Corzos y atropellos: qué hacer para evitarlos

Asociación del Corzo Español

 

En la actualidad se producen en nuestro país en torno a 7.000 accidentes de circulación provocados por especies de fauna silvestre. El buen estado de las carreteras, las elevadas velocidades de circulación, la proliferación de fauna silvestre de unos años acá, su expansión a zonas geográficas antes no colonizadas y en muchos casos la falta de previsión de los conductores son los causantes de los mismos.

Las consecuencias de estos accidentes, además de cuantiosos daños materiales en la mayoría de los casos, y según las estadísticas del año 2004 de la Dirección General de Trafico, son 18 muertos y más de cuatrocientos heridos.

Sea prudente, ya que el evitar la colisión siempre está en manos de la actitud consciente del conductor… y no del animal.

Ello nos lleva a plantear desde la Asociación del Corzo Español una serie de recomendaciones dirigidas a evitar la ocurrencia de estos accidentes, y en la medida de lo posible a minimizar sus consecuencias. Entendemos que una amplia difusión de las mismas, mediante la edición de carteles, trípticos, u cualquier otro medio, contribuiría a facilitar a los conductores una serie de pautas de conducta a seguir en estas situaciones, que evitarían en muchos casos, y reducirían sus efectos en otros, los accidentes de circulación por estos motivos.

Algunos consejos para evitar la colisión de los vehículos automóviles con corzos y otra fauna cinegética, o minimizar el daño si el accidente es inevitable:

  • Preste especial precaución en aquellas zonas en las que está señalizado el riesgo de que cruce la fauna.
  • Si ve cruzar un animal piense que es posible que pueda haber otros. Reduzca la velocidad y permanezca atento.
  • Nunca intente atropellar de forma deliberada a un animal. El riesgo de un accidente grave y los daños económicos son muy elevados y los restos del animal no lo justifican.
  • No de un volantazo para evitar la colisión con un corzo o un jabalí. Es mejor un atropello que colisionar con otro vehículo o un objeto fijo.
  • Controle visualmente los campos y tierras adyacentes a la vía para comprobar la existencia de corzos. A menudo es posible verlos aproximarse y se puede reducir la velocidad, especialmente si sucede de día.
  • Durante las horas de oscuridad utilice las luces largas en tanto no se acerquen otros vehículos. Esto permite que la luz haga brillar los ojos de los animales que se aproximan a la vía o ya están en ella.
  • Siempre conduzca de forma correcta, a una velocidad adecuada a las condiciones de su vehículo y de la visibilidad. Sea prudente ya que el evitar la colisión siempre está en manos de la actitud consciente del conductor y no del animal.

 

Santiago Segovia Pérez
Asociación del Corzo Español

 

Comentarios (2)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

CORZOS Y ATROPELLOS
mayo
22/06/2006 18:26:03
Estoy de acuerdo en "casi" todo lo que escribe el Señor Santiago.Digo "casi" porque solamente entiendo que no esta acertado,cuando dice que los restos de un animal no justifican nada.Siento decirle que es justamente lo contrario.Si no hay restos, nunca se podra justificar el accidente.Tengo la experiencia personal de lo que digo.
Un saludo
Atropellos fauna silvestre
Santiago Segovia
30/06/2006 12:29:36
Es evidente que la redacción empleada puede dar lugar a equívocos. Mi intención al hablar de restos de loa animales que no justifican nada, no es la relativa a la justificación del accidente y su posible utilización como prueba del siniestro, sino que más bien estaba hablando de que los restos del animal y su aprovechamiento como carne no justifican el intentar matarlo atropellándolo, para obtener ese beneficio.

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: ¿Es necesario movilizar a los cazadores andaluces de nuevo? | Carlos Andrade
Artículo anterior: Repoblar conejos sin vacunar | José Ignacio Ñudi
Artículos relacionados con 'Caza'
El presente de la Caza | Pipo
La frase que siempre se repite | Rayón
El dinero de la caza | José Luis Garrido
¿Timadores o...? | Rayón
En defensa de la caza: Ática | Virguez
Una cuestión de Justicia Legal: los Derechos de la Caza | ACCSA
R.N. de Cazorla, Segura y Las Villas | Rafael M. Barrachina
¿Admiración? a cada uno la que merezca… | Rayón
El primer día de caza | José Luis Garrido
¿Qué se siente cuando se mata un animal? | José Luis Garrido
El delito del furtivismo | Cesáreo Martín
El bosque de Sherwood | Pardal
Medio natural: ¿Gran parque de atracciones? | Joaquim Vidal
¿Sabemos de Caza? | Kodiak
Aprender a cazar con perro | Jesús Nadal
Efecto negativo de la Ley de Caza andaluza | José Carlos Taviel
Paisajes eco-compatibles | Jesús Nadal
Dinero bien usado, dinero desperdiciado | Julio Puertas
Sobre terrorismo cinegético | Rafael M. Barrachina
Ya no quiero ser Presidente de la RFEC | Rafael M. Barrachina
Los zorzales y sus cambios | Rayón
¿Cacerías por interés? | Diego Ruzafa
Mucho texto y pocos contenidos | Kodiak
La revolución insecticida y el progreso | Juan Jerez
Una trayectoria ejemplar | José Luis Garrido
Cómo aprender de los perdiceros veteranos | Miguel F. Soler
Morir por la caza | José Luis Garrido
¿Es sana la carne de caza? | Jesús SEVILLANO y otros
10 consejos para cazar conejos en verano | Paco Mateo
¿Por genética o por necesidad? | Rayón
La caza en su estado puro | Dámaso Jorreto
Las anátidas: un grupo en expansión | Palacios, Rodríguez y Yanes
La caza es verde | La Caza y su Mundo
Cada año hay más torcaces | Miguel Ángel Romero
Cuando el cazador hace de maestro | Miguel F. Soler
Piezas plomeadas, ¿dónde las busco? | Juan Salvador Calzas Prados
Corazón de león | Antonio Mata
¿Es compatible la caza de conejos y becadas? | Miguel F. Soler
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC