Almería

Se refuerza la lucha contra el veneno con nuevos equipos para la recogida de muestras

El delegado provincial de la Consejería de Medio Ambiente, Clemente García, ha entregado al colectivo de agentes de Medio Ambiente el nuevo material para la recogida de muestras de cebos envenenados en el medio natural y su posterior traslado al Centro de Análisis de la Junta de Andalucía.

12/07/2010 11:13:10 | CdC | Archivado en:  VenenoAndalucía.

«Los agentes de medio ambiente han localizado en la provincia de Almería 17 muestras con restos de veneno desde el pasado mes de enero»

 

Se trata de equipos destinados a garantizar la seguridad de los agentes en el desarrollo de su trabajo y a un mejor manejo de las muestras de especies que han sido víctimas de la ingestión de venenos.

Para García, «de este modo, la Junta de Andalucía pone más y mejores medios para que los agentes de Medio Ambiente puedan hacer su trabajo en una labor que supone esfuerzo, dedicación y a veces un riesgo que, con estos nuevos equipos queda minimizado». «De esta manera, los agentes van a poder trabajar con más garantías en asuntos que deben afrontar en su labor diaria, como la toma de muestras y recogida de animales que han sido víctimas de envenenamientos», ha subrayado el delegado de medio ambiente.

En este sentido, la Consejería de Medio Ambiente viene desarrollando desde el año 2004 el programa de Conservación Estrategia para la Erradicación del Uso Ilegal de Cebos Envenados en Andalucía. Para reforzar estas tareas, la Junta creó recientemente en Almería la BIEF (Brigada de Investigación de Envenenamiento de la Fauna) que está compuesta por 14 Agentes de Medio Ambiente.

Esta Brigada realiza labores de inspección y control así como de apoyo al equipo de la Unidad Canina con el que cuenta la Consejería de Medio Ambiente. Los agentes se encargan del levantamiento de las muestras, la guía del personal que participa con la unidad de perros especializados y el envío de las muestras recogidas al Centro de Análisis y Diagnóstico que se encuentra ubicado en Málaga.

Así, en lo que va de año, la BIEF de la Junta de Andalucía ha realizado 25 inspecciones contra el uso de venenos, de las cuales 18 han tenido un carácter preventivo y 7 urgentes. De las muestras analizadas en estos controles, los resultados han sido positivos en 17 de los casos estudiados.

Según Clemente García, «todos debemos concienciarnos en que la colocación de estos cebos envenenados, camuflados en la mayoría de las ocasiones en restos de comida, entraña graves riesgos para todos los animales que los consumen y también tienen un peligro potencial para las personas, de ahí que hallamos querido contar con un equipo humano especializado en la materia que persiga este tipo de delitos».

Los componentes de BIEF están estratégicamente ubicados en toda la provincia, siendo posible la inspección de cualquier lugar en un plazo menor de 5 horas. Para desarrollar ese cometido cuentan con los medios materiales adecuados, que se han visto ahora mejorados con la entrega de este nuevo material que incluye bolsas con autocierre para el envío de cadáveres, bidones de diversos tamaños, recipientes para envíos de pequeñas muestras, precintos de seguridad, guantes de latex y tres congeladores para guardar las muestras situados en Abla, Tíjola y Fondón.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.