Vídeo

Dos machos monteses resolviendo sus diferencias en época de celo

Dos machos monteses luchan en la época de celo ajenos a la presencia de los que las graban. Presentan claras muestras de agotamiento ya que probablemente su contienda haya durado horas.


 machos monteses lucha
machos monteses lucha

Usan sus cuernas para atacarse en un espacio reducido entre los riscos de esta montaña. Da la sensación de que pueden despeñarse por las rocas en cualquiera de sus acometidas.

Intentan chocar sus cornamentas, pero, al no ser posible, se centran en empujarse el uno al otro en cualquier parte del cuerpo del contendiente.

Época de celo del macho montés

Desde noviembre y hasta enero se prolonga la época de celo en las cabras montesas. Cuando chocan sus cuernas resuena en nuestras sierras, siendo lo más característico de esta época los duros y violentos combates entre los machos para echar del territorio a los competidores y poder así transmitir sus genes.

La gestación de las hembras dura unos cinco meses, produciéndose los partos, que normalmente serán de una o dos crías, entre los meses de abril a julio.

La cabra montés o Capra Pyrenaica habita en cotas de entre 500 y 2.500 metros, pudiendo llegar hasta los 3.000 metros en verano, en función de la climatología y de donde se encuentren sus fuentes de alimento.

Hay poblaciones estables de esta especie en lugares como la Sierra de Gredos (Ávila), Puertos de Tortosa-Beceite (Cataluña), en la sierra madrileña, en Sierra Nevada, en la serranía de Ronda, en el Parque de Grazalema…

Comparte este artículo
Autor: 
  
23490 0

Publicidad