Aplazada su aprobación

Aproca, satisfecha por la paralización de la Ley de Aguas

La Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente en Castilla-La Mancha (Aproca) mostró hoy su satisfacción por la paralización de la Ley de Aguas a cuyo texto inicial había presentado alegaciones.Aproca señaló que la decisión del Ministerio de Medio Ambiente de aplazar la aprobación de esta Ley abre la posibilidad a que en el futuro puedan tenerse en cuenta las alegaciones que han presentado.

04/06/2007 | CdC


 

«Aproca ha manifestado su preocupación por el hecho de que los criterios legales para ampliar la zona de servidumbre de cinco a diez metros son absolutamente genéricos»

 

Para esta organización algunos redactados de esta Ley cambian sustancialmente algunos aspectos como la regulación de las zonas de servidumbre y de policía. La nueva Ley impediría que en el futuro ningún vallado cinegético que cruce un cauce público pudiera ser autorizado.

Este hecho, para Aproca, les preocupa especialmente porque implicaría un gravísimo impacto social y económico en aquellas fincas cinegéticas cuya viabilidad económica depende de la caza, para lo cual es imprescindible el control de las poblaciones dada la configuración actual de la gestión cinegética y la cada vez mayor exigencia de calidad en las especies. Dicho impacto económico se traduciría con efecto inmediato en una pérdida directa de empleos en el sector rural

A estos, se sumaría la pérdida de renta para la hacienda pública al implicar dicha decisión una caída inmediata y permanente en el valor de las fincas, por lo que las plusvalías por la venta de dichos activos se verían reducidas de manera significativa.

Además, la preocupación de Aproca estriba en que la redacción actual propuesta se suscita a la duda, por omisión de lo que va a suceder con los vallados cinegéticos que actualmente están ubicados en zonas de dominio público, al no establecer un régimen transitorio alguno ni disposición adicional relativa a la permanencia de estos vallados.

Por otro lado, ha manifestado su preocupación por el hecho de que los criterios legales para ampliar la zona de servidumbre de cinco a diez metros son absolutamente genéricos ya que se habla de supuesto en los que sea necesario garantizar la continuidad ecológica sin mayores especificaciones.

Otro de los aspectos con los que Aproca se muestra contraria a esta Ley son los referentes a las nuevas obligaciones que se establecen para los titulares de presas y embalses, para los que han solicitado que la aplicación de dichos artículos se divida mediante disposiciones transitorias en dos fases, una para las grandes infraestructuras y otra para los pequeños embalses.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.