Por ser «de imposible cumplimiento»

La Mesa Extremeña de la Caza reclama a la Junta una moratoria de la normativa de recogida de residuos animales

La Mesa Extremeña de la Caza ha reclamado hoy a la Junta de Extremadura que apruebe una moratoria de la norma que obliga desde esta misma semana a retirar y trasladar a un centro autorizado todo el SANDACH (Subproductos Animales No Destinados a Consumo Humano) que se genera en las acciones cinegéticas. Y es que, han señalado, esta normativa «es de imposible cumplimiento» en las actuales circunstancias.

12/11/2015 19:52:53 | CdC | Archivado en:  Extremadura.

La Mesa Extremeña de la Caza reclama a la Junta una moratoria de la normativa de recogida de residuos animales

Audio de la noticia:

 

Representantes de la Mesa se han reunido esta mañana con la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, a la que han trasladado su preocupación por esta resolución. El portavoz de la Mesa Extremeña de la Caza, Nacho Higuero, ha recordado que en estos momentos sólo hay dos empresas autorizadas para la recogida y un centro de tratamiento de estos residuos.

«Ayer mismo se celebraron monterías donde las empresas cinegéticas cumplieron lo que marca la Administración, pero las empresas que tienen que recoger desperdicios no pudieron cumplir sus compromisos», ha apuntado Higuero. Además, ha avisado de que «el fin de semana se van a celebrar 150 monterías en Extremadura, y técnicamente será imposible que se recojan esos desperdicios, más cuando las dos empresas habilitadas para recogerlos ya han comunicado que no operan los fines de semana».

Desde la Mesa señalan que «es imposible que se recoja en plazo y se puede provocar un problema de salud pública» puesto que «tenemos que estar paseando por toda Extremadura esos desperdicios».

En la reunión con la consejera no se ha alcanzado ningún acuerdo, puesto que la opción de la moratoria ha sido rechazada por la Administración. Aún así, se ha fijado una nueva fecha para una reunión de nivel técnico en el que ambas partes volverán a abordar las distintas opciones que hay.

Desde la Mesa Extremeña de la Caza las propuestas pasan por el enterramiento con cal de esos restos y por ponerlos a disposición de las especies necrófagas, «que es una solución natural». «No entendemos que un veterinario diga que una canal es apta para el consumo humano y esos desperdicios del mismo animal no los pueda consumir un buitre», ha afirmado Nacho Higuero.

A esto se suma que «se retira toda la base alimentaria de las aves necrófagas» de Extremadura, algunas de las cuales están en peligro de extinción, ha apostillado otra de las representantes de la Mesa, María Teresa González, quien ha recordado que mañana termina el plazo para presentar alegaciones al decreto que regulará el tratamientos de estos restos durante los próximos años. Para ello los distintos miembros de la Mesa están trabajando para proponer «medidas precisas y eficaces».

Además de Nacho Higuero y María Teresa González, por parte de la Mesa Extremeña de la Caza han participado en la reunión José María Gallardo y Pedro Habela.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.