Solitario

24 may. 2013 13:58

5 comentarios
2.988 lecturas

¿Por qué se prohíbe cazar en Parques Nacionales?

El Director General de Parques Nacionales de Sudáfrica ha sido recientemente atacado por grupos ecologistas por permitir la caza en los Parques Nacionales (desde la aprobación de la Ley de Áreas Protegidas de 2003, de hecho, toda captura está prohibida). Me parece interesante reproducir la carta que envió a los medios en respuesta.

Ley de Áreas Protegidas de Sudáfrica de Daños a la Vida Silvestre y Hábitats
por John J. Jackson III, Director y Presidente del Cuerpo de Conservación

Durante la época del apartheid en Sudáfrica, el Parque Nacional de Pilanesberg en Bophuthatswana obtenía la mayor parte de sus ingresos gracias a la caza. El parque, en esos días, tenía 200 rinocerontes blancos, y aproximadamente 20 eran cazados o capturados cada año. Diez machos eran cobrados por los cazadores internacionales que pagaban fuertes sumas por las licencias, y los otros 10 (de ambos sexos) eran capturados y vendidos a ranchos de caza. Los 10 rinocerontes blancos que se cazaban eran la pieza principal del paquete de caza (compuesto por un rinoceronte blanco, y alrededor de otras 10 especies), y estos paquetes aumentaban el valor de la cacería (porque muchos cazadores venían a cazar exclusivamente el rino y no cazaban el resto del paquete). Los ingresos por la caza (con muy pocos gastos) de diez cazadores equivalían a los ingresos obtenidos a las visitas de 57.000 turistas en vehículos (con unos gastos generales enormes).

Cuando el apartheid colapsó y Sudáfrica se hizo cargo de Bophuthatswana de nuevo, la población de rinocerontes se redujo; se trajeron más elefantes, y se introdujeron leones y licaones; y se prohibió la caza. La nueva administración quería tener los cinco grandes a cualquier precio… para el turismo. Los leones se comían a los búfalos (búfalos libres de fiebre aftosa y de fiebre de la costa –teileriosis–) que entonces se vendían a los ranchos de caza a 250.000 rands cada uno. Y el parque comenzó a degradarse inmediatamente. Los elefantes (que en años pasados eran sólo visitantes estacionales del parque) –ahora figura permanente– causaron la extinción local del árbol de la marula y del aloe del Cabo en el parque; aclararon el matorral y el bosque considerablemente (en detrimento de una población saludable de rinocerontes negros –especie ramoneadora–) y redujeron los dormideros y lugares de cría para el bufago de pico rojo –el picabueyes– (quedando las hojas muertas colgando de las copas de los bosques de aloes del Cabo que una vez existieron allí). Los picabueyes son los mejores aliados de los animales contra la enfermedad, ya que los mantienen libres de garrapatas (el mayor vector de la enfermedad, en cualquier reserva de caza. Todo esto ocurrió justo después de que yo renunciara a mi puesto como director del consejo de administración del Parque Nacional de Bophuthatswana. Así que ¡todo lo que brilla no es oro! Creo que el secreto para la supervivencia de los parques nacionales de África es integrar las necesidades del parque nacional con las necesidades de los vecinos rurales del parque, y la caza en el parque nacional debe ser la columna vertebral de su gestión… y esto viene de alguien cuya alma, durante 53 años, se ha impregnado del espíritu de los Parques Nacionales.


John J. Jackson, III
Conservation Force - A Force For Wildlife Conservation, Wild Places And Our Way Of Life
cf@conservationforce.org
www.conservationforce.org


Quien lo dice es un gestor de Parques Nacionales, que ha trabajado en ellos 53 años. ¿Alguien piensa que es mejor para un espacio natural, que sea visitado por 10 o 20 cazadores en vez de por 57.000 o 114.000? ¿Tiene el mismo impacto en las poblaciones una legión de turistas y vehículos en época de reproducción y cría, que un par de docenas de cazadores?

