Castillejo de Robledo? | Colectivo de cazadores de competición
Violencia en las calles | Roberto Rodríguez
Carta abierta a la Directora de SEO Birdlife y al Secretario General de WWF | Luis Fernando Villanueva
Ocho acciones para una caza menor sostenible | José Luis Garrido
Nueva amenaza para los buitres ibéricos | Antoni Margalida y otros
Internet para tontos | Roberto Rodríguez
El lobo desde la distancia | Víctor Ferri
Lo que el viento se llevó | Roberto Rodríguez
La caza del conejo de monte en Galicia y su futuro (Parte 1) | Jaime Veiga Fontán
Una reflexión sobre los enfrentamientos con el ecologismo | Alberto Ramos
¿Y para qué sirve la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León? | Francisco Javier Fernández Escudero
El despropósito y la destrucción de la cabaña de jabalí en Galicia | Francisco Chan
Una pequeña historia | Ricardo Gasco
La custodia del patrimonio | Víctor Mascarell
La caza del siglo XXI | Consultora Kerétaro
La Ley de Montes, otra oportunidad perdida | Juan Miguel Sánchez Roig
Ni linces ni conejos | José Luis Garrido
Morir matando | Roberto Rodríguez
En defensa de la Caza y los Cazadores | UNAC
Los propios dioses | Roberto Rodríguez
El derecho de participación de la caza social | Víctor Mascarell
Animalistas y prestigio de cazador | José Luis Garrido
Octubre maravilloso | Joaquim Vidal
La faz de cazador de Don Quijote madrugador | Eduardo Coca Vita
Política y caza: Cinco preguntas a los partidos políticos | José Luis Garrido
Carta de un cazador a los Reyes Magos | José Luis Garrido
Pero, ¿veremos patirrojas puras en 2016? | Diego Ruzafa
El lobo y su problemática en Euskadi | Julen Rekondo
Caza social, recreativa y sostenible | Víctor Mascarell
¿Para qué la investigación cinegética? | Julen Rekondo
La caza es mucho más que un deporte | ADECANA
Caza y conservación | Julen Rekondo
Entre rebeldía y bochorno | José Luis Garrido
La caza y su imagen pública | Julen Rekondo
El Gobierno de Canarias, sin rumbo en materia cinegética | Eloy Coello Luis
¿A quién corresponde conservar la fauna silvestre y sus hábitats? | ADECANA
La UNAC se suma a impulsar una alianza del rural | UNAC
Concentración de avutardas | José Luis Garrido
No os esforcéis: no nos entenderán | Joaquim Vidal
La nueva ganadería | Víctor Ferri
Incidente cinegético en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel | Matías Arroyo
Animales no humanos | José Luis Garrido
Munición de plomo: ¿sí o no? | Julen Rekondo
150.000 cazadores y pescadores de asfalto, por un día | Rodrigo Moreno de Borbón
El lince ibérico, en vías de recuperación | Julen Rekondo
Demasiado medio ambiente | UNAC
En procesión por la Gran Vía | José Luis Garrido
Solos ante el problema | Juan Miguel Sánchez Roig
Los atropellos de fauna cuestan más de cien millones de euros al año en España | Julen Rekondo
Agricultura respetuosa con el medio natural | Federación de Caza de Castilla y León
Retos de la caza social para la gestión de la perdiz roja | Juan Miguel Sánchez Roig
Las perreras municipales no están llenas de perros de caza | UNAC
Control de predación en España: lo que no quieren contarnos | Juan Miguel Sánchez Roig
Con los incendios forestales se pierden más que árboles | Julen Rekondo
Argumentos contra la matanza del arruí español | Raimundo Montero
El lobo necesita soluciones, no persecuciones | Julen Rekondo
El deporte de la caza | José Luis Garrido
La caza no es un deporte en España | Víctor Mascarell
Los invasores | Julen Rekondo
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC