Un viejo amigo mío, el doctor Carlo Peroni, presidente de ANPAM, la patronal italiana de la armería y más tarde presidente del World Forum, en unas conversaciones sobre nuestras propuestas que luego formaron parte de la Directiva de Armas y en el que estábamos presentes las patronales europeas de armas , nervioso, ante el cariz intervencionista de ciertos proyectos de la normativa europea, me dijo: "Pedro, en lo que te estás equivocando es en que no es lo mismo la administración del norte que la administración del sur". Me hablaba desde la experiencia y después de sufrir, en sus propias carnes, cómo normas aparentemente sensatas se volvían en auténticamente kafkianas en manos de funcionarios "del sur".