Ciudad Real

Los Premios «Pasión por la Caza» reúnen a lo más significativo de la caza en Castilla-La Mancha

La Asociación de Titulares de Cotos, Cazadores y Actividades Afines a la Caza (ATICA) celebró en la noche del sábado la entrega de los Premios «Pasión por la Caza» en un acto celebrado en la Bodega Pago del Vicario de Ciudad Real, al que asistieron más de doscientas personas, entre las que figuraban representantes de todos los sectores cinegéticos de Castilla-La Mancha. Estos premios vienen a reconocer la labor de personas y entidades por su trayectoria o defensa de la actividad cinegética.

15/06/2009 18:23:05 | CdC | Archivado en:  ATICACLM.

Ampliar

Nombramiento de Juan Caballero de la Calle, como Presidente de Honor de ATICA.

 

Ampliar

Tres han sido los rehaleros premiados en esta edición: Isidoro Moreno López Rey, Marciano Camino y Ángel Campos del Campo.

 

Ampliar

Agustín Palomino recibiendo su premio.

 

«En esta edición se otorgaron un total de 12 galardones, más dos reconocimientos especiales»

 

En esta edición se otorgaron un total de doce galardones, más dos reconocimientos especiales con diploma que se entregaron a Enrique Morales y Pedro Fernández Pacheco, como propietario y orgánico, respectivamente, de la finca Masegoso Alto, donde en enero se abatió un jabalí record absoluto de Castilla-La Mancha y sexto histórico de España.

El primero en recoger su galardón «Pasión por la Caza» fue Agustín Palomino por su labor en la difusión de esta actividad con la creación del portal www.agrestecaza.com. Palomino, en su intervención, se definió como defensor incansable de la caza, y dijo entender la caza como «una forma de ser y estar en la vida».

Tres han sido los rehaleros premiados en esta edición: Isidoro Moreno López Rey, Marciano Camino y Ángel Campos del Campo. Isidoro Moreno lleva más de 40 años cazando con perros y la afición la heredó de su familia, ya que siempre ha habido cazadores en ella, pero descubrió que su gran pasión era entrar en el monte con la ayuda de sus perros para cazar de tu a tu contra jabalís y ciervos. Por su parte, a Marciano Camino la afición le llegó al empezar a trabajar de guarda en el campo y allí comenzó a criar perros para cazar conejos. La caza ha sido el más bonito y mejor trabajo que ha encontrado en su vida. Ángel Campos del Campo, más conocido como el Titi, del Viso del Marqués, es rehalero desde hace más de 50 años, y siempre ha cazado con podencos, podencos-mastín y algún perro de agarre. Actualmente sigue cazando siendo un ejemplo de fortaleza y afición para todos los que tenemos la suerte de acompañarlo, enseñándonos con su experiencia y profesionalidad.

Uno de los momentos más emocionantes de la noche se vivió con la entrega, a título póstumo, del galardón al cetrero Enrique Marco García, que falleció en una intervención quirúrgica, tras un accidente leve. Su viuda, Victoria, emocionó a todos los asistentes al relatar cómo era su marido y la pasión que sentía por la cetrería.

Manuel Álvarez Vadillo, fue reconocido como cazador de menor, ya que ha sido Premio San Huberto Provincial durante seis años consecutivos, Premio San Huberto Regional, y ha disputado 8 campeonatos de España. Manuel define la caza como «una pasión, con la que disfruta pese a la lástima que siento al abatir una pieza. Después del lance me gustaría devolverle la vida».

Un histórico de la caza provincial, Pedro Ruiz, fue reconocido como cazador de mayor. Sus comienzos en la caza fueron en Fuencaliente en su época de colegial junto a sus compañeros de clase. En los años 70 fue pionero en España en los viajes exóticos por Europa y África en busca de nuevas sensaciones en la caza. Fundador del coto de caza Los Claros, la caza es la afición más pura e intensa que ha encontrado en su vida.

Una amante de las esperas con luna, por la soledad de la noche frente a frente con los jabalís, Marina Cerro, recibió emocionada el premio como Mujer Cazadora, la caza para ella es «lo máximo, me relaja, me da paz, tranquilidad, ilusión…»

La distinción Tradición Montera fue, a título póstumo, para José María Henríquez de Luna Baillo. Su hijo, Juan Henríquez de Luna recogió emocionado el premio, para un hombre que, como casi todo buen cazador, comenzó su aprendizaje cinegético de la mano de su padre. Hermano mayor de diez huérfanos, la vida le forjo un sentido de la responsabilidad que mantuvo hasta su muerte las navidades pasadas. José María Henríquez de Luna era un ilustre manchego, buen cazador y mejor persona.

El premio para la Mejor Orgánica fue para SP Caza, dirigida por Enrique Sanz San Pastor, orgánico colaborador de eventos cinegéticos desde hace veinte años, ha cosechado numerosos éxitos profesionales como orgánico tanto en las monterías, como en los recechos y en la caza en Europa y América. La caza es su vida. Habiéndose podido dedicar profesionalmente a otras actividades, por su preparación académica y negocios familiares, lo dejó por el amor y cariño que procesa hacia la actividad cinegética, haciendo de esta pasión su trabajo diario.

Julio Morales Ayala, propietario de la finca Masegoso Bajo, fue reconocido por su gestión cinegética ya que las monterías de venados que se dan son espectaculares. La caza para él es todo, amor al campo, enamorado de los bonitos y frondosos encinares. Más que amor a la caza es hacia el campo, intentando siempre hacer una buena gestión de la caza, manteniendo y mejorando la conservación de la naturaleza. La caza es necesaria para realizar una buena conservación del medio ambiente. Amante de los animales y la naturaleza.

Por su labor de apoyo e impulso de la manifestación del día 1 de marzo de 2008 en Madrid, donde todo el sector cinegético se levantó contra los abusos de la administración, en defensa de una afición, de una pasión que conserva el campo y mueve nuestro ánimo e ilusión: la caza; se entregó el Premio a ASAJA, galardón que recogió su presidente nacional Pedro Barato, este en su intervención resaltó la labor que ATICA está haciendo en defensa de la caza y brindó toda la colaboración de la organización que preside para que ATICA sea cada día más grande.

Presidente de honor


Tras la entrega de los premios «Pasión por la Caza» se hizo efectivo el nombramiento de Juan Caballero de la Calle, como Presidente de Honor de ATICA, Juan Caballero fue el fundador de la Asociación y presidente de la misma hasta hace dos años. El ya Presidente de Honor recogió con emoción la placa que lo acredita como tal, y acompañado de su hija, pidió a la gran familia de la caza que siempre tengan este ánimo y esta fuerza en el corazón por la caza.

Finalmente, el Presidente de ATICA, Fabián Carbelo, tras agradecer su presencia a los galardonados, destacó el crecimiento que ha experimentado ATICA en los últimos años y como la Asociación se ha convertido en referencia, dentro de Castilla-La Mancha, en la defensa de la práctica cinegética. Carbelo criticó a los que desprecian los símbolos de la caza, y apostó porque la Administración sea de una vez sensible ante los problemas de un sector que genera miles de puestos de trabajo.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.