Andalucía

Se presenta la Red de Municipios contra el Veneno con la participación de 31 ayuntamientos

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha presentado en Cazorla (Jaén) la Red de Municipios contra el Veneno, una iniciativa pionera en España que tiene como objetivo contribuir a la erradicación del uso de sustancias tóxicas en el monte andaluz, práctica que actualmente es una de las principales causas de mortandad de la fauna que habita en Andalucía.

15/11/2008 9:34:45 | CdC | Archivado en:  AndalucíaVeneno.

«Esta plataforma pionera en España pretende erradicar la colocación de estas sustancias, cuya detección en Andalucía ha disminuido un 30% desde 2006»

 

Esta red ha se ha constituido hoy con la participación inicial de 31 municipios de las provincias de Jaén y Granada en un acto presidido por la directora general de Gestión del Medio Natural, Marina Martín, que destacó en su intervención que «esta iniciativa surge como plataforma para promover la colaboración de las administraciones municipales en la lucha contra la colocación de cebos envenenados».

En el acto, Martín ha reafirmado la intención prioritaria de la Junta de Andalucía de erradicar totalmente esta práctica con el apoyo y cooperación de las corporaciones locales. Según la directora general, «el objetivo de la iniciativa es promover la cooperación entre los municipios, fomentando la implicación de la población local, de los propietarios y trabajadores de fincas, cazadores, agricultores, ganaderos y todos los que, de una forma u otra, están vinculados a nuestros montes».

De este modo, la Junta de Andalucía crea un «frente común» que permitirá potenciar los conocimientos para combatir la perniciosa realidad de los venenos y sus devastadores efectos sobre la naturaleza; todo ello a través de la formación, el apoyo técnico y el asesoramiento especializado. Además, esta red se configura como una plataforma idónea para promover la necesaria sensibilización entre los habitantes de los municipios firmantes.

Martín, quien ha insistido en calificar esta iniciativa como «un paso muy importante en la lucha común contra los venenos», ha asegurado que la administración andaluza lleva muchos años trabajando para erradicar totalmente esta práctica ilegal, algo que en los últimos años está registrando datos esperanzadores. En este sentido, en 2004 se puso en marcha la Estrategia Andaluza contra el Uso de Cebos Envenenados, programa que en 2006 empezó a cosechar resultados muy positivos con una reducción del 30 por ciento en la detección de sustancias prohibidas. Esta tendencia decreciente en la localización de venenos, confirmada en el primer trimestre de 2008, se produce a pesar del incremento exponencial de las inspecciones realizadas anualmente, lo cual incita a pensar en un descenso real de su empleo.

Para Martín, la disminución no es algo casual, sino que responde al esfuerzo disuasivo y de control desarrollado. «En esa labor han contribuido de forma decidida iniciativas como la creación de una unidad canina especializada en la detección de estos cebos, que ha permitido descubrir cerca de 700 casos de cebos tóxicos; el aumento de las inspecciones preventivas y de las acciones de sensibilización; la formación de los agentes de medio ambiente y la dotación de material para la obtención de pruebas», ha asegurado.

Otro de los hitos importantes para la erradicación de esta práctica, tipificada como delito según el Código Penal, está relacionado con la labor de la Justicia: en los últimos años se han producido las primeras cinco sentencias condenatorias por este motivo. Además, en Andalucía esta situación se ve reforzada a través de la Ley de Flora y Fauna, que contempla la retirada del uso y aprovechamientos en los cotos y fincas en los que se detectan estos cebos, medida ya adoptada por la Junta de Andalucía con la apertura de varios de expedientes sancionadores en distintos puntos de la comunidad autónoma.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.