Según ACACTA

«La Consejería de Agricultura y Pesca de Andalucía pone en jaque al sector cinegético»

La Consejería de Agricultura, a través de su Área de Sanidad Animal, ha puesto en funcionamiento una instrucción que obliga a las OCAS de toda Andalucía a no expedir guías de traslado para animales procedentes de explotaciones cinegéticas, ya sean cotos con capturas autorizadas o granjas, si no se cumplen los requisitos establecidos en el decreto 1082/2009.

30/10/2009 8:55:05 | CdC | Archivado en:  ACACTAAndalucía.

«Las granjas no pueden vender sus animales porque ni hay veterinarios para recoger muestras, ni laboratorios para analizarlas»

 

Esta instrucción responde a la entrada en vigor del decreto 1082/2009 de tres de julio, impuesto por el Ministerio del Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que daba tres meses (hasta el 24 de octubre) a las comunidades para instrumentar los mecanismos de coordinación que garantizaran una aplicación homogénea y eficaz del decreto.

Según comentan desde ACACTA, «ha llegado el 24 de octubre y aún no se han instrumentado estos mecanismos; es más, nos comunican desde numerosas OCAS que ni tan siquiera se dispone de la infraestructura necesaria para ponerlo en funcionamiento. Es totalmente inadmisible que desde la administración en vez de fomentar y apoyar una actividad económica, solo se pongan trabas e impedimentos y más en los tiempos de grave crisis que sufrimos, en especial el sector cinegético».

Según el citado decreto, para expedir un certificado de movimiento oficial es necesario presentar un boletín de análisis. Este boletín de análisis se obtiene previa recogida de muestras por un veterinario oficial y análisis de las mismas en un laboratorio oficial de referencia. Finalmente antes de la salida de los animales el veterinario oficial de la zona realizará una inspección clínica del lote sometido a análisis.

Actualmente unas cincuenta granjas cinegéticas profesionales de Andalucía, con una producción en torno a las 700.000 especies de caza, perdices, codornices, conejos, faisanes, ciervos, jabalíes, etc., no pueden vender sus animales porque ni hay veterinarios para recoger muestras, ni laboratorios para analizarlas. A la misma vez cientos de eventos cinegéticos dependen de estos animales y también quedarían anulados de no resolver este problema con presteza.

«Por último, habría que tener en cuenta que la temporada de caza es limitada y que estos animales no tienen venta fuera de la misma, así pues las pérdidas económicas y en jornadas de trabajo serían muy cuantiosas. Es poner la puntilla a un sector ya muy tocado por la crisis», argumentan.

La Asociación de Criadores y Actividades Cinegéticas y Turísticas de Andalucía, ACACTA, se ha puesto en contacto con la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía y con el Ministerio del Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, para trasladarles el grave problema que han generado con la puesta en marcha de un decreto sin tener la infraestructura necesaria y, a la vez, «ofrecernos para con nuestros propios veterinarios garantizar la salubridad de los animales que se suelten al campo», concluyen desde la Asociación.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.