Louis M. Puértolas, Responsable de la AFACCC 65

«En las sueltas es donde se ven los verdaderos perros de rastro»

Louis Puértolas es el responsable de AFACCC 65 (Asociación Francesa de Cazadores con Perros de Rastro), juez de rastro y una persona de peso en lo referente a los perros de rastro. Gracias al Club del Sabueso Español, Galicia Cinexética tuvo la oportunidad de conocerlo y no quiso perder la ocasión de saber un poco más sobre los perros de rastro en la vecina Francia.

Entrevista publicada en el número de octubre de Galicia Cinexética

—¿Qué es la AFACCC?

—Es una Asociación Francesa de Cazadores para la defensa de la caza con perros de rastro. Esta asociación se divide en departamentos o regiones francesas y la 65 es la que esta en los Pirineos a la altura de Huesca y de la que yo soy el responsable.

—¿Cuál es el objetivo primordial por el que nace la AFACCC?

—Tiene un único objetivo esencial que no es otro que la defensa de la caza con perros de rastro. Como ya sabrás en Inglaterra a la Venerie que es la caza a caballo solo les dejan cazar el conejo y la rata.

Eso ya ha sucedido y nosotros para evitar esto hemos decidido crear esta asociación para luchar por la defensa de la caza con perros de rastro. En Francia ya hubo algúnos que otros políticos que intentaron retirar ‘La Veneríe’ de la actividad cinegética de la sociedad. Si no nos unimos y hacemos fuerza podemos perder nuestra actividad, en algunas zonas de Francia esto no es un hecho si no que ya es una realidad, se pueden ver carteles ‘perros de rastro prohibidos’.

Y si cae ‘La Veneríe’ que es la madre de nuestra forma de cazar, poco a poco caerán las diferentes variantes de la caza de rastro que se practican en Europa. Por eso nos juntamos y pelearemos por ello, por ahora sólo somos 9.000 socios y esperamos ser muchos más y así hacer mayor fuerza.

También sería interesante que los cazadores españoles se den cuenta de este problema.

—¿Cuál es el motivo de tu visita a Galicia?

—En uno de los muchos cursos de jueces de rastro que organizamos en Francia conocí a Sergio Moirón, presidente del Club del Sabueso Español, allí charlamos y me invitó a que viniera a alguna de las pruebas de rastro que organiza aquí en Galicia. Y aquí estoy.

—¿Qué valoración hace de esta prueba celebrada en A Fonsagrada por el Club del Sabueso Español con perros atraillados sobre jabali salvaje?

—Me gustó mucho la prueba, en algunas zonas de Francia ya se empiezan a utilizar la misma metodología que se emplea aquí para las pruebas de rastro atraillado.

La elevada densidad de jabalí es un serio problema en Francia

El único pero que le veo a la prueba y que tiene difícil solución es que un participante puede trabajar en un rastro muy diferente de otro participante y eso también dificulta el trabajo del juez. Cada participante aquí tiene un rastro diferente y los puede haber con una antigüedad de 3 o 4 horas y otros de 12 o 14. Creo que se debería intentar meter más perros en un mismo rastro para que la cosa fuera más homogénea, aunque soy consciente de que en estos montes, esto es realmente complicado.

Las pruebas de rastro con caza salvaje son así…

—¿Qué valoración hace del Sabueso Español?

—Me parece una raza de perros muy apta para la caza al rastro y creo que están salvando a este tipo de perros. No soy la persona más adecuada para hacer estas valoraciones, estas las deberían hacer las personas más puristas de las razas de perros porque yo tengo otra mentalidad a la hora de valorar un perro.

—¿Nos puede explicar a qué se refiere con la expresión ‘tengo otra mentalidad a la hora de valorar un perro de rastro’?

—En las diferentes pruebas de rastro que organizamos en Francia, nunca nos preocupamos de la posesión o no de los pedigríes, inscripciones, etc. de los perros participantes, a nosotros nos valen todo tipo de perros sin mirar su morfología. Nosotros en lo que nos tenemos que fijar es en valorar a este perro rastreando y cazando, y en sus cualidades tanto naturales como inducidas por el aprendizaje. En definitiva yo no me acabo de creer lo de las razas puras, lo de los pedigríes, etc.

