Barcelona

Cataluña presenta los últimos datos sobre el seguimiento de las poblaciones de jabalí

El Departamento de Agricultura de Cataluña (DAAM) ha presentado los resultados del Programa de Seguimiento de las Poblaciones de Jabalí correspondientes a la temporada 2012-13. Este programa se inició en 1998 y cuenta con los datos suministrados anualmente por los cazadores en las batidas de jabalí a 17 espacios naturales que actúan como observatorios de la evolución de esta especie.

03/03/2014 9:04:39 | CdC | Archivado en:  CataluñaJabalí.


 

«Se estabiliza la densidad de jabalíes en las sierras del Cadí Boumort y Montsant mientras que aumenta un 40% la de Collserola»

 

El objetivo del Programa es conocer la tendencia demográfica de las poblaciones de jabalí en diferentes zonas de Cataluña. En estas zonas se lleva un análisis detallado de los datos de todas las batidas organizadas por los cazadores que llenan un libro de bateo donde se anotan los parámetros de localización de la batida, número de cazadores y perros y superficie, y donde los cazadores deben registrar el número de jabalíes cazados así como los que han visto. El análisis de los datos permite establecer para cada espacio un índice de densidad relativa de jabalí que tiene en cuenta las capturas (jabalíes cazados por 100 Ha) en relación al esfuerzo de caza aplicado para obtenerlas (número de batidas). Este valor permite saber la evolución temporal a cada espacio. Además, y para poder comparar los datos de forma absoluta, se estima la densidad de jabalíes teniendo en cuenta además la efectividad de la batida (ejemplares cazados respecto a los que se observan).

Otras administraciones como la Diputación de Barcelona, mediante la red de parques naturales, la Federación Catalana de Caza y diferentes consorcios gestores de espacios naturales (Consorcio de las Gavarres, Consorcio del Espacio Natural de Guilleries - Savassona y el Consorcio del Par de la Cordillera Litoral), colaboran en la recogida de datos. La empresa Minuartia es la encargada de coordinar los datos y elaborar los resultados.

Durante la temporada 2012-13 se han recogido los datos de un total de 4.224 redadas realizadas durante el periodo hábil de caza del jabalí. Durante estas redadas se cazaron un total de 10.496 jabalíes en una superficie de 421.000 Ha (el 14% de Cataluña). Sin embargo, se trata de zonas en general de fuerza abundancia y se censaron unas áreas que se corresponden aproximadamente con el 35% de los jabalíes presentes en Cataluña, lo que le da un gran valor de seguimiento poblacional.

En promedio en estos observatorios del Programa cada grupo de cazadores ha realizado 32,7 redadas en esta última temporada, con valores máximos en la zona volcánica de la Garrotxa donde se llega casi a las 60 redadas en una temporada, lo cual es un indicador del esfuerzo que las sociedades de cazadores deben hacer para mantener controlada las poblaciones de esta especie. Los datos indican también la responsabilidad de organización de estas jornadas de caza, donde de media participan 24 cazadores por batida ayudados por 22 perros que persiguen los jabalíes en la zona de bateo.

Los rendimientos de caza muestran una media de 2,5 jabalíes cazados por batida, siendo máximo en Collserola donde la media ha sido este último año de 7,3 jabalíes cazados por batida. Aunque se han registrado redadas de hasta 38 jabalíes cazados en la Zona Volcánica de la Garrotxa. Los datos de efectividad de la caza en batida indican que en promedio sólo se cazan el 35% de los jabalíes que hay en la zona.

Respecto a la temporada anterior la mayor parte de observatorios muestran un aumento en la densidad de población, que es máximo en Collserola, el Alt Empordà y la zona volcánica de la Garrotxa (incrementos superiores al 40%). Sólo en la zona de los Puertos, Boumort y Montsant las variaciones han sido negativas.

De forma global, las densidades medias de jabalí calculadas durante la temporada 2012-13 son más elevadas en los observatorios situados en el tercio más oriental de Cataluña donde este último año se han llegado a registrar excepcionalmente hasta 17 jabalíes por 100 Ha en la Zona Volcánica de la Garrotxa o los 15 jabalíes por 100 Ha en el Alt Empordà. Estas densidades son debidas a las mejores condiciones ambientales (mayor pluviosidad media combinada con masas forestales de bosques planifolios productores de frutos) que son más favorables a la especie.

Desde que se inició el Programa de Seguimiento, las tendencias de los valores de densidades de jabalíes son al alza en todos los observatorios excepto en el Alt Pallars, Boumort y Cadí donde las densidades de las poblaciones parecen estables o incluso disminuir ligeramente a lo largo de este periodo.

Estos datos se correlacionan con los extraordinarios resultados de capturas que se alcanzaron durante la misma temporada de caza 2012-13 cuando se cazaron más de 35.000 ejemplares de jabalí. El análisis de estos datos permitirá establecer las zonas con mayor probabilidad de sufrir daños por el aumento de la densidad a la vez que dirigir las medidas de gestión que han de corregir esta situación.

Plan de choque para prevenir los daños de la fauna salvaje


Recordemos que según los datos que hizo públicos hace unos días el Departamento de Agricultura durante la temporada de caza se capturaron en Cataluña 35.364 jabalíes.

El aumento de capturas de la temporada pasada con relación a las anteriores se debe sobre todo a una serie de medidas que ha puesto en funcionamiento el Departamento de Agricultura en colaboración con las sociedades de cazadores, para evitar la proliferación de la población de jabalíes. La densidad de jabalíes en Cataluña se ha convertido en un problema principalmente por la actividad agrícola, pero también genera problemas de seguridad y accidentes de tráfico.

Precisamente para minimizar todos estos daños el Departamento de Agricultura está trabajando en un plan de choque para prevenir los daños producidos por la fauna salvaje. Este plan se está ultimando con los diferentes sectores implicados (cazadores, sindicatos agrarios, titulares de las áreas de caza, propietarios y Administración).

Como medida de carácter extraordinario y por la afectación que los daños que algunas especies cinegéticas causan en el sector primario (agrícola y ganadero), la Ley 2/2014, de medidas fiscales, administrativas, financieras y del sector público para el año 2014, incluye la posibilidad de que el Departamento declare el estado de emergencia cinegética en un ámbito territorial concreto cuando se superen los umbrales de abundancia establecidos de alguna especie causante. Esta declaración, prevista ya en la Ley de Caza, prevé determinar una serie de medidas que conduzcan a reducir el riesgo.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.