Reportajes

Dark Timber de AlpsOutdoorZ

Una mochila hecha para cazar

Perteneciente a la amplia serie de mochilas de caza del fabricante AlpsOutdoorZ, resulta ideal para los viajes y aventuras cinegéticas.

CdC

11/05/2018 - 4963 lecturas

«Todos los apartados de esta mochila son de fácil y rápido acceso»

«Sus correas regulables consiguen que esta mochila sea cómoda»

Su tamaño, su peso, de apenas 1000 gramos, y su capacidad, de 37 litros, la hacen ideal y práctica para jornadas camperas de un día.

Dispone de un compartimento principal amplio, adaptado además para llevar una bolsa de hidratación, lo que nos permite beber sin necesidad de interrumpir nuestra marcha. La mochila Dark Timber incorpora en el apartado interior dos separadores ideales para guardar accesorios y documentación de manera ordenada y segura. En el exterior posee dos bolsillos centrales con cremallera y dos laterales de malla, con correas de sujeción, para mantener organizado y seguro todo nuestro equipo. Todos los apartados son de fácil y rápido acceso.

Extrema comodidad

Cabe destacar su comodidad, ya que lleva incorporado un acolchado traspirable en las zonas más sensibles, como la dorsal, la lumbar y los hombros.

Sus correas regulables a la cintura y al pecho consiguen que esta mochila sea cómoda, a la par que práctica, para largas jornadas en el campo, incluso en las condiciones más extremas, repartiendo el peso tanto en los hombros, como en la zona abdominal y pectoral. Esto beneficia nuestro equilibrio y permite libertad de movimientos.

Tejido de máxima versatilidad

Su patrón de camuflaje RealtreeXtra, llamado así por su extrema efectividad de imitación al campo, usa una tecnología de impresión patentada con capas de elementos de primer plano nítidos, troncos de árboles, ramas y hojas pequeñas y grandes, sobre un fondo abierto muy suave. Este nuevo camuflaje se mimetiza perfectamente durante todo el año con la naturaleza en una gran variedad de hábitats, lo que lo convierte en un complemento perfecto para el rececho.

Este versátil camo está cepillado, lo que se traduce en una textura anti-ruido, a lo que se suma el efecto perlante del tejido, que permite que el agua se deslice por su superficie sin absorberla.

Hemos realizado la prueba durante dos días de rececho en Burgos tras los corzos, con llovizna persistente, y el interior no se humedeció.