El resultado está a la vista en las áreas protegidas donde se prohibe la caza. Se sigue cazando, pero sin ingresar dinero (llámese control de poblaciones, aumento del furtivismo, etcétera), y seguimos sin saber transmitir a la sociedad que la prohibición de la caza no es que no sirva de nada, sino que es contraproducente para las poblaciones de animales salvajes. Lo dice una persona, John Jackson, que ha dedicado toda su vida a los Parques Nacionales… ¡Algo sabrá!

 

5 comentarios
26 may. 2013 21:15
Enhebrador
Pues con toda probabilidad porque el objetivo, espíritu, esencia, principios y regulación legal escrita de los mismos así lo aconseja, dictamina y promulga...
27 may. 2013 11:37
valhalla
valhalla  
Buenas,

¿está seguro que ese señor es director de parques en Sudafrica?, me parece que no, creo que el director es Mr Hector Mogame, y creo que a este señor lo que le pasa es que antes podía ir a cazar allí y ahora no puede, me parece eh, lo que creo claro es que ese señor no es gestor de parques nacionales tal y como dices.

Saludos
27 may. 2013 18:04
PIKI  
Entre otras cosas porque quien lo decide prefiere dejar las cosas como estan porque los cazadores no hacemos presion explicando al resto de la sociedad que alli se caza ,pero que los nombrados a dedo en vex de decirlo lo esconden bajo la hipocresia del manido control poblacional.
Con ello privan al parque y a la zona de influencia de unos buenos ingresos .
No seria raro que cualquier dia haya una "empresita" que cobrando buen dinero haga el control poblacional .
Nadie esta diciendo que se cace en todos los parques y en toda la superficie hay suficientes dias ,diferentes zonas etc para realizar un uso racional y compatible de las distintas actividades .
ademas hay modalidades de caza como puede ser el rececho con minimo impacto.
Pero es que ademas tengo la opinion que algunos de los autoerigidos en defensores delos P:N lo que quieren es tener alli una especie de parque de atracciones de la naturaleza como coartada mientras se promueve en muchos casos ,con un lucro miope, la degradacion de muchisimos miles de hectareas del interior y la costa de España ,pero eso si en el PN la poblacion local no puede tener colmenas por ejemplo.
Cuesta trabajo entender porque algunos prefieren que mueran miles de animales debilitados sarna como ya ocurrio en Cazorla a que esos mismos animales (en el Nº que los tecnicos determinen adecuado) puedan ser cazados porquien tenga interes y pagando.
Quizas si alguna asociacion de cazadores se hubiese personado con una denuncia por maltrato animal algo se hubiera empezado a mover ,pero claro en ese caso igual no te invitan a cortar la cinta de las exposiciones de caza con aquellos que el interes que tienen por la caza dura lo que dura su nombramiento a dedo.
28 may. 2013 18:19
SOLITARIOEDITO
Tienes razón Valhalla. El artículo se publicó en el World Conservation Force Bulletin, y John Jackson III es el fundador y presidente de Conservation Force. La noticia no recuerdo de donde la recogí y no venía con la firma del director general. Mis disculpas.
Los comentarios realizados en la carta (en cursiva) son de David Mabunda, Chief Executive Officer de SANParks (South Africa National Parks). Hector Magome también pertenece al cuadro de Directores y Jefes de Departamento de SANParks, concretamente es el Managing Executive de Conservation Services.
30 may. 2013 10:02
valhalla
valhalla  
Solitario, que eso es un pequeño error de nombres sin importancia, que en en el fondo del tema creo que este señor tiene razón, mucho mas si hablamos de zonas subdesarrolladas donde estos ingresos con bajo impacto ambiental son mas que necesarios. Saludos
Jos De Grado José De Grado es Ingeniero de Montes, cazador, editor de libros de caza

RSS