La única valoración que puedo hacer yo a nivel personal del aspecto físico de un perro o una jauría es su fisionomía para la caza. Me explico, que tenga unas cualidades físicas aptas para la caza, por ejemplo, en el caso de una jauría, nos fijaríamos que aunque fueran perros de distintas razas o cruces miraríamos que fueran más o menos del mismo tamaño para que no se desestructuren en las persecuciones. No es lo mismo una jauría compuesta por 6 perros del mismo tamaño y semejantes a otra jauría con perros de distintas envergaduras.

—Cuéntenos cómo es alguna de estas pruebas que organiza dicha asociación.

—Hacemos unas pruebas semejantes a estas con perros atados. La diferencia con respecto a esta es que nosotros el rastro también es salvaje pero echo de distinto modo. Durante la temporada de caza, se recogen las pieles y pezuñas de jabalíes abatidos y se congelan. Cuando organizamos la prueba sacamos las pieles y pezuñas del congelador y se le ponen en los pies a las personas que van a hacer el rastro. Estas personas recorren un kilómetro por el monte con la piel y pezuñas en los pies y van dejando el rastro en la maleza.

Después cada perro dispone de un tiempo y un espacio de rastro para demostrar sus cualidades para el rastreo.

Esta metodología como en todas tiene ventajas e inconvenientes, las ventajas es que es rastro salvaje y que todos los perros participan en el mismo tipo de rastro (misma antigüedad).

Como inconveniente, los perros se pueden adaptar a que ese rastro lleve asociado el rastro humano del que lo hace. Y entonces ya no se puede decir de forma segura si el perro sigue el rastro del animal o el de la persona.

Además organizamos pruebas para jaurías sobre liebre, conejo, jabalí, corzo y zorro, empezando por pruebas regionales para acabar en una final nacional.

Las jaurías se componen entre 4 y 10 perros y son juzgados por 4 jueces FACCC.

Asimismo, se organizan pruebas femeninas, con el fin de introducir a la mujer en la caza con perros de rastro y así poder disfrutar de nuestras familias.

En lo tocante a nuestra AFACCC, intervenimos en todas las fiestas de la caza y en particular en el medio escolar para mostrar a los niños el perro y explicarles su origen y su uso a través de los siglos. Es un modo de atraer a la juventud cara a la caza cuya población se está envejeciendo.

—¿Cómo está la caza del jabalí en Francia?

—En Francia nos encontramos con un grave problema y es que tenemos una densidad muy elevada de jabalí. La gente en determinadas zonas utiliza el método del rastreo para localizar los jabalíes en pequeñas extensiones de matorrales y en otras comarcas se hacen sueltas de jaurías en lugares extensos y querenciosos para estos animales.

Ma gustan las sueltas de jaurías en extensas comarcas de bosque

Cada comarca de caza es distinta, supongo que aquí pasa lo mismo, habrá zonas en que se tendrá que cazar de una u otra forma, usando o no la cuerda. Bajo mi modesta opinión y gusto a mi no me agrada la caza con perros de cuerda en donde se localizan los jabalíes en pequeños espacios de terreno y las sueltas son muy cortas.

Para mí, la gente que hace esto dice que tiene perros de rastro y lo que tiene verdaderamente es perros con los que hace el rastro, ya que le busca rastros calientes al perro y de algún modo lo está conduciendo al matorral y buscando el aplace lo más rápido posible. De esta forma el perro no rastrea.

Me gusta más el método de sueltas de perros o jaurías en comarcas extensas en la cual los perros tengan que entrar al monte, buscar el rastro, cogerlo y rastrear durante un importante intervalo de tiempo hasta que lleguen al encame, los levanten y los persigan durante un tiempo considerable. Bajo mi punto de vista creo que esto es un verdadero perro de rastro. Esto con una densidad alta de jabalí es muy difícil y es un problema.