Según el censo de febrero

Mejoran las poblaciones de conejo y perdiz en Andalucía

Las poblaciones de caza menor en Andalucía continúan con su proceso de recuperación iniciado en 2003 y afrontan con más ejemplares que el pasado año el periodo reproductor que tendrá lugar en verano. Así lo han puesto de manifiesto los primeros datos analizados por la Consejería de Medio Ambiente tras los censos de febrero, a pesar de que éstos se han desarrollado bajo circunstancias meteorológicas desfavorables y, por tanto, los resultados obtenidos son inferiores a los valores reales.

02/05/2007 | CdC


 

«La caza menor afronta con más ejemplares el periodo reproductor de verano»

 

Si en la temporada pasada los efectos de la sequía mermaron las poblaciones de conejo (Oryctolagus cuniculus) y perdiz roja (Alectoris rufa), este año ambas especies se han recuperado satisfactoriamente y han aumentado sus ejemplares hasta alcanzar niveles de densidad óptimos en Andalucía (49,40 perdices y 13,01 conejos por kilómetro cuadrado).

Así lo corroboran los datos obtenidos en los muestreos que la Consejería de Medio Ambiente han llevado a cabo durante el mes de febrero, pues las poblaciones de conejo y perdiz roja distribuidas por el territorio andaluz continúan con la tendencia positiva iniciada en 2003. Con respecto al año anterior —y de forma generalizada— se observa una recuperación global de las poblaciones.

Respecto al conejo, los resultados registrados ponen de manifiesto la recuperación de la especie en el 65% de las provincias con respecto al mismo periodo del año anterior, especialmente en la zona de la Campiña de Cádiz, donde se registran los mayores núcleos de concentración de esta especie. El conejo es una de las especies cinegéticas más interesante en el medio natural del ámbito mediterráneo, pues además de ser la base de la bolsa del cazador medio, es el principal recurso trófico de muchas especies de predadores y en especial del lince ibérico (Lynx pardinus) o el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), que se pueden considerar los principales indicadores de la riqueza biológica de Andalucía.

En el caso de la perdiz el incremento es más acusado y la situación de la especie esperanzadora, ya que se trata de una especie muy dependiente de las condiciones climáticas y los fenómenos meteorológicos puntuales. Así se explica el descenso poblacional detectado durante 2005, que se vincula claramente a una primavera extremadamente seca.

El periodo en el que se han realizado los muestreos (febrero) permite conocer las poblaciones de conejo y perdiz que en los meses de verano iniciarán las tareas reproductoras. Llegado ese momento, las poblaciones crecerán y éstas serán las que se encontrarán los cazadores que practican esta actividad en Andalucía al inicio de la temporada de caza.

Tendencia de las poblaciones de conejo


Una de las principales conclusiones en la abundancia de conejo es la recuperación que tiene esta especie desde el año 2002, momento en el que se observan los valores más bajos. Sin embargo, la tendencia no es la misma, ni del mismo signo, en todas las áreas. La densidad media del conejo en el territorio andaluz es de 13,01 conejos por kilómetro cuadrado que confirma la recuperación de la especie y augura buenas perspectivas de cara a reproducción estival.

Esta comparativa, con respecto al mismo periodo del año anterior muestra que en un 65 por ciento de las provincias la densidad es superior. Las provincias que presentan una población al alza son Almería, Cádiz, Málaga, Huelva y Sevilla. Córdoba tiene niveles superiores debido al elevado número de conejos que hay en la Campiña del Guadalquivir. En Jaén y Granada las poblaciones han descendido, aunque sólo lo han hecho de manera significativa en esta última.

Tendencia de las poblaciones de perdiz


La heterogeneidad de la distribución de la perdiz en la Comunidad Autónoma Andaluza es menos significativa que la del conejo. La tendencia en los muestreos presenta una valoración positiva que queda patente en la densidad de ejemplares obtenida por kilómetro cuadrado en Andalucía, que se eleva hasta 49,40. Con respecto al mismo periodo de 2006, la especie ha aumentado considerablemente sus individuos, por lo que se prevé que el periodo reproductor —a partir del mes de junio— sea positivo.

La perdiz se concentra en las provincias más occidentales, donde se registran los máximos de abundancia en Sevilla y Cádiz. Los datos referidos a densidad reflejan que en un 75 por ciento de las provincias se ha producido un aumento de la población.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.